La rebelión de los pijos

Cada acción conlleva una reacción. La ampliación de la franquicia de Ciudadanos es la rebelión de los pijos contra Podemos. El Regimen del 78 se había oxidado con el poder. El dinero genera inmovilismo. Solamente hay movimiento donde existen necesidades insatisfechas. Así que los pijos se han rebelado contra la rebelión de Podemos. No hay más que observar su atuendo para saber que son la nueva aristocracia. Los conozco desde que los ví por primera vez en la universidad. Yo venía de un pueblo obrero y ellos, como el dinosaurio en el cuento de Augusto Monterroso, aún estaban ahí.
Desde entonces los he observado como ellos me observaban a mí desde las aceras en cada manifestación. Mirándoles a los ojos directamente. Son los mismos que ejercen su derecho a trabajar precisamente el día de cada huelga general. Los mismos que creen que nada sirve de nada porque es lo que hay. Los mismos que creen que crecen exclusivamente por méritos propios. Son los que protestan más cuando se quedan sin wifi que cuando se quedan sin recetas. Los que trabajan de sol a sol para llevar a sus hijos a colegios en inglés y acaban por no tener ni tiempo ni capacidad lingüística para compartir ninguna tarea con ellos. Intentan comprar un futuro sin saber que el futuro no existe. 
Se esconden en una nueva marca cuando les caduca la patente pero siguen siendo un Petit Suisse de fresa. Ahora se llaman Ciudadanos. La nueva marca blanca de galletas que solo cambia el envoltorio pero sigue teniendo el mismo sabor. 
Es la rebelión de los pijos, su mayo pero del 78. Un ejercicio de maquillaje ante la manifiesta inutilidad del Partido Popular para controlar la situación. Los decoradores democráticos, los reformistas guays, los comunity manager de tu nueva red social, los relaciones públicas del nuevo garito de moda. Los high heels del estadismo. El Beverly Hills constitucional. Una sacudida reformista de Mel Rose Place. El bodypump electoral. Los compradores del dominio sentidocomun.es. Una enorme franquicia de wedding planners del bipartidismo. El mashup del facha de toda la vida con el postmodernismo hipster del cambio tranquilo. La revolucion de Armani. Se acabó el invierno del PP. Ya es primavera en Ciudadanos. 

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com