OCTA. Adolescentes y pantallas. Las reglas del juego.

El lunes pude asistir a las jornadas organizadas por OCTA sobre adolescentes y pantallas hacia unas reglas del juego. Las jornadas fueron en el Congreso de los Diputados (mi primera vez allí). Ya el escenario supone una manera de comunicar algo. Que este tema acuda al Congreso pero lo haga a una sala colateral es indicativo de la importancia que le quieren dar unos (básicamente Rosana Pastor Diputada valenciana de Unidos Podemos y socia de Acicom que ha sido la gran "facilitadora política" de las jornadas) y la importancia relativa que le otorgan otros. Estas dos posiciones: la visibilizadora y la relativista estuvieron presentes a lo largo de toda la jornada y ya lo estaban en el título ("Las reglas del juego"). Con esto ya nos podemos hacer una primera pregunta: Deben existir unas reglas del juego? Es decir, regulamos el fenómeno de las pantallas o hacemos como que no está pasando nada? 




Las pantallas son hoy en día el mayor espacio de lucha de poder y de conflicto ideológico. Entendamos ideología como una cosmovisión del mundo y no un corto recorrido de siglas. La lucha por invadir las mentes de una audiencia masiva de los mass media han dado paso a un conjunto de pantallas individualizadas con lo que el Gran Hermano de cualquier espectro ideológico (especialmente empresarial) puede llegar incluso a las mentes más vulnerables (los bebes) a través de una pantalla facilitada por sus padres y sin mediadores ni control ninguno.

Esta situación de vulnerabilidad extrema es nueva y nos tiene bloqueados. Las pantallas nos invaden y no sabemos muy bien qué hacer. En esa ola de la historia intentamos hacer surfing como podemos. Las jornadas fueron una buena muestra de todas las perspectivas y pinceladas que podrían darse, desde el ámbito médico y psicológico hasta el ámbito político o el puro ocio. Unas jornadas de unas pocas horas dificilmente pueden abarcar un tema de habitat nuevo como es éste.

Las jornadas empezaron con un@s niñ@s y adolescentes que- bajo mi punto de vista- ofrecieron un testimonio aprendido para gustar a los adultos. Lxs adolescentes como otras especies no se comunican en cautividad, con lo que confinarlos en un espacio adulto supone aceptar que van a intentar escapar diciendo lo que sea. Así explicaron cosas tan inverosímiles como que usan las pantallas unos treinta minutos y que las usan para estudiar. Casi ninguno menciono la comunicación social. Supongo que porque no consideran esas herramientas como pantalla o tecnología. La pantalla en ese caso es invisible. Trabajo con adolescentes y sé que en libertad hacen y dicen otras cosas de la misma manera que he aprendido que las diferencias entre adultos y adolescentes en cuestiones tecnológicas son las mismas diferencias entre adultos y adolescentes en cualquier otro ámbito. Hay adolescentes sin Instagram voluntariamente de la misma manera que hay adultos sin Whatsapp. En este tsunami tecnológico los adultos tenemos la misma experiencia que ellos: ninguna. Ni siquiera creo en los nativos digitales dada su amplia ignorancia en cuestiones básicas como las características de un móvil.

Superada la fase de testimonio controlado entramos en la fase política donde, como presunto especialista en comunicación política,  fue relativamente curioso comprobar cómo las diferentes ideologías afrontan el tsunami de pantallas. La representante del Partido Popular focalizó su intervención en la regulación legislativa especialmente en materia de delitos y seguridad (como si las pantallas fueran un tema policial). Ese es su gran elefante de Lakoff -la seguridad- porque el miedo es su impulsor básico. Ciudadanos estuvo representado por alguien que sabe del medio: Felisuco para aclararnos, quien acudió a la actitud liberal de "esto es lo que hay y lo que habrá" para después intentar señalar un cauce basado en el positivismo de las oportunidades. No está mal aunque bajo mi punto de vista es una lectura parcial y corta. Finalmente, la izquierda y sus dos vertientes. El representante socialista fue buen analista en el planteamiento del problema aunque sus soluciones fueron tan abstractas que se quedaron en poesia estratégica. Y la izquierda de la izquierda de Unidos Podemos -con la facilitadora Rosana Pastor- hizo el planteamiento más intervencionista, global y complejo. Las tres características básicas de la izquierda que son las que más dificultan su permeabilidad. El cambio de acción, simultáneo y global y profundo y complejo. Igual es justo lo que la pereza intelectual innata a la masa le apetece menos.

En el juego posterior de expertos e ideas lamento no poder ofrecer nombres. Mi memoria para las ideas es inversamente proporcional a la memoria de los nombres. Y cuando recuerdo ideas y nombres no recuerdo sus vectores de relación. Y mi escasez actual de tiempo me obliga a ofrecer una simple acumulación tumultuaria de ideas sin estructurar. Aunque quizá sea esa la clave del momento tecnológico: estamos trabajando en ello y no sabemos muy bien todavía cómo.

Expongo algunas ideas que fueron mencionadas y mis aportaciones al respecto que no pude hacer en la jornada:


  • Dualidad entre lo real y lo virtual. Las nuevas generaciones no conciben ninguna diferencia entre lo real y lo virtual. Todo es real. Es real una partida de videojuego con un alemán y es real una conversación de instagram con una italiana. Todo es real. 
  • La tecnologia como herramienta. Es cierto que la tecnología es una herramienta y que depende del uso que se le dé, pero también es verdad que los usos alternativos dependen de la herramienta. Uno de los clásicos refranes españoles dice que cuando tienes un martillo en la mano todo parecen clavos y ese sería un importante referente para entender las pantallas. Las pantallas y sus contenidos no son neutras, conducen en sí mismas a determinadas conclusiones. Si mirar una pantalla desconecta la parte más racional del cerebro y activa la más hedonista será mucho más fácil transmitir entretenimiento que análisis e información. Será más fácil transmitir emociones que racionalidad porque el medio es el mensaje. Es neutral que haya una cámara frontal y una cámara trasera? O eso hace más fácil que el móvil sea el espejito mágico de Blancanieves? 
  • Paternalismos diversos. El reto actual no difiere conceptualmente de retos anteriores. Yo he vivido todavía la época de "prendre la fresca" de los pueblos donde la gente salía a la calle y se sentaba a hablar. La televisión y su "prime time" acabó con eso pero permitió crear el concepto de opinión pública al crear una agenda de contenidos compartidos. También he visto teléfonos con candado. En lo que sí difiere es en la dimensión. Esto es un auténtico tsunami de pantallas nuevas e individualizadas para todas las generaciones. Por lo tanto, esa diferenciación intergeneracional no parece demasiado pertinente. De hecho, las personas que peor usan la tecnologia son las personas mayores con habilidades tecnológicas. L@s adolescentes simplemente domestican la tecnologia según sus necesidades (básicamente relacionales y de construcción de identidad colectiva y personal). Las patologías asociadas a la tecnología como el ciberbullying no son más que la continuación virtual de un fenómeno presencial. Te pego y luego te insulto por el móvil. Son patologías sociales y no tecnológicas. Asumamos que los adultos tampoco tenemos ni idea como colectivo de qué va esto. 
  • Inteligencia digital y compartir pantalla son los nuevos retos educativo. Todas las intervenciones de la jornada giraban en torno a educar a los niños. Yo compro el concepto educación pero lo hago reflexivo. Eduquémonos todos porque todos estamos inmersos en el proceso. Y para educarnos todos tendremos que renunciar al dramatismo de llamar adicción a todo pero también al relativismo de no pasa nada nunca. El secreto de esta coeducación generacional es compartir pantalla y usar el criterio de adecuación inteligente. Compartir pantalla nos permite saber cómo reaccionamos ante determinados contenidos y cómo digerirlos. Aprendemos a comer continuamente en una dieta sana pues aprendamos a comer contenidos continuamente en una dieta mediática saludable. Además de compartir pantalla es urgente el trabajo de toda la sociedad en inteligencia digital. De la misma manera que la inteligencia social o emocional deben trabajarse habrá que trabajar la inteligencia digital bajo el criterio de adecuación. Es inteligente y adecuado que una adolescente suba fotos en ropa interior? Es libre de hacerlo? Es consciente de que un día podría aparecer esa foto en una entrevista de trabajo? En un programa de televisión? 
  • Cada generación incorpora valores nuevos y quizá estamos juzgando hechos del futuro con valores del presente que serán ya del pasado. Los tatuajes son un buen ejemplo. Al principio llevar tatuajes era una marca de perversión, ahora es algo común y nadie es penalizado por ello salvo en espacios muy carcas. Lo mismo sucedió con el top less en la playa. Primero fue sancionado penalmente, luego socialmente, luego comentado, luego aceptado y ahora casi invisible. Por tanto, cosas que están haciendo ahora los adolescentes formarán parte del paradigma dominante y resultarán absolutamente invisibles. El problema radica en que no sabemos cuáles, aunque ya tenemos alguna pista como la redimensión del concepto de intimidad. 
  • Somos productores de contenidos y nadie nos lo ha dicho. Constamente estamos produciendo contenidos y regalando datos. Lo hacemos todxs. También los niños y adolescentes que están en una situación de mayor vulnerabilidad especialmente comercial y publicitaria. 
  • Fractura digital, generacional, social y económica. Las generaciones se han distanciado en fracturas pero también la sociedad está fracturada por la desigualdad. En esos huecos que se están abriendo es donde surgen la incomprensión y la intolerancia. Los mayores no entienden a los pequeños, como los ricos no entienden a los pobres. Eso ha hecho separarse a los dos pilares educativos de la socialización iniciática: la familia y el colegio. En ese hueco están creciendo malas hierbas como un montón de Youtubers que se convierten en auténticas malas influencias descontroladas para los niños y jóvenes. A pesar de que ellos mismos eligen sus compañías virtuales no pueden escapar del mainstream youtuber de mediocridad. 
  • Mercantilización de lo que no es uno mismo. El final del capitalismo extremiza sus actitudes en busca de los últimos yacimientos de negocio. Todo se mercantiliza y convertir cualquier cosa en mercancía hace que se banalice. Así podemos comprobar como el nuevo humor Yotuber usa a otras personas como meros objectos al servicio de conseguir likes (cara anchoa) y se basa en una cierta crueldad de superioridad que sigue haciendo gracia. 
  • Cultura de la instataneidad y presentismo extremo. Afecta más a los jóvenes pero nos corroe a tod@s. La cultura del pelotazo es la vertiente start up de la enfermedad de la velocidad que será la gran plaga del siglo XXI. 
  • Evidentemente existen problemas propios y específicos de la edad adolescente. Podemos ir comentando varios. 
    • La percepción selectiva de uso. L@s adolescentes creen que las redes sociales son un espacio opaco generacional, es decir, que solamente están ellos y son vistos solamente por su edad. Es algo típico de la edad. 
    • La tecnología está generando una estratificación social en base a los totems sociales de consumo. Tener un determinado móvil se convierte en un aspiracionismo básico lo que invierte la pirámide de necesidades. También ocurre en los adultos pero de una manera menos profunda. 
    • Baja capacidad de introspección. Autonanalizarse es una actividad compleja por eso construyen identidades en espejo a través de las redes y buscan likes fuera que no tienen dentro. Esto es una dificultad porque supone un obstáculo de zona ciega, miran demasiado hacia afuera y poco hacia dentro. 
    • Falta de libertad de movimiento. Los actuales adolescentes están cautivos de las ciudades, confinados en espacios cerrados (especialmente sus casas) lo que les lleva a usar los mecanismos a su alcance para seguir en contacto con sus relaciones sociales. Si no puede salir mi cuerpo saldrá mi mente pero aquí no me quedo toda la tarde. No hay espacios libres donde jugar o quedar de manera segura. Esto es culpa de los adultos. Así hemos hecho las ciudades. 
    • Ausencia del derecho al olvido. Las actuales generaciones adolescentes ya tendrán toda su vida retratada. Los actuales adultos tenemos una zona oscura de casi treinta años como mínimo en la que nadie puede rescatar nuestro pasado. Eso obliga a los actuales jóvenes a necesitar algunas herramientas para cuidar su reputación digital completa. Los acultos gestionamos una reputación parcial en edad ya adulta. 
    • Pereza intelectual. Quizá sea percepción selectiva de un perezoso físico pero detecto mucha pereza en la infancia y la juventud. Es paradigmático el ejemplo del whatsapp. Una de las grandes esperanzas de los tecnólogos fue la recuperación de la escritura en entornos virtuales. Escribir obliga a pensar y ese es un ejercicio básico de cross fit mental. Sin embargo, todas las app que tienen a los audiovisual triunfan más entre adolescentes que prefieren no escribir. 
    • Hiperestimulación. Son las generaciones más hiperestimuladas de la historia aunque quizá llevamos diciendo eso toda la historia. Eso las hace tener umbrales de atención quizá más altos y nos dificulta la comprensión entre generaciones en cuánto a códigos narrativos compartidos. 
    • Cuestiones hormonales que hacen que controlar el sexting o el consumo de pornografia o incluso la simple interacción social de seducción sea muy complicado. 


Las conclusiones para mi son sencillas. La competencia de medios hace que todos los medios ataquen a Internet sacando solamente sus espacios de fricción mediática pero el bosque sigue ahí. Está sucediendo. Hay que ocuparse del tema sin llegar a preocuparse del tema. Hay que compartir pantalla. Invadir espacios vedados. Explorar. Negociar. Hay que hablar ya de inteligencia digital. Hay que fijar contratos y reglas de convivencia. Pero de tú a tú, tenemos tanto por aprender como por enseñar. 











copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com