¿Cómo sobrevivir a la banca salvaje?

La banca se ha convertido en una jungla financiera. La desaparición de la mayor parte de la banca social (Cajas de Ahorro) ha hecho más díficil sobrevivir para los clientes más vulnerables. La banca salvaje es ya la moneda de uso corriente en España tras el proceso de fusiones. Una banca salvaje que sitúa al cliente como una presa a la que atacar por sus depredadores comerciales. 



Sin embargo, es posible sobrevivir a la banca salvaje siguiendo unos consejos elementales de supervivencia: 

  • Precaución y vigilancia ante el interlocutor. En la banca salvaje no hay amigos. Los empleados de banca trabajan para el banco. Reciben muchas presiones para colocar los productos que más interesa al banco por su margen de beneficio. Si le llaman a casa para ofrecerle un producto piense que lo más probable es que ese empleado haya sido obligado a hacerlo bajo pena de castigo o ofreciéndole un "premio" si consigue vendérselo. 
  • No compre nada que no necesite. Sea un consumidor activo. La banca salvaje intentara hacerle creer que necesita más cosas de las que realmente necesita. Incluso le dejará el dinero para comprar algo que no necesita. Piense qué producto necesita y compare al menos en tres entidades. El 80% de los clientes bancarios lo único que necesitan es una cuenta, domiciliaciones de recibos, una tarjeta de débito (no de crédito) y saber donde colocar unos pocos ahorros. 
  • No ceda a chantajes de productos no financieros adosados en pack. La banca salvaje tiene la costumbre de obligar al cliente a contratar productos que no son obligatorios. Se trata básicamente de seguros aunque también han aparecido otros productos. Es una mala praxis bancaria que no debe aceptar. Si necesita un seguro contratelo con la mejor oferta. No hay ninguna obligación legal al respecto. Si un banco le condiciona la concesión de un crédito a la contratación de otros productos no se fíe de ese banco ni de esa transacción. Conceder crédito en base a las contraprestaciones es una mala praxis bancaria. 
  • Concentrar o diversificar. Los costes y comisiones bancarias van a seguir subiendo y van a ser muy semejantes dentro del oligopolio. Solamente fuera del oligopolio (entidades pequeñas y de orientación más social o ética) podrá encontrar soluciones más baratas. Si los costes de ser cliente cada vez son más altos una solución puede ser tener una sola cuenta. Tener una sola cuenta donde concentrar nuestros productos financieros permite abaratar muchos costes. Sin embargo, tener una sola cuenta nos deja a merced de un solo depredador y su insistencia comercial. Otra posibilidad es diversificar en varios bancos. Para que esa posibilidad no sea muy cara hay que acudir a bancos virtuales. Los bancos virtuales hacen buenas ofertas de captación y evitan las comisiones. Teniendo varios bancos y haciendo traspasos y comparativas de ofertas es fácil incluso ganar dinero en lugar de perderlo vía comisiones. 
  • Sea infiel o muy fiel. La captación se prima más que la fidelidad a un banco. Al igual que las compañias de telecomunicaciones la banca salvaje busca constantemente carne fresca. Para ello hacen constantemente campañas de captación. Aprovechar esas campañas de captación le puede reportar muchos beneficios. Pero fíjese bien en las "permanencias" y requisitos. También puede concentrar todo en un único banco y permanecer en él siempre que eso le reporte una reducción muy grande de las comisiones. 
  • Lea, fórmese y fíjese bien en las condiciones y busque asesoramiento externo imparcial. Si no entiende algo, no lo contrate. Si no entiende nada busque alguien que le ayude (Civisbanca le puede ayudar en eso). El analfabetismo financiero le puede hacer mucho daño. Con un pequeño esfuerzo puede ganar mucho dinero. Busque algún programa de educación financiera básica o algún libro o publicación que le asista. 
  • Regatee como si fuera un mercado. Al igual que las compañías de móvil la banca salvaje está acostumbrada al regateo. Los depredadores comerciales ya están acostumbrados a individualizar las ofertas. Si usted no llora no mamara. Si no desea entrar en ese tipo de juego tendrá que buscar asesoramiento para que negocien por usted o simplemente evitar cualquier negociación acudiendo a la banca virtual donde todo es más frío.  

Con estos consejos básicos usted podrá sobrevivir de manera razonable ante los depredadores comerciales de la banca salvaje pero nuestro consejo más importante siempre será que acuda a la banca social, ética y alternativa donde se sentirá atendido todavía como una persona-cliente y no como una presa fácil a expoliar y además contribuirá a que su entorno sea menos tóxico desde el punto de vista financiero. 


copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com