Espejos mágicos

Me he comprado un espejo mágico donde reflejar mis sueños. Es un espejo concavo que amplia el paisaje diminuto de mi horizonte particular. Es un espejo convexo que comprime los minutos en MP3 y consigue aumentar su calidad. Es un espejo mágico que siempre me dice que soy el más guapo del reino, que no refleja la luz sino que la crea. Mi espejo hace magía. Consigue que huya como el mago Houdini a balnearios emocionales y retiros espirituales. Construye reinos de fantasia como Merlin donde viejos caballeros de la República siguen batiéndose en duelo cada día. Me cuenta chistes como Tamarit y te deja ver violiones inexistentes que tocan melodias inaudibles de músicos invisibles.
Me he comprado un espejo mágico para poder ver como los besos son capaces de recorrer muchos kilómetros a la velocidad del amor. Me he comprado un espejo mágico para poder mirar hacia atras a traves del retrovisor y subido a lomos de un 127 blanco con el que rescatar a mi princesa. Me he comprado un espejo mágico para poder desnudar dos cuerpos pegados a una misma piel.
Me he comprado un espejo mágico para poder leer del revés todo lo que alguien escribió del derecho. Es un código mágico que nadie más entiende. Solamente mi espejo y yo.
Me compré un espejo mágico. Y aunque todavía no he conseguido verme reflejado. Lo normal es anormal y lo raro es simplemente especial. El espejo és sin duda mágico. Y mágico es todo aquel que consigue hacer magía.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com