El neoterrorismo en Europa

El terrorismo pertenece a su tiempo y se entronca con su época por osmosis. El nuevo terrorismo se imbrica con su época y por eso es todavía más desconcertante y dificil de controlar, reprimir y prevenir. 

El atentado de las Torres Gemelas fue reivindicado por Al Qaeda que se constituía en una marca transnacional, una especie de franquicia bajo imagen corporativa semejante que actuaba de manera convergente pero no coordinada. Era precisamente la época del asalto de las corporaciones a los estados nacionales y su soberanía. La época en la que las franquicias de denominador común superficial y gestión autónoma emergían como modelo a seguir.

El neoterrorismo tiene mucho de neoliberalismo como ideología de supraestructura marxista más allá incluso de la religión. El Estado Islámico parece haber perdido la capacidad de ofrecer un terrorismo clásico organizado en grupo llevando la guerra a Europa como venganza. De la guerra ha pasado a la guerrilla y de la guerrilla al loco solitario con apropiación conceptual.

Europa no está acostumbrada a un terorrismo de desesperanza. Los grupos terroristas europeos estaban construidos sobre la esperanza de construcción nacional o ideológica. Sea esta una esperanza negra o blanca, ETA o el IRA usaban el terror como un arma de esperanza y lucha. Ese era su punto de partida, una utopía futura por la que luchar e incluso matar. Querían matar pero no morir siguiendo un instinto humano de llegar hasta esa utopía ideológica que alimentaba su lucha. En ese contexto, después se fabricaba el consenso mundial sobre si era un "ejército rebelde", una "guerrilla de salvación", un "grupo opositor" o un "grupo terrorista" en función de las necesidades políticas y de las evoluciones ciudadanas. Suponía una violencia instrumental que espera una estación de llegada. Sin embargo, el neoterrorismo parte de la desesperanza. Su mística se construye desde la desesperación del que no tiene nada que perder y quiere ganar una especie de gloria narcisista propia del postmodernismo líquido.

No estamos preparados para quien está dispuesto a perderlo todo; hasta la vida. Nuestras fuerzas de seguridad parten de la idea de que un ser humano puede querer matar pero no querrá morir. Su entrenamiento y su conocimiento parten de ese axioma. Así afrontamos el neoterrorismo machista con esquemas de asombro. O el neoterrorismo yihadista con la misma idea de protección y control de acciones coordinadas.

Ahora un simple volantazo puede convertirse en un atentado. Cualquier instrumento es un arma. Un camión, un hacha, un cuchillo, un coche. Pretender controlar esa situación mediante métodos clásicos de control es imposible. En una época narcisista con millones de espejos en redes sociales cualquier loco puede tener sed de gloria. Morir con una mística puede ser una locura pero para un loco la locura es la normalidad. Captar atención es una enfermedad de nuestro tiempo. Entender eso es clave para gestionar el neoterrorismo. Su intención es doble. Captar atención y generar miedo. Y el miedo es útil para los poderosos. Es su arma básica de control de pensamiento.

El neoterrorismo es el Factor X macabro del horror y la tragedia. Cualquier loco puede subirse al pódium y adherirse a una causa. Si alguien piensa que la locura es importada se equivoca. La segunda generación fruto de una inmigración asentada padece serios problemas de identidad y agregación. El automatismo destruye la base de la pirámide productiva y entonces surge una subasta de la miseria. Ese es el espacio donde la ultraderecha y el terrorismo crecen en dos lados del mismo muro. Los muros siempre crean un nosotros y un ellos. Es ahí donde jóvenes y adultos desnortados intentan construir una identidad nueva en la que la exclusión del territorio de acogida juega a favor o en contra.

Un loco solitario, autóctono y autoodiado que construye una mística de salvación por exclusión en su espacio de convivencia. El resto es comunicación ideológica de un fascismo religioso que compra espacios publicitarios gratis.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com