Poemas y promesas

Si un dia las murallas no son tan altas
Si un dia tus trenzas llego a escalar
Si un dia la lucha vale la pena
Siempre a tu lado me encontrarás

Si un dia se vuelve a abrir el cielo
Si un dia arriamos las velas
Y si un dia el levante vuelve a soplar
Si un dia encuentro mis alas
Prometo volver a volar

Si un dia renuncio a la tierra
Si un dia me alejo del mar
Si un dia levanto raices
Te llevaré de la mano a bailar

La lluvía que cae de dentro
se convierte en un rio fugaz
navegando con rumbo a la urgencia
a la deriva de un viaje vanal
convertido en un barco fantasma
sin ancla ni playa para naufragar
con la sensación de que cada principio
tiene sabor y olor a final


Si un dia camino despacio
Si un dia dejo de dudar
Si un dia confudo mi destino
te abrazaré tan fuerte
que dejarás de respirar


y si un dia crezco tanto
que una nube consigo robar
y si un dia vuelvo a ser un niño
sadré contigo al patio a jugar

Pero la luna siempre está llena
la noche dibuja mentiras
y todas parecen verdad
el vacio sacude bolsas con polvo de estrellas
pero si un dia duermo a tu lado
prometo volver a soñar



Ven conmigo

Si alguien un día
pone tu pumdo del reves
si alguien decide
que el insomnio te sea fiel

Si alguien te roba
una hoja de ingenuidad
Si alguien se muda
muy lejos de esta ciudad

Si vuelas sola
hacia nubes de pápel
si crees en hadas
sin hora a la que volver


Ven conmigo
salta y cogeremos estrellas
ven conmigo
duerme y contaremos historias
Ven conmigo
y llenaremos los bolsillos de arena
Ven comnigo
Ven conmigo
y haremos del otoño una dulce primavera


Si creces despacio
para no tener edad
Si caes deprisa
por miedo a volver a volar
Si sueñas sola
por temor a naufragar

Hazme un favor y ven conmigo
aprenderemos a navegar
con rumbo al cielo
y el viento de jugar


Ven conmigo
y los cuentos cambiaran
cenicienta
no tendrá hora de llegar
y el principe perdido
como un sapo buscará
algun destello de un zapato de cristal


Ven conmigo
salta y cogeremos estrellas
ven conmigo
duerme y contaremos historias
Ven conmigo
y llenaremos los bolsillos de arena
Ven comnigo
Ven conmigo
y haremos del otoño una dulce primavera

El laberinto de las puertas cerradas

Llegué allí por pura iniciativa y sin saberlo. Las paredes eran blancas y lisas. La luz era intensa y blanca. Todas las opciones son incorrectas. Incluso el camino correcto es incorrecto. Los atajos son inservibles.
Y decides quedarte quieto. Buscas la espada porque ya encontraste la pared. Un precipicio más allá de una ventana desde donde admirar un acantilado de más ventanas desde las que se ve el interior del laberinto.
Es un pasillo largo y estrecho. Justo al final de un pasillo largo y estrecho. Que lleva a un pasillo largo y estrecho. Y a cada lado algunas puertas. Puertas cerradas.
Sigues andando hacia un pasillo largo y estrecho. Que gira a otro pasillo largo y estrecho. Donde las puertas siguen cerradas. Y te vuelves a sentar. Desquiciado. Y entonces se abren todas las puertas.
Y decides recorrer un pasillo largo y estrecho. Que lleva a otro pasillo largo y estrecho. Donde las paredes son blancas y lisas. La luz es intensa y blanca. Y todas las puertas estan abiertas. Y miras tras ellas. Y solamente encuentras vacio.

Flores para la memoria

El ser humano es el único animal consciente de lo efímero de su vida. Somos la única especie animal que sabemos que debemos morir. Y a lo largo de toda la historia las personas hemos dedicado mucho tiempo a intentar ser inmortales. La mayor parte de nuestra inteligencia la hemos aplicado a intentar vivir más tiempo.
Esta consciencia de mortalidad nos debería hacer reflexionar más vivamente sobre la felicidad del poco tiempo que pasamos vivos. Lamentablemente no siempre es así.
Ya saben ustedes que yo no soy creyente. No creo en ningun dios ni entidad superior. Aunque sí creo en la naturaleza y en la vida.
El próximo lunes los no creyentes celebramos el día de la memoria. Muchos de ustedes celebraran el día de Todos los Santos. Yo les repeto profundamente porque en realidad haran  lo mismo que yo. Yo no iré al cementerio donde un montón de gente a la que quise, algunos de ellos fallecidos recientemente y otros no tanto. Para mi la única manera que tengo de convertirlos en inmortales en mantener dentro de mi su influencia. Así que llevaré flores a mi recuerdo y las mantendré en mi regazo. Allí tardan mucho más en marchitarse. Así recordaré todo lo que aprendí de ellos. En el poco tiempo o en el mucho tiempo que pude compartir.
Yo compartí mi infancia con todos ellos. La infancia lejos de ser un periodo lúdico es un periodo de lucidez y aprendizaje tan rápido que apenas nos damos cuenta de ello.
Así que yo el lunes no rezaré pero cerraré los ojos y recordaré la austeridad y la sencillez con la que me enseñó a vivir mi Iaio Antonio. Cerraré los ojos y soñaré con la creatividad y la imaginación con la que me crió mi iaio Paco. Y siempre, siempre, mantendré en mi memoria el cariño, la generosidad y la entrega de mi Iaia Carolina.
Yo necesitaba contarles a ustedes estas tres lineas. Seguro como estoy de que ustedes también cerraran los ojos o rezaran, llevaran flores al cementerio o a su recuerdo. Seguro como estoy de que la única manera de conseguir la inmortalidad es seguir vivo en la memoria de quienes te quieren. Recordaran fotos mentales y actitudes vitales de aquellos seres queridos que, como los míos, dejaron huella en su personalidad.
Por eso uno mi sentimiento al de todos aquellos que desean dar sepultura civil o religiosa pero humana a los seres queridos asesinados durante la Guerra Civil y  especialmente durante la posterior represión franquista. Porque ellos no tendrán la opción de decidir como yo donde ir, si viajar hacia dentro de sus almas o viajar hacia la visión de sus lápidas. Ellos solo podran cerrar los ojos y llorar.
El lunes se hablará de afluencias y de tráficos, de normalidad en las carreteras y de floristerias. Yo quería hablarles de recuerdos y de sentimientos. Precisamente porque nunca salen en las noticias.
Hagan lo que hagan, que la memoria no les falle nunca. Porque conforme va pasando el tiempo el recuerdo es más dulce y la memoria es más hermosa.
Buen fin de semana.

Referendum sobre la segregación. Artículo para www.elperiodicodeaqui.com.

En 1999 el CIPS asumió como consigna de campaña "Ayuntamiento Porteño, Referendum Sí". En las mismas elecciones se presentó por primera vez Segregación Porteña bajo el lema "Yo soy porteño ¿Y tu?". Como se puede observar ambas formaciones optaron por diversos caminos. Por un lado el CIPS optaba por un camino administrativo (racional) y por el otro SP optaba por el camino identitario (emocional). En muchas ocasiones he afirmado que el camino emotivo-épico-identitario por el que siempre ha optado SP es rentable electoralmente pero un error muy grave para su objetivo final: obtener un ayuntamiento para el Puerto.
Segregación Porteña e Iniciativa Porteña siempre optaron por la recogida de firmas y desdeñaron el referendum. Hubieran puesto en un brete terrible a otros partidos que llevaban tambien el referendum en sus programas electorales o aún no llevándolo resulta dificil oponerse a tal ejercicio democrático. Pero SP optó en dos ocasiones por las firmas. Y en dos ocasiones fracasó. Por lo que el referendum 15 años después se me antoja más un salvavidas político que una opción útil.

El referendum choca con diversas dificultades. Una consulta popular nunca podrá tener carácter vinculante. Se tratará siempre de una simple consulta. Aunque resulta evidente que si una enorme mayoría de los porteños optaran por decir un sí (incluso abstracto) a la segregación los partidos políticos deberían interpretar adecuadamente esta voluntad. Otra dificultad es que la consulta se debe producir en concreto, es decir, sobre una propuesta territorial concreta. Las dos propuestas hechas hasta ahora por los segregacionistas son manifiestamente abusivas para una de las partes en que se debería dividir la ciudad. Esto es relevante porque en el nucleo antiguo tambien hay partidarios de la segregación siempre y cuando se establezca de una manera equlibrada territorialmente. La última dificultad es que seguramente los segregacionistas pretenderan que el referendum se realice solamente en el Puerto. Bajo mi punto de vista, al ser consultivo, el referendum debería realizarse en todo el municipio y así poder detectar la voluntad del conjunto del municipio. La segregación del Puerto, dado su tamaño, es más una división municipal que un proceso de segregación estricto. Por tanto, debe consultarse al conjunto de la población.
A pesar de todo esto y de pensar que el referendum debería haberse producido hace muchos años no dejo de pensar que es una simple maniobra de supervivencia. Los anteriores expedientes se presentaron menos de dos meses antes de las elecciones. Y ahora esto. No me digan que no es para sospechar.

Derribos, visitas, buenas intenciones y reformas.

Los estudiantes franceses siguen buscando la arena de playa bajo los adoquines. Los estudiantes españoles se van a la playa a beberse adoquines.
De cambios: Mientra la reforma laboral avanza como la reforma de mi casa, lenta pero imparable, ya tenemos algunas consecuencias de la huelga general. La división brunete mediática recibió el encargo de acabar con los sindicatos. Y no pudieron. No pasaron. Esa demostración de músculo y anclaje obliga al resto de actores a rearmarse de credibilidad. La CEOE ya no recordaba ese concepto con el capitan garfio Diaz Ferran al frente del barco, se advertía más la bandera pirata que la bandera del futuro.
El otro actor de este gran culebrón llamado política es el gobierno. De la remodelación del gobierno podemos sacar muchas conclusiones. Ahora ya sabemos que no solo nos gobiernan los mercados sino tambien las encuestas. Una semana después de la publicación de una encuesta Rubalcaba -el mejor valorado- ocupa el centro neurálgico del gobierno. Si esto sigue así, y siguiendo las encuestas, Belen Esteban se encuentra muy cerca de ser partido bisagra que otorge estabilidad a cualquier gobierno. Porque estoy seguro de que ella por España, mata.
Tambien hemos sabido que había ministerios florero que acabaron marchitados. Pero especialmente sabemos que abrir la conflictividad laboral nunca le sale gratis a nadie. Valeriano Gómez tiene mucho trabajo por delante. Nunca mejor dicho dada la cartera que le toca llevar.

Yo, cada vez que veo la boca del Alcalde de Valladolid pienso lo mismo, que en boca cerrada no entran moscas y que si lo que vas a decir no es más bello que el silencio, no lo vayas a decir.

De buenas intenciones: Hace unos meses surgió un movimiento bienintencionado y bienaventurado por lo espirtitual y etereo de su concepto que se llamaba www.estoloarreglamosentretodos.org Nunca más se supo. Su optimismo no fue suficientemente perseverante aunque hayamos descubierto que las esperanzas, los retos y los heroes esten bajo tierra y haya que cavar tuneles para descubrirlos. Lo que está claro es que seguimos por la misma carretera por la que íbamos y que ahora los emprendedores empiezan el negocio en los platós de televisión contando la muerte por sobredosis de un amigo en el baño de casa. Los límites de la dignidad empiezan a ser demasiados elásticos.
De debrribos: Aquí nos derriban cosas sin proyectos alternativos porque somos capaces de decir que no a ambas cosas, a los derribos y a los proyectos alternativos. El flexo político y mediático de esta comarca siempre es un misterio para mi. Recuerdo como cayó el primer colegio del Puerto. Sin pena ni gloria. Sin grandes titulares. Mientras tanto la gloria del derribo se la lleva la playa y justo enfrente mira con ojos de incredulidad la Casa Amarilla pidiendo algun rebelde sin causa que la defiende.
De visitas. Nos visitó el presidente de la Diputación para inaugurar instalaciones y decir eso de "Això ho pague jo". Y nos visitan hoy mismo Solana y Almunia. Dos socialistas que han ocupado altos cargos en esa institución lejana, desconocida, poco comprensible y a veces puñetera llamada Unión Europea. No sé exactamente qué tienen que ver con el diálogo social que pasa por sus peores momentos ya que los mercados se han mostrado poco dialogantes y bastante dictatoriales.

Pero ya es viernes. Mientras se repara el vial de Albert Einstein les recordaré que todo es relativo. El tiempo y el espacio. Y que en tiempos de crisis, la imaginación es más importante que el conocimiento. Así que imaginen ya lo que haran mañana al levantarse. Y lo haran pasado mañana al levantarse. O mejor, imaginen lo que haran el sábado por la noche al acostarse.

Sean felices.....

La vida es sueño

Yo no sé si esto se lo había contado pero yo de esos niños que fueron a Begoña cuando a Begoña solo podían ir niños. Asi que ese teatro que han inaugurado hace poco lo siento un poco mío. Se queja SP de que se ha inaugurado con luz de obra. Nada más lógico que inaugurar un teatro con la luz de una obra.
La inauguración de mi pequeño gran teatro vital me ha ayudado a levantar el telón de mi rinconcito radiofónico semanal. Se levanta el telón y aparece un personaje que sin ser el protagonista consigue ganar las primarias del PSOE que a nivel municipal, como cualquier oposición, desempeña a la perfección los diálogos de El Perro del Hortelano. Porque no sé si lo recuerdan pero estamos a un embarazo de las elecciones. En estos cuatro años cada uno ha acabado protagonizando su propia obra. Algunos han preferido Mucho ruido y pocas nueces de tanto como ladraban y de tan poco como modrían. Otros han seguido con su particular Don Juan Tenorio, tan aparente y tan lustroso de cara a la galeria. Otros siguen representando Hamlet. Ser o no ser. He ahí la cuestión. Y tambien hay quien ha representado Blanca por fuera, rosa por dentro de tan versátil mensaje público.
Mientras tanto en nuestro teatro se acabó la obra por capítulos de la Gerencia Pública, Ya! Una obra que de tanto adaptarse se separó demasiado del guión original y acabó convertida en un pequeño sainete cuando se escribió como una gran opera. Se nos disuelve la plataforma. No podrían haber encontrado mejor palabra. Disolución. En un espacio más grande, por falta de concentración. El movimiento cívico más importante de las últimas dos décadas se despide envejecido y adaptado. Como todos nosotros.
Si quieren levantar el telón de su propia obra de solidaridad, no rescaten mineros, es demasiado caro y ellos ya tienen suficientes focos encima. Acompañen a la  Tenda de Tot el Món y a la parroquia de San Pedro a la manifestación de la Pobreza Cero. Les aseguro que su esfuerzo rescatará a mucha más gente con mucho menos dinero.
El Encuentro Empresarial anual que organiza ASECAM aboga por  "poner las bases de la nueva economia". Donde habré oido yo eso de la nueva economia? Espero que los mercados no se enteren de que en esta comarca se aboga por una nueva economia. Para ellos hubiera sido mucho mejor otro tipo de eslogan. Algo así como "mover ficha para la nueva economia". A la economia de casino le gustan más las fichas que las bases. Estoy convencido.
Javier Solana y Joaquin Almunia acudiran al Foro por el diálogo social de la Fundación de los Trabajadores de la Siderúrgica. Por fin alguien ha entendido nuestras necesidades. Ojalá hubiera podido venir Solana durante la discusión de las inversiones en la Playa del Puerto. Acostumbrado como está a situaciones bélicas muy superiores nos hubiera venido bien su experiencia y ahora no tendríamos veinte millones de euros de menos. Eso sí, tenemos un montón de arena. Y cada vez más como habran podido comprobar si han ido ustedes este verano a la playa.
Me despido con una noticia que seguro les ha pasado inadvertida. La SAG reduce en 800 mil euros su presupuesto para el año. El ciudadano medio de Sagunto no es consciente de la dimensión de este tema y de lo positivo que resulta que esta empresa pública haga un esfuerzo de contención, competitividad, responsabilidad y productividad.
Que pasen un buen fin de semana. Caben un túnel. Quédense allí. Y pidan ser rescatados el lunes. Seguro que alguna tele les echa una mano. El negocio es rentable.

Viaje desde el centro de la tierra

A estas horas un productor ya ha hablado con un guionista para adaptar la historia de los mineros de Chile al cine o a la televisión. Un periodista estará pensando en publicar un libro con el dia a dia de todo el rescate.
A estas horas habrá un político en un pueblo pequeño que querrá preparar una fiesta de recibimiento a su heroe local y hacerse una foto con él. A estas horas alguien de la prensa del corazón buscará un familiar en España de alguno de los mineros, buscará una historia trágica familiar tras alguno de los mineros, una amante de un minero, un hijo ilegítimo. A estas horas, el negocio del telediario guionizado con rescates, tuneles, victimas, dificultades es ya un negocio rentable.
Se trata del evento más seguido por televisión desde el 11S. A pesar de que bajo una enorme capa de tierra llamada pobreza sigue atrapada un montón de gente y a pesar de que somos la primera generación que tiene la capacidad económica para resolver ese problema, jamás cavaremos un tunel para llegar al fondo de esa cuestión. Y los medios no retransmitiran en directo nada, porque no hay épica en esa reinvindicación. Y sin emoción no hay audiencia, y sin audiencia no hay publicidad, y sin publicidad no hay negocio. Y no hay negocio sin espectáculo.
La metáfora de los mineros como indice bursatil de cotización de las acciones de la vida. Trabajaban para una empresa que les obligaba a hacer el trabajo más penoso del mundo en condiciones insalubres. No falló la seguridad, simplemente no había seguridad. Quedan atrapados y ocultos por acción y omisión de los piquetes informativos empresariales que en silencio gritan las órdenes cada día fuera de cualquier convocatoria de huelga. Y entonces se hizo la luz. La luz y los taquigrafos que han conseguido hacer olvidar sus condiciones de trabajo. Porque ahora son simplemente los protagonistas de un reality show llamado Gran Minero 2010 donde 33 personas quedan atrapadas durante semanas y deben luchar por su vida con la ayuda del público, en cuyas manos está su salvación y ganar el concurso de la vida.
No saben lo que me alegra que la técnica consiguiera profundizar tanto en la tierra, no saben lo que me alegra que esas 33 personas salvaran su vida. Si hubiera sido una noticia sin importancia yo mismo la habría traido a mi blog. Pero ahora me preocupan sus vidas después de haberles salvado de la muerte. Porque hicieron el viaje desde el centro de la tierra para quedarse atrapados bajo el fango del espectáculo.
¿Alguien se viene conmigo a rescatarlos?

Mañana al amanecer

Cuando eres joven siempre piensas que siempre serás joven. Piensas que nada te puede pasar. Piensas que nunca necesitaras ayuda. Piensas en no pensar. Piensas en lo que serás de mayor. Cuando eres mayor, cuando ya eres muy mayor, entonces eres consciente de que todo eso te pasa a ti. Llega un momento en que tienes más recuerdos que proyectos. Y aún así sigues creciendo. Esperando que tu sombra sea lo suficientemente alargada.
Esta semana cumplí 93 años. Cuando me plantaron apenas medía dos metros. Era pequeño y me gustaba jugar con el viento. Desde pequeño fui un superviviente en un pueblo de supervivientes. Cuando por fin superé la valla que me separaba de mi Puerto pude ver como aquel pueblo de gente humilde venida de tantos sitios se iba convirtiendo en un pueblo.
Crecí respirando mineral. Con la mirada puesta en las generaciones de niños que pasaban por el colegio de Begoña y venían a compartir sus recreos conmigo. En los días de sol intentaba dar tanta sombra como podía para que se pudiera jugar al futbol en las mejores condiciones. Ví pasar las primeras manifestaciones que reclamaban mejores servicios para lo que llamaban "el poblado del Puerto". Si me giraba podía ver partidas de frontón vasco. Durante la dictadura franquista pasé miedo y me limité a cumplir mi papel en las demostraciones de gimnasia. Vi los primeros partidos del Sporting de Balonmano hasta que no les dejaron jugar donde yo podía verles. Cada Primero de mayo lamentaba tener raices tan profundas para poder correr delante de los grises con mis compatriotas de lucha.  Con la democracia tenía ya suficiente altura para ver las pintadas, los carteles, la ilusión de la gente ante algo nuevo y refrescante. Lloré en cada asamblea de la Fàbrica, recogía mis ramas para conseguir que el megáfono se escuchará bien para todo el mundo.
Hace apenas  una semana me pareció volver a notar el espíritú del Puerto, algo diluido, algo más confuso, algo más confundido. Era una huelga general. Como las de antes.
Hace poco comencé a sentirme ignorado. Los niños ya no venían a tirar sus dardos a mi tronco. Me sentí invisible como todo lo que siempre ha estado en el mismo sitio. Me sentí asediado por omisión. Por no adaptarme al siglo XXI. Debo ser uno de esos productos del siglo anterior. Inadadptados.
Hace pocos meses me llevaron ante el tribunal. Negué haber hecho nada malo. Se me acusaba de obstrucción al progreso. De detención de la modernidad. Les dije que jamás me opuse a nada. Que no sabía de que estaban hablando. Mi abogado apenas abrió la boca. Alguien dijo que no era una especie autóctona. No sé a que se referia. Yo nací aquí.
Cuando escuché el veredicto, me pasó la vida por delante, y recordé aquellos trabajadores que un dia fueron a trabajar sin saber que iban a morir alli mismo. Lloré con la poca savia que me queda.
Soy un ecualipto del Fornás. Mañana al amanecer, estoy condenado a morir por motosierra.
Os echaré de menos. Al Puerto y especialmente a su gente.

El año que vivimos sigilosamente

Hoy cumples 38 años. Esta mañana te has levantado y has ido a trabajar. A hacer una de esas cosas que nadie valora porque son invisibles pero para ti son importantes. Porque de pequeño te enseñaron a cumplir con tus obligaciones.
Ya ha pasado un año. El año que viviste sigilosamente.
Fue el año en que te rebelaste contra la biologia y quisiste jugar quimicefa, el año que quisiste ser el dios de la costilla de Eva. En un año tu vida dio dos vueltas de campana, giró 720 grados para quedarse como nunca estuvo y como siempre ha estado. Aprendiste a llorar con razón como decía tu madre. Y lo primero que perdiste fue la esperanza. El niño que vino del hielo no hacía más llorar junto al niño que se escondía tras la falda de su madre. Demasiados niños para tan pocos pañales. Cada pinchazo te dolía en el alma. Y la anestesia apenas permitia pequeños momentos de embriaguez donde hablar con cualquiera que compartiera tu dolor.
Aceptaste tu brillante insignificancia y te despediste de aquellos que habitaban tu tierra para dirigirte al mar de los sargazos junto a Simbad el Marino. Inconsciente de saber que tu brújula estaba trucada y las migas del mar te conducían siempre al mismo sitio. Te hiciste francotirador agazapado. El peor francotirador del mundo, visible desde tantas partes lo que te hacía seguir siendo el blanco perfecto.
Te obsesionaste con aquellos molinos que eran gigantes. Simplemente a nadie se le ocurrió mirar dentro para encontrarlos.
Y empezaste a hablar. Y cada semana enviabas un mensaje en una botella en medio de un oceano mediático donde las botellas y los mensajes solo llegan a las playas desiertas. Pero quisiste gritar tus susurros venidos del silencio ensordecedor de la duda constante y permanente.
Para ser  un rebelde sin causa defiendes demasiadas causas y algunas se te desvanecen en las manos. Con tantas hojas caidas del árbol de la ingenuidad todavía conservas raices profundas y firmes que hacen que el árbol se doble y nunca se arranque. Porque bajo tierra siempre encuentras la energia que te alimenta. Aunque a veces te conviertas en un topo, un poco ciego, un poco subterraneo que apenas distingue destellos de brillantez en una habitación oscura. Vampiro de sangre fresca de virgenes que todavía creen en la rebelión.
Este año hiciste la revolución a distancia y por fascículos, escribiste libros que nunca habían sido escritos y que no seran leidos .
Volviste a navegar con el viento de la indiferencia con el que navegaste toda tu adolescencia. Te convertiste en un miserable juglar de almenas y ventanas vacías. Y en todo ese camino, aparecieron nuevos personajes para el cuento de tu vida. Algunos con el corazón de hojalata y otros con el cerebro de un león.
Y al final, como al principio, hiciste de la soledad tu mejor compañia. Cantando canciones que nadie entiende. Ante un mundo que te comprende tan poco como tú a él. Desorientado como el que no va a ninguna parte. Huidizo com el mejor escapista. Ilusionista como el mejor mago. Y  feliz por tener el privilegio de subir al tren y observar que todavía quedan vías paralelas.

La extraña pareja

Él debía rondar más o menos los cincuenta. Ella no debía tener más de venticuatro. Él tan alto, tan serio, tan pálido y tan delgado. Ella morena y frágil, tan graciosa y pequeña. 

Él era transportista autónomo. Estuvo enfermo la semana pasada pero tuvo que seguir trabajando porque si él no sale contratan a otro para hacer el transporte. Llevaba toda la semana escuchando su tertulia de radio preferida. Está casado pero hace tantos años que está casado que no recuerda por qué lo hizo. Así que cuando llega la noche mira con devoción como un grupo de tertulianos dicen lo que él piensa y le reconforta saber que siempre tuvo razón, que aquí todo el mundo chupa del bote y que el único que trabaja realmente y tiene una vida dura es él. Cada día que se acercaba la huelga general estaba más y más enfadado. ¿Quien le ayuda a él cuando lo necesita? 

Ella fue dependienta, telefonista, trabajó en una cadena de producción y ahora está parada porque quiso presentar una lista sindical en las elecciones de su empresa y la echaron. Sigue soltera porque es demasiado exigente para conformarse con cualquiera. No busca un principe azul ni le gusta besar sapos. Pero le brillan los ojos con la foto del Che Guevara y las canciones de Ismael Serrano. No es que sea ilusa, es que es ilusionista. Ella se había estudiado la reforma laboral para explicarsela a los compañeros y compañeras de la empresa de su hermano. Y mientras se acercaba la huelga tenía miedo de quedarse sola. Esa soledad de quien no comprende el mundo que le rodea. Demasiado rebelde para defender solo una causa. 

Él cogió su camión como cada dia para recoger la mercancía en el turno de noche. Trabajar de noche no es fácil si tienes familia. Aunque lleva demasiado tiempo así sigue teniendo un poco de sueño y eso le hace estar un poco de mala leche. Sabía que habría piquetes en la entrada pero él estaba dispuesto a defender la libertad de quien decide no hacer huelga a toda costa. Tal y como había oido hacía un rato en su tertulia preferida. 

Ella llevaba sin dormir toda la noche. Había ido al punto de concentración a las once. No había dicho nada en casa, especialmente a su madre. Las madres se preocupan por todo. Eran ya las cuatro y formaba parte de un grupo de piquetes informativos a la salida de un polígono.

Él se acercaba a su destino. Le quedaban apenas unos metros. Vio banderas y gente.
Ella vio unas luces que se acercaban. Era  un compañero que conducía un camión.
Él no entendía por qué le cerraban el paso.
Ella no entendía por qué el compañero se empeñaba en pasar.
Él aceleró.
Ella se puso delante.
Él siguió.
Ella entró en coma.

Si algo aprendí en esta huelga general es que el sistema es un juego de dominó donde cada pieza está imbricada con la siguiente, cuando una cae, caen todas. Sin embargo, cuando una se levanta no se levantan todas.

A los pocos minutos, ella recuperó la conciencia... Tambien la de clase. Él no giró ni siquiera la cabeza. Siguió escuchando su tertulia preferida.

Brindemos por el final de cada historia, quizá podamos escoger nuestra derrota.


copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com