Ciudadanos, the Spanish Dream

La personificación de la política forma parte de una estrategia de espectacularización de la política. No dejamos de ver políticos que acuden a cualquier ventana a la que asomarse donde no haya preguntas incómodas y los mecanismos de identificación básicos de las neuronas espejo funcionen. 
Se trata de forjar una identificación con el candidato convirtiéndolo en el árbol que tapa el bosque. No es que la televisión tenga esa estrategia, es que la televisión no puede tener otra estrategia porque vive de eso y cuánta más política se televisa más se convierte en un circo. De hecho el circo es inherente al fenómeno televisivo y su esclavitud de la imagen. 
Así pues, los aparatos comunicativos de cada partido han explotado sus posibilidades de identificación con el electorado en claves que van más allá del mundo de las ideas y se adentran en modelos de vida. Ways of life. 
En ese tipo de tablero de juego Ciudadanos tiene todas las de ganar. Durante estas década de crisis no sólo pasaba lo que se veía. También pasaba lo que no se veía. España ha acrecentado la desigualdad y  eso genera una amplia capa baja pero también un segmento social pujante. Suben en función de que los otros bajan aunque en realidad están igual. La España de hoy funciona como una autopista de dos carriles. Por una van los que tienen trabajo y por tanto dinero. Por el otro carril andan los que no tienen trabajo (fijo) ni dinero (fijo). Estos segundos se debaten entre la división aspiracionista (voy a votar a quien me gustaría ser) o la división abstencionista. Los que manejan el cotarro son los del carril rápido con sus colegios pijos, estudios pijos, despachos pijos y coches pijos. Es la historia de siempre. La nueva burguesía quiere acceder al poder pero sin pasarse de frenada para seguir con la estafa piramidal del consumismo extremo. La izquierda hipster tiene su nicho. Un nicho muy confortable por cierto. 
Garantizan que reformaran todo excepto lo que no se debe reformar. Básicamente esta es la segunda parte de la peli de la transición. Toquen ustedes todo lo que quieran excepto lo que no se podía tocar. La agenda oculta es más que evidente. 
La rebelión de los pijos ya está aquí. A los pijos el PP ya no les sirve. A las grandes corporaciones tampoco. Son torpes y viejos. Sin embargo, Ciudadanos sí que representa el auténtico y actual Spanish Dream. Yo de mayor querría ser Albert Rivera. Lástima que ya sea mayor. 

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com