Sagunt Slow City

Una de las consignas de la felicidad es el abandono de la velocidad. El tardocapitalismo da sus últimos coletazos intentando que el pedaleo de la bicicleta consumista sea cada vez más rápido por lo que luchar contra la velocidad se convierte en la principal lucha por la felicidad. 
El movimiento "slow" es un movimiento internacional que recoge esa inquietud y la convierte en paradigma ideológico y sinérgico con el planteamiento de la crisis ambiental y la aparición de Internet. Ambas cosas cambian todo el planteamiento de la supervivencia de la especie humana en el planeta Tierra. Básicamente el movimiento "slow" consiste en hacer menos cosas y más despacio. Comer más despacio para disfrutar de la comida, conducir más despacio,  leer más despacio para disfrutar de la lectura, en definitiva vivir más despacio para disfrutar de la vida. 
Todo esto que suena tan grandilocuente en realidad es el reino de lo pequeño, la plaza de las minúsculas. Las microacciones (gente pequeña en lugares pequeños haciendo cosas pequeñas) son la autopista del cambio que debe afrontar nuestra actual estrecha mirada consumocortoplacista. 
El Alcalde de Valencia Joan Ribó (Compromís) ha dejado la velocidad del centro a 30 km/h. Es un buen intento de recuperar la calle para la gente. En los viajes se detecta rápidamente el grado de humanidad de una ciudad en función de la relación entre los vehículos y la gente. En los países menos desarrollados creen que ir en vehículo te dota de una prioridad absoluta sobre todo. En los países más avanzados el peatón recibe un trato exquisito con aceras más amplías y preferencia de paso. 
Sagunt presenta grandes posibilidades porque son las ciudades medianas las que mejor pueden abordar convertirse en slow cities. Sagunt tiene el tamaño ideal y la orografía ideal. Peatonalizar, desviar, ganar espacios para las personas. Hay mucho camino por recorrer. Eso sí, despacio, porque vamos muy lejos. 

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com