Ciudadanos ¿Truco o trato?

Cuando al presidente del Sabadell -señor Oliu- se le escapó que había que crear un Podemos de derechas había alguien en el público apuntando. Y tomó buena nota. 

Una de las grandes ventajas de las élites dirigentes en el tardocapitalismo es que habían perdido el miedo a la subversión. Y Podemos les da miedo porque puede crear un relato disruptivo. Un nuevo enfoque que nos haga girarnos y ver que en realidad son sombras que proyectan los de detrás. Ese poder disruptivo de un relato continuado y gestado durante siglos de una gran España que pasa por momentos difíciles (eternamente) les da miedo.

Podemos pone en dificultades el mantenimiento del rebaño. El pastor de la economía observa con preocupación cómo el rebaño empieza a buscar pastos nuevos donde nunca había ido y necesita un perro nuevo, con un nuevo tono, con un nuevo pelaje, con un collar distinto pero que, al fin y al cabo, mantenga el rebaño dentro de la cerca. Necesitan ovejas que consuman sus propios pastos y no pastos nuevos.

Ciudadanos nace para cambiar todo lo que se puede cambiar sin llegar a cambiar nada de fondo. La historia de El Gatopardo se repite. Ciudadanos se presenta como el cambio sensato con ese halo de juventud y entusiasmo reformista de todo lo que se pueda reformar sin tocar lo importante.

Esa decisión popular de crear un multipartidismo a nivel estatal (Catalunya y Euskadi ya lo tenían) debe ser abortada. Para ello hay que crear un partido central con careta socioliberal. Social en lo moral y liberal en lo económico. Un partido que caiga cada vez de un lado de la balanza del bipartidismo. El tripartidismo como única opción final de mantener el bipartidismo para que la cosa no se desmadre hacia el multipartidismo. Un partido que garantice que pasen cosas pero que no afecten a la raíz. Y la raíz es que la élite dirigente no quiere solamente ganar el juego. Lo que quiere es que no cambien las reglas porque las reglas son las trampas. Y garantizan que siempre ganen los mismos.

Ciudadanos ¿Truco o trato? Ciudadanos toca a tu puerta disfrazados de guays, de política de vaqueros, de reformistas pero sin pasarse, de centralistas ante unas autonomías desbaratadas, de multilingües que hablan una sola lengua. Si quieres dales unas golosinas. El voto hay que pensarlo en otras claves. 

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com