Votar de oído. Análisis del resultado de las elecciones en Sagunt

Mi amigo Dani está preocupado porque su hijo tiene un buen dominio de la técnica musical pero le da pereza leer las partituras. Algo así ocurre con el arte de votar. Hay gente purista que lee las partituras y hay quien vota de oído. 

Habla Zygmunt Bauman de que la era postmoderna de sociedad en red se caracteriza por su liquidez. La liquidez es la ausencia de vínculos sólidos entre unidades sociales. La liquidez es una característica típicamente capitalista. El consumo es el paradigma de la liquidez social (comprar, usar, tirar). Esa frivolización de las relaciones sociales (amor sin compromiso por ejemplo) tiene efectos políticos sin duda. La tendencia es votar como cualquier acto de consumo, en base a emociones básicas poco racionalizadas. Digamos que si la política tiene tres dimensiones (ancho, alto y profundo) en la política líquida la profundidad desaparece. Solamente así se puede entender el resultado de las elecciones locales celebradas en Sagunt donde existen muestras suficientes de que una parte cada vez más importante del electorado vota de oído. Nunca lee la partitura.




El resultado general es el mismo de siempre:  una mayoría social de izquierdas en un municipio que son dos pueblos con resultados electorales tan dispares como cualesquiera otros dos. Es dificil analizar el municipio globalmente sin hacer esa salvedad previa. Sagunt es un pueblo más conservador y el Puerto un espacio más urbano y de base obrera. El componente psicosocial sigue siendo muy relevante en la elección de los partidos.

El resultado es bueno ideológicamente porque obliga a pactar -como casi siempre- y ofrece una visión multicolor del mosaico ideológico de la ciudad de Sagunto. La gestión que se haga de eso ya será  otro cantar.

Sin embargo el resultado en concejales es diferente a otras ocasiones. Y de una manera ciertamente asombrosa en algún caso. Algunos de los resultados indican claramente que el elector se acerca a cualquier elección casi de la misma manera y con la misma agenda temática. Le da igual si son estatales, autonómicas o locales. Y sobre todo que sigue siendo un "homo videns" que decide en función de parámetros audiovisuales.

Analicemos cada resultado:

El Partido Popular baja hasta casi la mitad. Evidentemente ese resultado es casi imposible que se haya basado en la gestión local ya que el PP de Sagunt ha sido muy escrupuloso en la gestión. Ha sido capaz de sacar adelante la legislatura con nueve concejales y sin ser muy vistosa también ha conseguido que ningún escándalo saltara a la calle. Una gestión discreta pero sólida y abierta. Trabajo no se les puede negar. Y aunque el líder no tuviera el carisma ni la dialéctica de Castelló el resultado tan estrepitoso solamente se puede entender en clave de castigo a la corrupción y el comportamiento de golfería generalizada en el PP valenciano.

El PSOE se pega un batacazo pero sin embargo mantiene tres concejales. El PSOE había hecho méritos suficientes para desaparecer del mapa en Sagunto. Mantenerse con tres es casi un milagro y solamente se entiende por el voto ciego de siglas.

Compromís se ha convertido en el "partidazo". Ha sido capaz de recoger de todas partes. De los hidalgos saguntinos antiporteños, de los huerfanos del PSOE, de los adheridos al Oltra Connection, de los nacionalistas... Tiene muchísimo mérito ganar las elecciones en Sagunt pero va a tener muchísima dificultad gobernar para tantos afluentes y tan dispares.

Izquierda Unida mejora su resultado de las europeas, obtiene el mejor resultado de las dos últimas décadas en mitad de una caída generalizada con salida de Las Cortes Valencianas y el Ayuntamiento de Valencia incluida. Lo hace con una candidatura totalmente renovada y subidos a lomos del garzonismo y el don de gentes de su candidato.

Iniciativa Porteña es la fuerza más votada en el Puerto. Baja un concejal pero recoge el voto porteñista que siempre ha existido y es variable en función de los ciclos económicos. Se convierte en un lobby para el núcleo porteño aunque la polarización y el aislamiento le restan muchísima capacidad de influencia.

ADN Morvedre.  A los de la marca blanca de Podemos se les desconocen iniciativas municipales, mociones, declaraciones, notas... algo... . Yo diría que ni siquiera se les conoce interés por lo municipal. En las mesas las gente iba buscando a Pablo Iglesias (puede haber nacido una nueva religión) como si se presentara a la alcaldía de todas las ciudades de España. Da igual su bagaje de trabajo o sus propuestas. Quieren que un replicante de Pablo Iglesias sea su representante en cualquier institución.

Ciudadanos también es un partido que presentaba a Albert Rivera a todas las candidaturas de España. El papel de la televisión y resto de medios de comunicación es increíble. Han sido capaces de crear dos partidos (bipartidismo sustituto) en menos de año y medio. La gente vota lo que conoce. Haz que se conozca y la gente lo votará. También se les desconoce alguna iniciativa municipal en los últimos cuatro años, interés presupuestario o alguna campaña de concienciación. A pocos meses de las elecciones se han montado en un caballa ganador... y a ganar.

UPyD sigue la estela del suicidio colectivo al que les ha llevado su líder. La televisión aupó a Rosa Díez para desgastar al PSOE y cuando ha encontrado un sustituto mejor para ese Podemos de derechas que pedía el presidente del Sabadell señor Oliu simplemente lo ha tirado a la papelera de reciclaje.







copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com