Las crónicas de Intag. Día 18

Hoy hemos llegado a Quito. Hemos llegado en un taxi compartido con cuatro personas más. Es una modalidad a mitad de camino entre el autobús y el taxi privado. Me gusta este tipo de experimentos aunque no siempre salgan del todo bien. Hemos tardado un montón en llegar a Quito y en una posición nada cómoda pero bueno...

Instalados en el hotel hemos ido a dar una vuelta por Quito. Y me ha invadido una sensación de asfixia. Los dos miradores que hemos visitado me han dado una idea de la dimensión de esta ciudad. No hay edificios altos y viven cerca de tres millones de personas así que se puede imaginar los problemas de movilidad y aglomeración en los cuellos de botella de la ciudad.

Hoy he tenido el contrapunto urbano del Ecuador rural anclado en una época para mi cercana pero lejana en el tiempo. El Ecuador rural que yo he visto es mi infancia. Yo crecí en un pueblo así. Para mi resulta antes de ayer pero son treinta años.

 Si el Ecuador rural es una teoria del exceso natural, el Ecuador urbano es todo lo contrario. Una asfixiante ciudad de ruido, humo y gente moviéndose hacia todas partes. La sensación de caos es casi inevitable y resulta un milagro que no pasen más cosas. Para cruzar la calle miro hacia todas partes. Puede que sea una sensación inducida por el bajón de haber tenido ayer un momento emocional tan fuerte con la presentación de nuestro trabajo y las despedidas. En todo caso la sensación de asfixia me acompañaba en todo el trayecto de la ciudad. Eso sí... he podido comer por fin un buen plato de pasta que la necesitaba como el agua. Y hemos utilizado el transporte público -autobús- lo que para dos recién llegados tiene bastante mérito.


 Poca cosa más.. tengo ganas de volver a casa. Mañana tenemos un día entero de avión entre transbordos y esas cosas. El domingo llego a casa. Estoy cansado. Incluso de escribir. Me cuentan que llueve en Valencia. Al meu país la pluja no sap ploure.. o plou poc o plou massa.


En tots aquests dies he mencionat al Rafael com a “el meu company” sense donar més informació per preservar la seua privacitat. Però crec que ja tenim el grau de complicitat suficient com perquè puga contar alguna cosa d'ell.

Les autoritats no ho saben però Rafael viatja amb documentació falsa. Sí, la seua documentació diu que té una nacionalitat que no té i una edat que no té.

Estar amb Rafael m'ha permés ser com jo sóc amb les coses bones i dolentes.. en esta ocasió crec que més de bones que de dolentes. Jo sé que ell torna amb les maletes plenes de regals i emocions però un poc buides d'una utilitat frustrada. Amb Rafael he pogut passar tres setmanes fent servir una llengua comuna que ens agermana. Ell és català catalanista i jo valencià valencianista. Ell compta amb el respecte dels seus compatriotes i jo no tant. Però ens hem fet amics i ens hem fet companys.

Rafael compta amb la meua admiració perquè és d'aquelles persones que no sap que fa coses grans. Un cap inquiet des de sempre i un precursor anònim de més coses de les que ell pensa. Voluntari i cooperant amb una edat oficial amb la qual poca gent s'hi dedica a fer aquestes coses. És una d'aquestes persones que sap disfrutar del moment i sap que l'està disfrutant. D'aquelles persones que mai no t'amargaran una nit ni un dia perquè es mantenen amb elegància sobre qualsevol escenari. Potser li ha tocat fer un poc de “pare” perquè sóc un despistat per moltes coses entre elles el protocol i la cortesia. Més aviat que despistat sóc un desastre.
No hem canviat el món, bàsicament perquè el món no té massa clar si vol canviar, però hem construÏt un món de tres setmanes de desesperació gastronòmica a un xines equatorià, de fotografies comunes, de taxis i autobusos, de camins i dreceres impossibles, de paraules d'esperança, de persones i llocs nous per nosaltres, de converses sobre una enorme varietat de temes, de mirades i somriures complices per no entendre el món que ens envoltava, de reflexions i sentències assenyades, de companyia en definitiva. 
Rafael torna al seu racó del món, a passejar i descobrir Barcelona, amb la seua família a la que tant estima i li porta regals. Jo sempre crec que les coses passen per alguna cosa.. i si he conegut el Rafael és per aprendre alguna cosa. I jo ja sé que és... però no ho vaig escriure. Perquè ell també ho sap.... I serà el nostre petit secret, el secret de dos desconeguts que han acabat per conèixer-se.  



Las crónicas de Intag. Dia 17


Hoy ha sido un día de despedidas. Emotivo y emocionante. Me han regalado una tarta de cumpleaños porque para mi cumpleaños no estaré aquí. Y me han cantado cumpleaños feliz. Creo que hacía más de treinta años que no celebraba mi cumpleaños y este año lo haré por partida doble o triple... quizá siga la costumbre ecuatoriana de celebrarlo una semana antes y una semana después.

He intentado despedirme oralmente. Creo que cada vez lo hago mejor porque tengo menos miedo de mostrarme como un chico sensible. Pero creo que por escrito lo sigo haciendo algo mejor. Así que el post de hoy va para ellos y ellas, la gente que me ha acompañado estos días. Porque la vida, los países y los viajes, las cenas, los equipos y los sueños... los hace la gente con la que compartes tu tiempo.

Me voy con Ecuador en el pecho -y no solamente porque me haya comprado una camiseta que pone Ecuador justo en el pecho- sino porque iré mostrando con orgullo su país allá donde vaya. He visto gente muy débil en Intag pero no les he visto infelices. La felicidad tiene mucho que ver con la dignidad. Y yo he compartido tiempo con gente muy digna.

Quizá un día pensé en venir a prestar ayuda pero hoy solamente les brindo mi colaboración. Me voy de su rincón del mundo al mío. Espero haber sido un digno visitante y no haber cometido muchas torpezas y haberles molestado poco. Espero haberles respetado tanto como me han respetado ustedes. Me dijeron en una de las charlas que hacer este voluntariado cambiaba a la gente. Así que gracias por cambiarme. Gracias por influir en mi. Me vuelvo a mi casa con la maleta cargada de utopías, de discursos de políticos honrados en cada comunidad. Me llevo la maleta llena de la clarividencia de una viejita ciega que me enseñó a mirar. Me llevo el polvo de unos caminos del infierno que llevaban a lugares celestiales donde se regalaba todo lo que uno tenía. Me llevo las camisas de los consejeros de una Caja de Ahorros de las de antes, las de la gente humilde.

Me voy con la sensación de que la mirada de los niños en la misma aquí, allí y en todas partes. La mirada del futuro que todavía está en nuestras manos. Sigan luchando en su rincón del mundo. Yo lo haré en el mío. Y quizá en la lucha nos volvamos a encontrar. Luchando. Siempre luchando. Sabiendo que somos fuertes. Y que no todo el mundo lo es.

Hice muchas fotos y muchos videos. Será fácil recordar estas tres semanas. Pero me llevo la mejor foto mental. Su cielo. Tienen ustedes el cielo más bonito. Así cada vez que levante la vista en cualquier parte del mundo, no podré evitar comparar ese cielo con el suyo. Y así seguiré viviendo en las nubes con los pies en la tierra. Sabiendo que hay montañas que llegan más allá de las nubes. Y que si las escalamos, podremos cumplir nuestros sueños.

Suerte a mis amig@s de Intag. Es lo único que necesitan. De su trabajo no me queda ninguna duda.




PD: Y recuerden siempre que daré gracias a mi madre... por haberme parido macho.

Historia de dos paises

Hoy ha sido un día de despedidas. El sábado cogemos el avión mi compañero y yo para volver a casa. Han sido tres semanas de intensidad. Primero recogiendo información. Después recogiendo imágenes y finalmente haciendo las aportaciones que hemos podido. El proyecto se acaba.

Recuerdo la idea que me construí de Ecuador antes de venir. Partía de una idea básica: Ecuador seria muy diferente a España. Y ¿saben qué? He ido derribando esa idea con andanadas de reflexión.
Para empezar Ibarra -la ciudad donde he pasado más tiempo- tiene un aeropuerto que nadie ha utilizado nunca. El Alcalde decidió construirlo por si "una emergencia". Solamente han aterrizado parapentes. Ahora se va a convertir en un boulevard pero oigan ustedes.. tiene hasta torre de control y todo. De qué me sonará esta historia? Es puro dejavu.

Bajando de Intag a Ibarra nos encontramos con una cementera. Adivinan cuál? Siiii... Lafarge. Aquí tiene una cantera que destroza la montaña igual que la de Romeu. Con un camino sin asfaltar por el que pasan miles de camiones a la largo del día. Tantos camiones que es insoportable vivir cerca de ese camino. Pero la empresa es larga y sabe comprar voluntades. A los campesinos de la zona les da una concesión para que puedan tener un camión. Tiene que ser un camión grande... eso sí... Los pequeños no valen que no son rentables aunque tendrían  un menor impacto ambiental y social. Y cómo los campesinos no les interesan ni saben conducir camiones pues revenden ese derecho. Jaque mate. La empresa consigue que quienes conducen no vivan allí y quienes viven allí no conduzcan.  El juego de beneficios está cerrado.

Hace cosa de unos años Ecuador hizo una auditoria de deuda pública para determinar cuál era prioritaria. La deuda pública odiosa se paralizaría el pago. La deuda odiosa es la que es contraida por los dirigentes de un país contra sus intereses y sin el consentimiento del país. Les suena esa idea? Sí.. es la que proponen los partidos de izquierda real en España.
¿Les parece un país tan diferente Ecuador?
Pues sigo. Me voy con la impresión de un país con talento y recursos para salir adelante con muy poca colaboración externa aunque siga siendo necesaria. Pero detecto algún techo, algún lastre que obliga a este país a caminar a ritmo lento, anclado. Y esta mañana curiosamente leo un artículo en el que el Secretario General de CC.OO del PV dice que "una oligarquia social y económica gobierna en España contra los intereses de los ciudadanos. Y me quedo más pasmado.
Si les digo la verdad he visto colegios muchisimo peores que el peor de los barracones prefabricados. He visto caminos infernales con precipicios que se veían desde la ventana. Y podría pensar que somos unos privilegiados y todo eso. Pero siguiendo con las semejanzas, las comunidades de Intag empezaron a mejorar su situación cuando pensaron que tenían derechos. Derecho a su tierra, derecho a su dignidad, derecho a decidir sobre su futuro. Así que vuelvo con ese empoderamiento en ristre, a luchar por la mejor educación posible, las mejores vías gratuitas posibles (Jo no vull pagar) y por mis derechos laborales. Porque yo no tengo privilegios. Yo tengo derechos.
El domingo vuelvo a casa. Tanto se parecen mis paises que vine a echar una mano y me vuelvo con las dos llenas.

Las crónicas de Intag. Día 16

Esta mañana he estado hablando con mis padres por teléfono y me ha surgido una reflexión. No me gustaría que quedará una sensación paternalista o meramente asistencialista. Por un lado porque Ecuador tiene instrumentos suficientes para defenderse solito con cada vez menos ayuda. Y en especial porque no quiero visualizar un proceso de victimización de "pobrecitos los de Intag" que no tienen cómo vivir. Lo primero es que en Intag no he detectado sufrimiento ni infelicidad. Ellos ya son felices así. La cuestión es que es imprescindible hacer un movimiento porque la amenaza minera sigue vigente y eso genera graves riesgos para la zona (entendiendo zona como todo el planeta). El movimiento es incluir una alternativa sostenible a la extracción del cobre de manera industrial. En el documental que preparo se explican bastante bien los motivos. En definitiva, no se pueden quedar como están porque cuanto más aislamiento y pobreza más indefensión. Por tanto, el próximo paso es el acceso al futuro. Y eso es el ecoturismo.

Por otro lado no me gustaría que quedara una imagen de Vacaciones en el Mar. No he perdido mi capacidad crítica. Simplemente el rol de voluntario me ha hecho distraer algunos otros aspectos que como turista en Ecuador como pais me hubieran afectado más.

A nivel económico sus plantaciones no generan excedente ni casi intercambio comercial. La agricultura de subsistencia es una norma generalizada pese a los intentos de personas destacadas de la zona.  Sin excedente no hay ahorro. Sin ahorro no hay crédito. Sin crédito no hay inversión. Y sin inversión no hay crecimiento.
También se aferran a su pedazo de tierra instalando su casa justo al lado. Lo que genera enormes costes operativos de movilidad a diferencia de una mínima agrupación en núcleos de población. Se agrupan en pequeñas comunidades pero luego hay una dispersión sistemática de casas por todas partes. Esto es un problema para intercambiar cualquier cosa.. en especial el conocimiento. Si tardas una hora y media andando en llegar al cole... mucho te tiene que gustar el cole para seguir hasta el final. Me cuentan por ejemplo que hay comunidades que pueden estar aisladas semanas enteras sin que pase nada. En España el mundo rural padece también de este tipo de historias pero aquí están maximizadas.

Siguen una rutina de vida que no es viable en el futuro. Saben que deben cambiarla y hacen esfuerzos para tendrán que ir más rápido. Conozco el capital y están sentados encima de una mina de cobre.
La primera amenaza minera fue japonesa. La segunda amenaza fue canadiense. Luchar contra un enemigo externo es relativamente sencillo. El efecto invasión genera cohesión interna a pesar de que hay familias enfrentadas por la oposición a la minería. Pero la amenaza actual es ecuatoriana. La empresa nacional de minas. Y esto son palabras mayores cuando se saque a pasear el patriotismo y las necesidades de crecimiento de Ecuador. Ya veremos si resisten y cómo resisten. Su única oportunidad es haber consolidado una red ecoturística mínimamente sólida y haber visibilizado la riqueza natural a nivel internacional. Pueden hacerlo pero tienen un problema de ritmos que es general en Ecuador. Todo va muy despacio.

Relato algunos de estos inconvenientes que son debilidades para el país si quiere hacer una apuesta turística. No quiero elevar anécdotas a categorías pero en fin... para un urbanita como yo.. pues son pequeñas cosas que cantan mucho. 
Me tocó ducharme con agua fría tres o cuatro veces. Un día apareció una araña de buenas dimensiones en mi ducha. Es cierto que estábamos en la montaña. Lo extraño eran las dimensiones de la araña.  Solamente he visto una escobilla de water en todo el tiempo que llevo aquí. Incluidos hoteles y cabañas. La conducción es temeraria. No hay más accidentes por puro milagro. He subido a más autobuses en marcha que parados. No tienen ningún tipo de visión comercial. Por ejemplo, acudo a un bar. Y pido por favor que me pongan un poco de pan tostado de hamburguesa fuera del menú que había pedido porque ya no aguantaba más sin pan (aquí solamente se come pan en el desayuno y es dulce). Y me dice que no me lo vende. Me sugiere que vaya a la panaderia de la otra calle y vuelva con mi pan y me lo coma. Le habría pagado un dolar más lo que en una cena que costaba 3 dólares es bastante dinero. Otro tema es la variedad en la restauración. Todo el tiempo comen arroz y carne (en su mayoría pollo). Todo frito. La presencia de las verduras es testimonial. Y la pasta ni olerla. No he conseguido comer unos macarrones en tres semanas. Yo he perdido peso.
No he visto ni una sola instalación para ocio. Es una ciudad de 200 mil habitantes. Supongo que habrá pero estoy en el centro y no veo. Sé que estan haciendo un centro comercial con cines pero ni una biblioteca, ni un cine, ni un teatro. Ni siquiera una terraza he visto donde poder tomar algo que no sea comida stricto sensu. Si no estás trabajando poca cosa hay más que hacer.
En las piscinas de Nangulvi solamente una era azul. No hacía buen día para bañarme pero tampoco sé si lo hubiera hecho. Vale que son naturales del agua de la montaña pero de color verde?
La seguridad laboral es inexistente. Ni arnes ni protección para los viandantes. Lo que caiga ha caido. Y si es un trabajador pues oiga... no pasa nada. Mi compañero Llavata me dijo una vez que los sindicatos haríamos más papel en China que en España ahora mismo. Y creo que aquí es verdad. Debería crearse un voluntariado sindical para venir aquí a montarla. Las dificultades que he tenido para explicar lo que es un delegado sindical en un país donde presuntamente gobierna una izquierda moderada (el típico PSOE que hay en cada país). Ojo.. en España también tengo dificultades para explicar lo que es... pero al menos... saben que existe para criticarme.

En fin... anécdotas aparte, hoy hemos ido a la búsqueda del souvenir perfecto a Otavalo. Le he comprado un regalito a Pau que es el niño de mis ojos. Ya tengo ganas de verlo. También me consuela que no somo el único país del mundo que tiene un aeropuerto sin aviones. En Ibarra al alcalde se le ocurrió hacer uno también que está vallado y cerrado. Y he hecho fotos al cielo de Ecuador. El cielo más bonito que he visto nunca. Por eso quizá.. vuelva al hotel mirando más hacia arriba y hacia el futuro que hacia abajo y hacia el presente.

Las crónicas de Intag. Día 15

Tengo tanto material para editar que no sé si tendré tiempo de hacer todo lo que se me ocurre. Ayer conseguí grabar a Cristian y Lorena para mi documental. Hoy he grabado a Ruth y ya solamente me falta Robinson. He estado todo el día editando. Y el resultado me gusta. Me he sorprendido con un acabado semiprofesional. He estado a la altura. Hoy no es un día de escribir mucho, el resultado se verá en el video final. Solamente me falta la locución ecuatoriana.
Hemos estado todo este tiempo recogiendo y estructurando ideas. Y hoy ha sido el primer intento de intercambio. Nos han preparado una puesta en común el jueves. Sigo sorprendido de la profesionalidad de Prodeci. Al fin y al cabo hemos interrumpido sus rutinas.
Aquí es dificil comer con variedad. Vamos a un chino como solución variada de emergencia. En todas partes se come arroz con pollo y he descubierto que soy casi vegetariano.
Hotel y hogar empiezan igual pero acaban muy diferente. Pero una habitación se ha convertido en mi habitat natural. Si hay wi fi hay vida más allá. He perdido una tarjeta SD con algunas fotos. Entre ellas las de aquella niña de Cerro Pelado. Pero guardo una foto mental. Pelo largo hasta la cintura y mirada de olvidar el futuro, sonrisa de anticipar el pesado y jugando a disfrutar el presente.
Mañana vamos a Otavalo. Hay un mercado precioso. Buscaré el souvenir perfecto para Pau. Que ganas tengo de ver al nene.

Ayer fueron a por ti

Hay una cita de Martin Niemöller -no de Bertolt Brecht- que viene a decir aquello de que "primero fueron a por los judíos y yo no hice nada, luego fueron a por los comunistas y también guardé silencio, luego fueron a por los sindicalistas y no protesté porque no era sindicalista, hoy vienen a por mi y ya no había nadie más que pudiera protestar".
Y necesito traer a colación otra de Robert de Niro en Ronin que dice que las personas se dividen en tres clases: los que forman parte del problema, los que forman parte de la solución y los que forman parte del paisaje.
Recuerdo perfectamente a algunos de los miembros de los grupos formantes del problema y del paisaje en las fechas cercanas a la huelga general de Marzo. Recuerdo aquellos razonamientos sobre la utilidad de una huelga general. Nadie se paraba a pensar sobre la utilidad de no hacer nada. Recuerdo argumentaciones sobre la necesidad de trabajar más horas por el mismo dinero o menos. Recuerdo todas aquellas historias sobre la culpabilidad por habernos gastado un dinero que no teníamos. También algunos argumentos más elevados sobre la productividad española enfangada en los lodos del presentismo. No faltaron tampoco voces que culpaban a los sindicatos, a los comunistas y a los catalanes que son el sustitutivo expiatorio de los judíos en España. A nadie ha de extrañar que quieran independizarse.
Ayer fueron a por ti. Arcelor ha sido la llamarada del flash de una foto en movimiento de muchos otros sectores. La Fábrica amenaza con descolgarse del convenio colectivo. El descuelgue de los convenios es la bajada de salarios descubierta más obscena. Te deja desnudo, sin nada, sin abrigo legal, a merced de la empresa que puede hacer casi lo que quiera caprichosamente. Lo que quieren básicamente es que trabajemos más por menos dinero porque no pueden devaluar la moneda y son incapaces de cobrarle a quienes tienen que cobrar el dinero necesario para compensar los balances de este país. Pero mientras tanto las distancias entre los sueldos de los altos directivos y sus trabajadores se agrandan. Las desigualdades de rentas entre el capital y el trabajo se agrandan. Y la desigualdad social entre ricos y pobres también. Lo que quiere decir que no todos estamos poniendo lo que tenemos que poner en esta historia.
Ayer fueron a por ti. Y si no te diste cuenta es porque todavía formas parte del problema.
Ayer fueron a por ti. Pero todavía queda gente que se alejó del lado oscuro y lucha en la resistencia.
Ayer fueron a por ti. Abandona el Matrix de sus mentiras mil veces repetidas.

Haznos un favor a todos y pásate a la solución. Muévete o acabarás por salir en la foto.

Las crónicas de Intag. Día 14

Hoy es lunes. Es un día de transición. Tenemos que marchar de Intag a Ibarra. Con todos los respetos yo ya necesito mi ducha caliente, un lavabo para mi, mi internet y mi móvil. Soy un urbanita. Lo admito. Además estoy acostumbrado a pasar mucho tiempo sólo y aquí estoy siempre acompañado. Vamos a desayunar y no hay leche. Me sigue costando entender la escasez o mejor dicho asumirla. Los mosquitos me han matado a picotazos en todas las articulaciones.
Nos recoge Lorena -lleva salud y educación en Intag- y vamos a por Cristian que es técnico de vínculos solidarios. Vaya nombre bonito para un cargo o trabajo. Técnico de vínculos solidarios. Qué es usted? Mire yo soy Técnico de vínculos solidarios. Creo que pondré eso en mi currículum también.
La carretera deja ver plantaciones y cultivos en pendientes imposibles. También deja ver ramas en mitad de la carretera si a esto se le puede llamar carretera. De pronto aparece una máquina limpiadora en mitad de la calzada. Aquí no muere más gente porque Dios no quiere. Acabaré por hacerme creyente si sobrevivo a estas carreteras y caminos. Y de pronto surge la recompensa. VAmos conduciendo y acariciando las nubes. No es niebla. Son las nubes. Puedes sacar la cabeza por la ventana y saber a qué huelen las nubes.
Vamos por una carretera con muchos camiones. Van a una cantera. Adivinan de qué empresa? Sí.... Lafarge Cementos. No puedo evitar saltarme esa historia. Soy demasiado curioso y creyente en las casualidades. Lafarge tiene una cantera y una factoria a unos kilómetros de distancia. El trasiego de camiiones es increible. Los impactos ambientales sobre la montaña son bastante visibles. Pero los derivados del transporte son invisible por la nube constante de polvo que se forma. El camino está destrozado por los camiones y los árboles tapados por el polvo. Me cuentan que hace poco hubo un accidente laboral. Dinamitan en la parte alta y dejan caer a la ladera de la montaña. Pero en ese juego de dinamitación una roca gigante andaba insegura. Hasta que un día cayó encima de dos trabajadores y los aplastó. Tardaron ocho días en llegar a sus cadáveres para darles sepultura.
Para tapar los perjuicios la empresa monta un sistema de beneficios monetarios. Ofrece el derecho a explotar un camión a los vecinos de la zona. Eso sí.. tiene que ser un camión grande porque los pequeños que contaminan menos y generan menos perjuicios... no se valen. Los vecinos no están muy interesados en llevar camiones pero si alquilan el derecho ganan unos 200 euros al mes.. que aquí es un dinero. La empresa también contenta porque quienes generan el perjuicio (camiones) no reciben el perjuicio (polvo y riesgos) y así todo le va estupendamente. Me viene a la cabeza la cantera de Romeu. Lafarge compra voluntades en todas partes.

Las crónicas de Intag. Dias 11, 12 y 13

Tengo tres días de grabación completo. Cuando empecé a estudiar Comunicación Audiovisual lo hice para hacer comunicación cívica. La comunicación profesional no me ha interesado hasta el momento. Ya tengo un trabajo que me gusta y me permite hacer otro tipo de cosas como la comunicación.
Pero para un comunicador cívico el sueño es poder hacer comunicación de ONG en terreno. Pues hoy me han puesto un chofer para llevarme y una guía para explicarme. Me llevan con mi cámara -bueno la de mi hermana y mi cuñado- y mi trípode por todas partes. Paran para que grabe y ponen interés en que lo haga... No sé si se puede pedir más.
El itinerario de hoy empieza en Plaza Gutierrez para grabar la fabricación de artesania a base de Cabuyas. No me encuentro muy bien porque anoche se me fue la mano con el alcohol.... -ups.. otra vez- y tengo un resacón de la muerte. Todavía sigue en mi cabeza una melodía sobre mi madre y por qué me parió macho. Pero tengo que resistir para grabar como sea.
El sol no colabora con mi resaca. Y menos si te llevan a grabar una planta generadora de biogas. Para el que no lo sepa la materia prima que genera el biogas es la mierda de cerdo. Así que... ejem... esto tampoco colabora a mi resaca.
Se acaba de unir a la lucha contra mi resaca el movimiento del coche que por estos caminos no para de rebotar en todas partes. Vamos a grabar lo de las bicis. Esto parece fácil. Recuerdo un reportaje de Ruben Figueirido para la tele local. Era y es un tio muy creativo. Le he perdido la pista. Filmamos en Cuellaje de nuevo. Parece distinto sin su gente.
Acabamos en Pueblo Viejo, filmando senderos y paisajes. Aquí todo es un mirador y cualquier mirada un espectáculo natural.
El sábado ya estoy a pleno rendimiento. Primero vamos a grabar los caballos y el puente que está por esa zona. Ha pasado un coche por esa zona. Tengo en video el puente.... si alguien se atreve a pasar por ahí en coche... que firme ya el seguro de vida.
Después nos llevan al Rosal. Nos ofrecen un desayuno completo.... que tengo que filmar... y después degustar. Vamos a pescar tilapías y zas.. ya tengo mi primera toma falsa.. Robinson se cae a la minipiscifactoria... jajajajaj...
Hay que ir a filmar una cascada. Esto parece fácil. He visto mil veces anuncios con cascadas. Lo que no resulta nada fácil es bajar a la cascada. Y mucho menos subir. Estoy muerto, lleno de polvo. En esta comunidad es donde elaboran los productos con aloe vera. Y como lo tengo que grabar me lo explican todo paso a paso... buf.... ni en mis sueños hubiera pensado en un voluntariado así. Después grabamos tomas de un masaje. Improvisan una camilla de masajes y queda de lo más bonita.
Volvemos al coche. Vamos retrasados. Tenemos que llegar a Junin a las cabañas. No llegaremos a buena hora de almorzar. Será almuerzo merienda.
Como quiero grabar unas entrevistas vamos al pueblo a buscar a Marcia. Es de noche. Oigo la conversación de detras. Comentan que se iban a ir andando. Describo el camino: totalmente oscuro. No se ve absolutamente nada y por ahí andan mújeres de cincuenta o sesenta años durante más de una hora.
El domingo me levanto pronto para grabar las entrevistas. Me sigue sorprendiendo la claridad de ideas y de estructura de cada discurso. Felicito a Marcia por su manera de pensar tras grabarla. Tiene una tienda de casi todo un poco. Desayunamos y nos vamos a Magdalena a grabar unas cabañas de turismo comunitario. Después a una cueva donde anidan unas aves especiales en peligro de extinción. Es una cueva privada cuidada por un señor simplemente porque estan en sus tierras y esa ha sido su devoción como aquel que pasea cada dia una hora en España. Los paisajes son preciosos. Tienes la sensación de tesoro escondido, de virginidad permanente. Todo queda bien en cámara. Es increible.
Acabamos en la visita de una finca completamente sostenible. La mújer de José nos enseña los diversos cultivos complementarios. Se cuida hasta la integridad de la tierra para que no se pierda. Los abonos son orgánicos -sí...también mierda-. Lleva a lomos a su hija pequeña, una preciosa niña de ojos grandes que va descalza.

Caminos infernales

Aquí no tengo prácticamente acceso a Internet más que cinco minutos al día. Tampoco tengo cobertura de móvil. Así que apenas sé que ha muerto Carrillo. Desconozco como anda la prima de riesgo y si Alemania nos ha exigido ya sacrificios humanos para que el Banco Central Europeo compre deuda. Y como no puedo contarles otra cosa, les cuento como van las cosas por aquí por Ecuador.

Si recuerdan estoy en un proyecto de voluntariado. Mi compañero y yo llevamos dos días acompañando a Ayuda en Acción de Ecuador y Prodeci -la ONG de base en la que colaboramos- por todas las comunidades de Intag. Sí, aquí a los pueblos o a las aldeas se les llama comunidades. Y a todo lo hacen se le llama comunitario. Y comunidad y comunitario mantienen todavía todo el significado que perdieron cuando se les puso el apellido de autónomas en España.
Me limitaré a contarles un par de cosas de ayer mismo, día jueves, como dicen aquí. Por la mañana acudimos a una comunidad que tiene un grupo más marcado de deficientes visuales. Tomó la palabra una señora. Su nombre es Noemi y es ciega pero participa de una sonrojante clarividencia para todos los que conservamos el sentido de la vista. Su firmeza y determinación nos ha emocionado a todos. Nos ha contado como consiguió llegar ayer en autobús a una ciudad cercana y una vez allí como se pudo desenvolver. Tiene cáncer pero hoy ha querido estar con nosotros para conseguir que los que no pueden ver como ella también puedan sentir y saber como ella. Cuando ha acabado de hablar unos hemos llorado hacia afuera y otros hacia adentro... pero llorar creo que hemos llorado todos.
Por la tarde a última hora acudíamos a Cerro Pelado, una comunidad también, quizá la más alejada de las que hemos visitado. Hagamos un ejercicio, imaginen el peor camino por el que hayan transitado en España... Bien... yo vengo ahora mismo de uno peor. Al llegar he visto como los niños y niñas del colegio estaban todos sentados en un banco con sus uniformes y he sabido que lo que ocurría hoy era todo un acontecimiento para ellos y para todo el pueblo. El proyecto de colaboración con esta “su” comunidad consistía en construir unos lavabos para el colegio. Sí.. unos lavabos porque no les puedo describir lo que tenían antes. Nos han recibido con toda una ceremonía con maestra de ceremonías y todo, con música, dos guitarras y un timbal. Nos han contado su historia. Resulta que con lo que ahorran cada año van poniendo unos metros cuadrados de suelo cerámico en las dos aulas que tienen. El resto del suelo es de cemento. El recreo es un descampado como el que yo disfruté toda mi infancia. Las ventanas estan rotas. Allí hará un frio horrible en invierno. Cuando vuelva colgaré los videos y se haran una idea de cómo y donde estudian esos niños.

No seré yo el que niegue aquella frase de “la felicidad no es un destino sino un trayecto”. Solamente la matizaré un poco. La felicidad es un viaje seguramente. Un viaje en el que los caminos a veces son infernales pero llevan a lugares celestiales. No recuerdo haberme ensuciado tanto desde que era pequeño. He transitado los peores caminos de mi vida pero cada vez que llego a un sitio veo a abuelos con la sabiduría de los ancianos, a padres comprometidos con sus comunidades haciendo discursos con piel y con alma, a madres con los sueños puestos en la felicidad de sus hijos. Y entonces miras a los ojos de las niñas y de los niños. Con la cara sucia de jugar. El pelo revuelto. Y un futuro que tenemos la obligación de garantizarles. Porque hay caminos terribles que llevan a lugares que valen la pena.

Que pasen un buen fin de semana.

Las crónicas de Intag. Día 11

Nuestra primera visita de hoy es Cuellaje. Visitamos una asociación de discapacitados visuales. Viajamos a menos de medio metro de un precipicio constantemente. Nos dirige la palabra el "alcalde" de la comunidad, mostrando una sensibilidad inusual en el discurso político al que estoy acostumbrado. Aquí todo el mundo parece armar un discurso sólido, con piel, seguramente porque lo construyen desde el corazón y las palabras fluyen sin pasar por el cerebro de la manipulación informativa.
Justo antes de venir me apunté a una página que permite compartir coche. Aquí todo el mundo comparte coche. Vas conduciendo y alguien está en el camino. Alza su mano y se sube a la parte de atras de tu coche. Cuando llega a su destino te toca en el techo y se baja. Te da las gracias y se va. Y así constantemente. No puedo dejar de observar la masiva presencia de mújeres y su compromiso con el futuro. Como dice mi hermana, la maternidad muta un gen femenino que le permite poner las luces largas y mirar más allá del horizonte. Y gracias a eso.. no estamos perdido.
La perspectiva de género aquí es relevante por razones que explicaré en el documental que estoy preparando sobre Intag y la lucha antiminera.
Aquí el estado ecuatoriano aparece minimizado y son las ONG las que llegan.
Toma la palabra Noemi. Su discurso me conmueve y acabo llorando. Es sencilla, práctica y ambiciosamente posibilista. Construye un discurso próximo y legitimado por su ceguera y su cáncer. Solamente quiere que el darwinismo social afecte lo menos posible a los "cieguitos". Solamente quiere habilitarlos para la vida. En este preciso momento, el concepto de la "utilidad" de mi presencia en este proyecto pasa a un segundo plano, me acabo de llenar de energía idealista por un tiempo. Noemi me ha llenado de ella.
Intuía que este podría ser un viaje iniciático. Ir a Ecuador en el ecuador de mi vida debía significar algo. Y voy intuyendo lo que es.
Hemos desayunado "huevo perdido"..... algo pastoso que lleva huevo, verde, cebolla y queso. Ya casi como de todo.... si me viera mi madre. La de cosas que me he perdido por culpa de la comida.
Allá donde voy los políticos me parecen de carne y hueso, sin fotos y sin poses.
Después hemos ido a la Barcelona de Intag. A ver una fábrica de zumos que no hemos podido tomar por el tema del agua. Nos podría afectar demasiado al estómago. Así que me quedé sin mi zumo.
Y finalmente llegamos a Cerro Pelado. El peor camino posible y el lugar más alejado. Y el lugar más dulce. Al llegar estaban los niños sentados en un banco con sus uniformes esperando. Había una niña de pelo largo increiblemente preciosa que no he podido dejar de observar. Una niña con comportamiento de niña ausente de la belleza que en otros territorios la convertiria en una semidiosa social. Aquí una simple niña que se cuelga de una barra de hierro para jugar.
El proyecto de Prodeci y Ayuda en Acción (partner financiero) en esta comunidad es simplemente poner unos lavabos en condiciones para el colegio. Nada más. No entraré en explicaciones sobre cómo eran los anteriores. He entrado al aula. Ni siquiera mi colegio cuando las aulas quedaban sin uso durante años tenían ese aspecto. También está en el video. Somos el acontecimiento del mes si no del año. Nos reciben con música de dos guitarras y una percusión. Los niños han ensayado una pequeña coreografia. Nos regalan productos de su tierra en una caja. Nos dan todo lo que tienen. Hoy ha sido un día intenso. El pecho me estalla a cada lugar que miro.

Las crónicas de Intag. Día 10.

Hoy ha sido la reunión de coordinación y seguimiento entre Ayuda en Acción y la Fundación Prodeci en el proyecto de ayuda a las comunidades de Intag. La colaboración empezó en 1996 y lleva ya dieciséis años. Se plantea ya el final de la colaboración. Se prepara "la salida".
Se habla de militar en una ONG y me sorprende la expresión. En España ya no se milita ni en un sindicato, solamente se milita en los partidos políticos. La militancia se echa de menos.
El informe sobre los 16 años de Prodeci me ha parecido bastante bueno. Se planteó un trabajo en varias etapas. La primera de autoestima y derechos qeu permitió que las personas tomaran conciencia de su identidad y dignidad. La segunda de creación de instituciones básicas en referencia a la salud, la comunicación, el tejido social y las finanzas. Después se impulsó el desarrollo económico mediante la logísticas, el turismo básico de proximidad (las piscinas de Nangulvi) y el acceso al agua potable y corriente. En la cuarta fase se buscó potenciar la autoestima colectiva vinculada a la tierra mediante el concepto de protección del entorno, sostenibilidad, compromiso y concienciación. La lucha contra la mineria parece que actúo de agente dinamizador de todas estos vectores. La última fase examinada es de empoderamiento y acceso a una cierta profesionalización en la alternativa ecoturística.
Después hemos visitado la Caja de Ahorros de Intag. Que curioso... ahora que la Caja de Ahorros en la que empecé a trabajar ha sido fagocitada por el capital me encuentro ante unas personas honradas que intentan dirigir una institución financiera con más dignidad que dinero. Y que su dificultad máxima de reconomiciento es que les miran mal por intentar cobrar a sus vecinos morosos. Que lejos de mi realidad. Me gustaría que vieras el Consejo de Administración. Lo he grabado en video.
Cuando estudiaba recuerdo el concepto acuñado en el Código Civil de "con la diligencia del honrado padre de familia". Recuerdo mi duda sobre un concepto júridico tan indeterminado. Expresiones de una época y un lugar. Aquí entiendo qué es "un honrado padre de familia" y cual es su diligencia.
Por la tarde hemos visitado Plaza Gutierrez. Allí un colectivo de mújeres fabrica artesanías de Cabuya. La asociación -todo está estructura entorno a asociaciones- se llama Mujer y Medio Ambiente. La explicación del nombre me ha sorprendido por su facilidad. Éramos mújeres y nos preocupaba el medio ambiente. Y ahí quedó el asunto.
Me han regalado un cinturón. Han cantado al son de una guitarra -yo no porque no conocía la canción- y arropado por un licor de mora de esos que notas cuando pasa por cada parte de tu cuerpo.
Al salir nos hemos encontrado con el Alcalde de la Comunidad. No se llama Alcalde pero bueno.... Hablan mucho de sueños y de seguir soñando. Y yo trago saliva cada vez que oigo esa expresión. Espero que no se enteren de que soy un ladrón de sueños. Una vez dije que había estado en sitios en donde nunca quise estar. Hoy estoy donde siempre quise estar.
Hablan del turismo como si fuera una tierra prometida, un Plan Marshall para Ecuador, con fuentes con chorrito. Creo que como comunicador que soy.. les debo una explicación... y esa explicación que les debo... se la voy a pagar.

Las crónicas de Intag. Día 9

Hoy ha sido un día entero de trabajo en oficina repasando el plan de marketing que les hizo una consultora. Creo que seria bueno volver a subrayar que -desde mi inexperiencia- creo que la cooperación no siempre es sobre la nada. En este caso es una cooperación sobre algo sólido. De alguna manera hay algo pintado a trazos y ahora hay que perfilarlo, y especialmente ponerle el color. Nosotros por espacio de tiempo apenas podemos pintar. Así que perfilamos.
El plan de marqueting es digno y bastante metódico y exhaustivo. Da las claves y los hilos de los que estirar. Apenas creo que podremos hacer algunas aportaciones de creatividad respecto a las concreciones. Donde sí que podremos aportar será en las decisiones estratégicas. Una de las primeras es definir el límite entre lo eco y lo turístico. Exceder la linea roja de lo sostenible, del turismo responsable y justo es demasiado fácil como demuestra toda la última literatura sobre comercio justo. Otra decisión estratégica será utilizar un camino social, comunitario y por tanto artesanal o un camino industrial de peaje. No es fácil caminar en la frontera entre el voluntarismo y la profesionalidad.

Como soy un pequeño desastre se me ha olvidado el ordenador y he vuelto al hotel a por él. Y como en todo viaje la casualidad te lleva a descubrir historias. La de hoy es la de un taxista ecuatoriano que estuvo trabajando durante toda la década prodigiosa en España (en L'Eliana y Valencia capital). Así que conocía de donde soy y hemos conversado. Su historia es la de un joven emprendedor que viaja a Valencia, recoge naranjas, trabaja en la construcción y cuando ha ahorrado lo suficiente vuelve a Ecuador para comprar una licencia de taxi por 30.000 $ y trabajar por su cuenta. Una historia que contrasta tan tremendamente con la versión oficial de parasitismo inmigrante del discurso generalizado en España. Ayer pregunté exactamente eso. Casi todo el mundo tiene a alguien en España como casi todo español tenía a alguien vendimiando o algo así en los sesenta. Todos aspiran a volver a su casa junto a su familia con algo de dinero ahorrado. Se van en busca de fortuna y ahora están volviendo a casa por la falta de trabajo en España.
Tras el viaje a Cuba y esta estancia en Ecuador me queda claro que el vector ambiental y el igualitario deben ser mi opción ideológica de futuro. En los noventa opté por los otros dos: el comunitarismo identitario y el pacifismo. Se trata de establecer un nuevo equilibrio sin renunciar a ninguno de los cuatro vectores que descubrí en aquellas clases de Filosofia del Derecho bajo la batuta de un viejo profesor con tendencias sociocristianas.
Por supuesto que he preguntado por la política. Y nada nuevo bajo el sol. Imaginen ustedes un panorama de izquierda fragmentada en varios partidos. Un partido en el gobierno que dice ser de izquierdas pero permite que aumente la desigualdad y que las corporaciones ganen más y más dinero a base de la explotación de mano de obra barata. Toda la historia de la humanidad parece basada en esa búsqueda de mano de obra barata que explotar. Si estás leyendo y crees que perteneces a la clase dominante explotadora estás listo. Sigue soñando. Ellos son otras cosas. Ahora ni siquiera tienen nombres y apellidos y un cuello a quien guillotinar. Hemos montado androides societarios anónimos para hacerlo.
Para resolver esa fragmentación se ha optado por la presentación de firmas para garantizar la seriedad de las candidaturas. Justo lo que tuvo que hacer Compromís para presentarse a las generales últimas.
Me cuentan que el poder -ahora de izquierdas- sigue intentando mantener un control quizá de manera más sútil  pero visible. El poder siempre quiere tener una visión panorámica de sus apoderados. Se refugia en un castillo orgánico-burocrático desde el que otea las conspiranoias y así la corte siempre permanece controlada. Y eso es así en un país, en un partido político, en un sindicato y hasta en un equipo de fútbol.
He descubierto por qué algunos taxis llevan el cartel de Ejecutivo. No se trata de taxis de primera clase para ricos sino que el Gobierno ha hecho concesiones de taxi de VPO. Me explico, las licencias de taxi cuestan dinero pero algunas de ellas han sido regaladas por el estado en función de determinados parámetros socioeconómicos. Una confirmación más de la apuesta en Ecuador por una movilidad basada en el petroleo. Espero equivocarme pero me parece un error estratégico de país con precio muy alto.
En fin.. mañana sí que definitivamente vamos a Intag y podré grabar las imágenes para los videos promocionales de la zona. Así que me despido...

PD: Mamá... ya he encontrado galletas para el desayuno. Besos...

Visitar por libre Ecuador (Ibarra, Otavalo, Intag)

Nunca me había atrevido a hacer otro tipo de viaje que no fuera a traves de agencia hasta que me fui a Cuba por libre con  una pareja amiga mía. Supongo que por un montón de miedos que todos compartimos respecto al montón de circunstancias que se presentan en un viaje. Miedo al idioma, miedo al engaño, miedo a la seguridad, miedo al miedo.
Por eso voy a intentar recoger el máximo de datos respecto a mi estancia en Ecuador por si a alguien le sirven para hacer ese tipo de viajes que nos conmueven, donde nos convertimos en  un touroperador mágico que todo lo resuelve y saltamos los miedos para lanzarnos a la piscina de lo conmovedor de un pais.
Lo primero es que yo no vine por turismo sino por participar en un proyecto de cooperación. Pero creo que pronto Ecuador despegará turísticamente así que dejo esta información por si alguien quiere venir por libre antes de que el país cambie su mirada y mire al turista no como un visitante sino como un billetero andante.
Llegué en avión a Quito. Supongo que para buscar avión ya tenemos todos soltura pero bueno... recomiendo  http://www.skyscanner.es/ 
Una vez en Quito para ir hasta Ibarra hay varias posibilidades. El autobús que sale de la estación de autobuses. También hay taxis compartidos. Y también hay taxi normal. El precio del taxi normal no debería exceder de los 60 dólares. El precio del autobús no lo sé porque a nosotros vinieron a recogernos pero el coste del transporte público en Ecuador es muy asequible (por ejemplo, entre dos ciudades importantes nunca hemos pagado más de 1$).
Llegamos a Ibarra. Nos hospedamos en el Hotel Nueva Esperanza junto al Parque de la Merced (por la Iglesia de la Merced). Una noche de hotel en esta zona puede costar entre 15 y 20$. Lógicamente hay más caros. Todos los recorridos de taxi por Ibarra cuestan 1$ vayas donde vayas. Si sales de Ibarra ya tienes que negociar el precio. Eso vale para todo Ecuador. Antes de subir al taxi pregunta cuanto te cobran. Y mejor coger taxis llamados de la central de taxis. Hay taxistas piratas que también te recogen. Nosotros no usamos ninguno. El precio del taxi oficial es suficientemente asequible. Por ejemplo, el trayecto Ibarra-Otavalo cuesta unos diez dólares en taxi (9 euros).
En Ibarra vale la pena acercarse a mirador de San Miguel te da una visión preciosa de toda la ciudad y su valle.
Algún comentario respecto a la seguridad en el país. La presencial policial es bastante visible. Los propios del lugar te aconsejan qué lugares no visitar. Ibarra es una ciudad bastante tranquila. Tanto que a partir de las siete lo tienes dificil para hacer algo.
Los sábados hay un mercado muy importante en Otavalo. Vale la pena ir. Los mercados miden el pulso de la gente y sus ciudades. Desde la estación de Ibarra salen autobuses hasta Otavalo constantemente por medio dolar. Para entrar a la estación de autobuses hay que pagar 5 centavos.
Yo no he sentido la sensación de secuestro turístico en ningún momento de mi visita a Ecuador. Paseas por las calles. A veces te ofrecen algo pero en ningún momento te sientes agobiado. No he visto nadie pidiendo ni ningún comportamiento extraño. No me he sentido inseguro en ningún momento.
Ibarra y Otavalo tienen una buena estación de autobuses. Estamos hablando de visitar el interior andino de Ecuador. Más al interior queda la zona amazonica.
A nivel de sanidad no exigen ninguna vacuna. Yo me he puesto las básicas para todo viaje a sudamérica. Estamos por encima de 2.000 metros así que no hay mosquitos. Eso sí, el sol abrasa así que hace falta un buen protector solar. Yo no he notado en ningún momento mal de altura. Eso sí.. me asfixio al segundo escalón que subo.
Una opción es ir a Baños porque es la capital de turismo de aventura. No está cerca. Hay que ir a Quito y de allí a Baños. Hay una opción para moverse por todo Ecuador que se llama www.hoponecuador.com  y que consiste en el típico autobus turístico pero a lo bestia, es decir, por todo el país. Pero ya digo que el sistema de transporte por carretera funciona muy bien.
Baños es la capital del turismo de aventura. Se puede hacer de todo: rafting, canyoing, tirolina, puenting, quad, boogie, senderismo. Los precios de las actividades son 5$ por el puenting (4 euros en 2012) o 15$ alquilar un boogie.
También hay spas. Pero ya se trata de un lugar más "desvelado", ya tiene su propia calle turística, sus restaurantes de todo tipo. Por cierto, para comer aquí a la comida le llaman almuerzo y a la cena merienda. El precio medio de un plato combinado (arroz + ensalada+ bistec) es de 5 o 6$. Se puede comer por mucho menos y por mucho más. Los horarios para el almuerzo son a eso de la una y para la cena a eso de las siete. Yo ya me he acostumbrado a esos horarios y en España como cinco veces (una cada tres horas).
Hay dos estaciones básicas. Temporada seca y temporada de lluvías. Casi mejor vienes en temporada seca (hasta septiembre).
Y por cierto, a las chicas se las saluda con un solo beso... en la mejilla... ;-) . Era una duda que yo tenía al llegar.
Si tienes alguna duda es fácil contactarme....

Las crónicas de Intag. Día 8

Es nuestro primer día libre sin agenda prevista. Y hemos decidido ir a ver las pirámides de Cochasqui y también hacernos la típica foto en el centro del mundo en Cayambe.
De nuevo hemos utilizado el transporte público. Sorprende la rapidez con la que salen y llegan los autobuses.
La sensación que he tenido al visitar las pirámides de Cochasqui ha sido la de descubrir un tesoro. Desde que leí de pequeño "La isla del tesoro" de R.L. Stevenson me apasionan las islas, los tesoros y los mapas. La sensación de descubrir algo que estuvo oculto forma parte de mis sueños porque es como compartir un secreto.
En la zona había una competición de rallye así que casi no podemos ir a las pirámides. Para ver un ejemplo de cómo funcionan las cosas aquí: no se les había ocurrido cerrar el tráfico en las carreteras que llevan al rallye hasta el final de la calle, o sea, que tu entrabas por la carretera hasta que llegabas a una intersección y no te dejaban pasar, en lugar de cerrar la carretera desde el principio.
En todo caso hemos conseguido llegar y hemos tenido una visita personalizada. Insisto en la visión pedagógica de los museos y monumentos de Ecuador. Consiguen que imagines una época de manera muy sencilla. El espacio se convierte en un escenario de una especie de obra de teatro que te convierte en un actor de un guión escrito por la historia.
Las pirámides están enterradas bajo tierra. Están ahí esperando que alguien las ponga bonitas. Están bajo tierra porque no hay dinero para sacarlas. Tengo la sensación de que es la metáfora perfecta de este país. No es visible a pesar de ser muy bonito. Alguien descubrirá algún día el mapa del tesoro y entonces volveré a lugares a los que ya no me dejaran acercarme, ni nadie me explicará, mucha gente querrá venderme cosas y los precios tendrán dos velocidades. Espero que del ecoturismo en Ecuador entiendan las dos palabras que forman el concepto.
Las pirámides fueron construidas para ser habitadas, para ceremonias y como observatorio astronómico. Llama la atención en este país que los edificios que se conservan de otras épocas raramente tienen carácter defensivo al contrario que en Europa donde casi todo (castillos o fortificaciones) se construía desde la perspectiva de estrategia militar de dominación o defensa.
Esta vez no he tenido la sensación de visitar un espacio de capricho para ricos del pasado aunque evidentemente el acceso a las tumbas en aquella época dudo mucho que fuera democrático. Sin embargo son edificios concebidos desde la perspectiva de la reunión humana, de la comunicación, de la comunión con la naturaleza y con el cielo.
Ecuador es un mirador constante. Desde la carretera, desde el pueblo, desde cualquier parte se observan paisajes hermosos. Y recuerdo la cantidad de veces que he pagado por ver paisajes menos bellos y menos auténticos. Aquí la belleza todavía se regala.
Después hemos ido al centro del mundo. No soy un especial amante de las postales y los símbolos pero ha resultado simpático hacerse una foto con un pie en cada hemisferio.
Mañana iremos a Intag. Empieza la segunda semana de nuestra colaboración. En la segunda semana iremos concretando las cosas y seguiremos recibiendo información. Vamos a la zona que Intagtours quiere poner en marcha como zona de recepción turística. Veremos cuáles son las areas de mejora. Intentaremos aportar una visión externa.
El sol quema en Ecuador. Hoy estuve en el único sitio donde aquella mujer que oí decir en el mercado que en Madrid hacía más calor porque el sol estaba encima tendría razón. Señora, sepa usted que su teoría era medio cierta. Lástima que no fuera Madrid. El centro del mundo está en Ecuador.

Las crónicas de Intag. Día 10

Hoy hemos subido a Intag. Son tres horas de trayecto por caminos infernales, llenos de polvo que me han dejado la maleta bastante sucia. Me alojo en una cabaña de esas de turismo rural. Es bastante digna aunque como en todo Ecuador no hay persianas así que la luz entrará desde el amanecer. La cabañan está junto al local de Prodeci, una especie de albergue comunitario para grupos. Hay un ordenador con conexión a Internet sin wifi por lo que hay que mendigar minutos de conexión. La empresa pública de telecomunicaciones no llega a esta zona así que la cobertura es privada y cuesta más de 150 euros al mes. Es curioso que aquí sea la empresa privada la que cubre zonas complicadas. Supongo que será via satélite.
Hemos paseado un rato por la zona. El camino es una especie de paseo por el tiempo, donde se guarda el alma de los bosques y te visita el fantasma de las navidades pasadas. Yo crecí en un pueblo lleno de descampados, con cristales encima de las paredes.. subía a casa lleno de polvo y alguna herida. Y no pasaban coches por las calles.. y cuando pasaban parábamos el partido y luego seguíamos. Andaba por la calle con tranquilidad y recogía a mi hermana de seis años cuando yo tenía diez. Eso era el Puerto de Sagunto de los ochenta y eso parece Ecuador.
Al subir hemos paradao en un lago de montaña para verlo desde un mirador para pobres. El de los "ricos" está en otra parte. Reconozco una cierta inmunidad ante los paisajes pero estos paisajes me parecen diferentes. Tampoco me conmueven pero me seducen. Realmente casi todo lo que me conmueve tiene que ver más con el paisanaje que con el paisaje. Me conmueve la gente, especialmente cuando actúa colectivamente.
Aquí en Intag uno tiene la sensación de que el dinero vale menos. Practican  una agricultura de supervivencia. En cada huerto (campo propio) se pueden encontrar hasta 72 productos diferentes que les permite saber que van a comer. No detecto sufrimiento aunque sí escasez. Pero la escasez no genera infelicidad. Hay pocas posibilidades de opción. Para los que venimos del país de las opciones, de la sociedad de la opulencia, esta escasez nos choca. Pero ellos observan la opción única (arroz con pollo) como la única opción posible.. incluso la mejor.
Ya no recuerdo que era la prima de riesgo pero estoy convencido que la de Ecuador debe ser superior. Y sin embargo en las noticias no dicen nada. Será cuestión de asumir la absurda prima de riesgo y dejar de preocuparse por ella. Como todos los miedos cuando se vuelven sostenidos desaparecen.
La montaña ha dibujado la cara de un hombre. Todo un símbolo de la yuxtaposición de las personas y la tierra. He preguntado por qué existe tanta dispersión geográfica. Viven pegados a sus tierras porque le proceso de colonización fue un proceso de apropiación de tierras. La tierra es lo que les permite seguir bien alimentados. Y tampoco parecen tener más pretensiones o ambiciones.
Mañana tenemos reunión con Ayuda en Acción y Prodeci. Me interesa el tema. Me gusta saber cómo funcionan las ONG por dentro y su mirada hacia afuera. Al fin y al cabo son organizaciones ideológicas... y ese tema... me apasiona.

Las crónicas de Intag. Dia 7

Haciendo zapping veo una cadena argentina.. quizá varias.. lo que me recuerda que en mi casa no puedo ver la TV3. Y me siento más absurdo que nunca.
Veo en la tele que se presenta el Iphone 5 que funcionará con 4G. Una tecnología inexistente en Ecuador. Hace tiempo que rechazo cualquier cosa que provenga de Apple y de Microsoft. Trabajo todo lo que puedo con software libre. En la alfabetización digital nos jugamos la democracia real del futuro. Dejar a los pobres sin herramientas informáticas es dejarlos sin las bibliotecas del futuro.

La gastronomia no es lo mío pero éste es el país del pollo. Hay pollo a todas horas. Yo echo de menos un plato de caliente. Lo soluciono a base de sopas y algo de pasta. El arroz va con todo como el pan para nosotros.

Como no soy nada protocolario y algo descortés siempre me fijo en las normas de cortesía y protocolo de cada país para comprobar que todas son convenciones sociales absurdas. Aquí cuando alguien acaba de comer se levanta, dice gracias y buen provecho y se va. Algo que elimina la sobremesa (no hay café después de la comida como norma general aunque puedes pedirlo). Y nadie espera para comer cuando le ponen el plato en la mesa frente a esa costumbre absurda española de esperar a que todos tengan plato asumiendo que el propio se consumirá frio cuando ya no tenga seguramente sentido hacerlo. Anoche pedí unas patatas sin más (suelo cenar hervido en casa) y la camarera me repitió la pregunta tres veces antes de servir (solo patatas?). Como siempre he tenido complejo de raro en la mesa aquí me siento razonablemente bien. Los paises menos sofisticados me sientan bien. Comida popular.
Veo en mi facebook las movilizaciones de la marcha a Madrid tan lejos. Tienen mi abrazo ideológico más sincero y cercano. Necesitamos demostrar que tenemos otro proyecto para el País Valenciano, para España y para Europa.
El esfuerzo de obras públicas -especialemente carreteras es muy visible-. Aunque la disperión geográfica de todo el pais les va a generar un problema serio de movilidad.
Siempre me he preguntado por qué una determinada comunidad humana crece de una manera y otra de otra. Primero me lo pregunté en la comparación entre catalanes y valencianos. No entraré en ese debate para no construir un ladrillo más en mi pared de autoodio pero influyen muchos factores.
Por qué Escocia genera una ilustración tan importante mientras otros paises como España o Ecuador no se suben al carro. La religión era en aquella época la política. El protestantismo obliga a extender la educación para que cada persona pudiera relacionarse directamente con Dios. El catolicismo conserva su reserva de conocimiento, su religión representativa en la que uno se relaciona con un Dios vengativo y rencoroso a través de sus ministros que se guardan para si diversas prerrogativas. Entre ellas el acceso al conocimientos y la educación de manera estratificada. Así nos ha ido con el catolicismo.
Reflexiono sobre el proceso de independencia de Ecuador. Los procesos de soberania siempre son impulsados por una burguesia territorial que desea acceder al poder político desde el econòmico. En realidad no es más que una sucesión de explotadores donde se cambian los lejanos por los cercanos. La humanidad es una búsqueda constante de mano de obra barata para ofrecer a la clase dominante. Cuando los indigenas se consideraron personas a los ojos de Dios.. fueron a por los negros a África que por lo visto.. Dios no los conocía todavía.

Hace tiempo estuve en una reunión sindical explicativa de las negociaciones sobre el Protocolo de Kyoto. Y no entendía por qué los paises en vías de desarrollo eran reticentes a  una reducción proporcional. Ahora lo entiendo. Les pedimos que accedan al ambientalismo cuando todavía no han resuelto completamente ni la mitad de nuestras comodidades. Tener agua caliente y luz eléctrica sin cortes. Ya no me parece tan mal el mercado de emisiones pero hay que reducir con más intensidad de manera global.

Ecuador es un mirador de paisajes. Desde cualquier parte sale una postal. No me gusta fotografiar montañas porque se les roba el aura. Al principio de la fotografia y el cine algunos denunciaban la posibilidad de que ambas técnicas robaran el alma a la gente. Y se asustaban. Otras teorías psicosociológicas hablan también del robo del aura a la obra de arte como una opera en directo frente a una grabación. Yo creo eso de los paisajes. Ninguna foto capta la grandiosidad y majestuosidad de una montaña y un valle. Por eso apenas fotografio paisajes. Lo que después veo no tiene nada que ver con lo que quise retratar.

Nos vamos de Baños. Volvemos a casa entendiendo por casa una habitación de hotel donde se encuentra tu maleta, todo lo que eres en un viaje.
Baños es un lugar de peregrinación o turismo religioso. En aquella época no habia televisiones. La gente solamente se reunía una vez por semana en una iglesia donde un telepredicador les daba instrucciones de como comportarse. Allí socializaban vestimenta y opiniones. Establecían las conductas desviadas socialmente y las aprobadas socialmente. Y para subir la audiencia necesitaban milagros, reliquías y restos diversos. Se extendían como la pólvora. Y los índices de audiencia entre parroquías competían por tener los mejores presentadores, milagros, reliquías y peregrinos.

El lunes vamos a Intag que casi se ha convertido en una tierra prometida. Suena música de Vangelis  mientras volvemos a Ibarra en autobús. Y miro el cielo de Ecuador convencido de que quien dibuja el cielo de los Simpson estuvo aquí.

Las crónicas de Intag. Dia 6

Sigo viendo en Facebook que entre mis contactos se extiende la lectura de 50 sombras de Grey. Me han recomendado leerlo y a pesar de que me fio del criterio de quien lo ha hecho no creo que lo haga. Para chicos con mente compleja que trasladan la complejidad de su mundo interior a la intimidad sexual ya llevo conviviendo conmigo mismo toda mi vida. Además los best-seller siempre me han parecido una receta tradicional con el nombre en francés. Supongo que este libro triunfa por el hipocondrismo psicológico de una sociedad enferma que cree verse reflejada en la sintomatología de un sociopata al estilo American Psycho. El secreto del erotismo siempre es la descripción, los detalles. Los mejores polvos se imaginan o se recuerdan.
Tengo muchas dificultades para explicar a la gente de aquí de qué trabajo (sindicalista) pero no pienso rendirme a pesar de lo fácil que seria decir "trabajo en un banco". O no hay sindicatos y sindicalistas o nadie los conoce. La gente no rehuye las conversaciones de contenido político y es fácil que expresen sus opiniones.
Cada vez que miro el proyecto y el Plan de Marqueting tengo la sensación de que lo que se pretende hacer es una especie de turismo artesanal que requiere mucho compromiso y creatividad, pero sobre todo entusiasmo. La vida consiste en entusiasmarse con algo... algo nuevo especialmente para dejar de tener miedo al futuro.
En la gente de Ecuador hasta ahora - como europeo- detecto algo de sumisión. Sobre la formalidad y la puntualidad hay de todo como en todas partes. Lo que sí noto es que no existe una desaprobación generalizada ante la conducta menos formal o impuntual.
Sobre España tienen curiosidad. Casi todos tienen alguién en España. Nos preguntan por qué dejamos sin atención sanitaria a los inmigrantes. Trato de explicarlo sin justificarlo. Pero especialmente se sorprenden de la supuesta "crisis sobrevenida" de España.
Se sorprenden porque el oceano Atlántico es casi un agujero negro informativo. Ellos saben de nosotros retazos informativos y nosotros de ellos ni eso. Las relaciones de España con su comunidad natural lingüística son absurdamente lejanas.
Para explicar la crisis en España me remito a sus propios antecedentes. En 2008 se inicio un proceso de auditoria para determinar qué parte de la deuda externa de Ecuador resultaba legítimamente adquirida por los dirigentes ecuatoriano y qué parte fue "deuda odiosa" o adquirida de manera ilegítima, sin conocimiento y contra los intereses de los ecuatorianos. De esta manera la primera clase de deuda seria prioritaria en el pago y la segunda quedaría a una posterior negociación o quita. El problema de España es justamente ese: su deuda externa. Lo que pasa es que nos gusta llamarle "prima de riesgo" que es más guay. Y la auditoria es algo que ya se exige desde la izquierda española. No es dificil de explicar: dirigentes que se gastan un dinero que no tienen en gastos fungibles (visita del Papa) o obras públicas inservibles o con excesos presupuestarios. Y después pasan el platillo para que paguemos su actuación. Esto es así en Ecuador y en España.
Parece que llama la atención que siga soltero con 40 años. A ver.. en España también... no jodamos. Pero en Ecuador la edad del primer hijo para una mujer puede rondar los veinte, por tanto ya están casadas salvo excepciones.
Llegamosa Baños, un centro turístico de primer orden en Ecuador donde el agua caliente y el baño privado son dos atractivos básicos. El año pasado en Ibarra (200.000 habitantes) hubo cortes de luz y agua durante varios días.
La formación de los guías incluye las diferentes modalidades del turismo de aventura. Y valientes son un rato. Han hecho tirolina (canopy) y puenting. El traslado ha sido en quad, boogie, bicicleta y moto según cada uno ha escogido y ha podido porque no todos tienen carnet de conducir.

Ahora entiendo por qué Ismael Serrano se pasea tanto por aquí. Su gente todavía te contagía de un idealismo que configura una especie de reserva espiritual del planeta donde hay varias especies en vías de extinción. De pronto te sacuden con una lágrima de utopía, de pronto te abrazan con una idea sencillamente lógica que olvidaste en tu mundo gringo. Porque sí, aquí es el primer lugar donde no dejo de ser más que un gringo.

Las crónicas de Intag. Turismo de comunicación.

Me gusta mirar la televisión de cada país que visito. Es la mejor muestra de su yo colectivo subterraneo. Por eso paso tanta vergüenza con la televisión de mi país. Aquí la cosa no es diferente. Al fin y al cabo somos latinos. Lo único que me llama la atención es algunas prácticas periodísticas sobre los sucesos. Se entrevista a las víctimas, a sus familiares. Incluso he llegado a ver en directo apresamientos populares hasta que llegara la policia. El umbral de acceso a la violencia es mucho más bajo. También lógicamente un montón de expresiones diferentes que provienen del contacto -deduzco- con el ingles como la desaparición de los artículos (Grupos ecónómicos ganan más dinero con la crisis es un titular).
Sin embargo el periodismo deportivo es menos exagerado y muy argumentativo. La locución es clásica sudemericana -esto incluye programas no deportivos- pero el periodismo deportivo tiene un cierto aire científico e incluso educado. Así un penalty clarísimo hurtado a Ecuador en su partido con Uruguay se adjetiva como "un grave error arbitral". No quiero ni recordar las expresiones que usaría el Marca y Tomás Roncero.
El tempo televisivo es más lento y los formatos tienen más duración. Así una entrevista puede durar veinte minutos sin cambiar a un concurso o dejar paso a llamadas o incluso publicidades.
Por lo demás lo de siempre, realities como Supermodelo (aquí la competición de belleza femenina sigue siendo algo visto positivamente) y muchos culebrones con los componentes clásicos que siempre nos gustaron desde la Grecia antigua: brujas, princesas, caballeros, reyes, bufones, trovadores...

Las crónicas de Intag. Turismo sindical.

Siempre que viajo trato de averiguar alguna cosa de la realidad laboral del país. No lo puedo evitar. Soy así.
Si quieres hacer un muestreo rápido de una ciudad o un país: pregunta a los taxistas. Así que eso hice. No me ha dado tiempo a verificar todos los datos pero en todo caso me vale este botón como muestra.
Las vacaciones duran 15 días. Una casa media viene a costar unos 50.000 $ mientras el sueldo medio de una persona con formación universitaria se situa en el entorno de los 600$. Por lo tanto, casi todo el mundo alquila y la propiedad es algo poco frecuente. No existe la prestación de desempleo. Si te tiran te jodes. Bueno no, cobras un finiquito de un mes más.
Los tipos de interes de los préstamos personales están en el 20% aproximadamente. Los de los hipotecarios andan en la mitad más o menos. Prácticamente no hay contratación indefinida y han eliminado la figura del funcionario de carrera. Ahora el estado contrata por un tiempo. Lo de wikileaks le importa unos pocos pepinos a poca gente. La sanidad es universal pero los medicamentos hay que pagarlos salvo los genéricos. El acceso a la educación es mayoritario pero por ejemplo en la zona de Intag desplazarte al centro escolar te puede llevar unas dos horas.
Mientras tanto leo que en Arcelor -en la Fábrica donde trabajó mi padre toda su vida- se quieren descolgar del convenio colectivo gracias a la última reforma laboral. Y no puedo evitar recordar las argumentaciones de algunos amigos que trabajan en esa fábrica respecto a que es una época de trabajar más (entiendo que por el mismo dinero). Argumentos que se exponíán para no hacer huelga ante la última reforma laboral. Si estas personas y sus pensamientos y argumentos se convierten en mayoritarios seguramente ya no necesitaré venir a cooperar a Ecuador. Podré hacerlo al lado de casa.

Las crónicas de Intag. Dia 5

Mi compañero es de Barcelona. Hablamos en catalán entre nosotros. De momento nadie nos ha dicho que es de mala educación así que esa enfermedad no afecta a todos los castellanoparlantes. Debe afectar solamente a los que viven en España que obtienen una especie de diploma de superioridad lingüística.
Ya aterrizado uno se da cuenta de que hacer proyectos de plástico es fácil. Lo dificil es salir del laboratorio teórico y hacer un proyecto con alma. Poner en marcha una empresa turística en Ecuador requiere una enorme cantidad de información que no tenemos por el simple hecho de venir de España. Sabemos cómo se hace un Plan de Marqueting, su estructura y método.. lo que no sabemos es el contenido. Así que nos han preparado una agenda de inmersión de costumbres, historia, cotidianeidad.. y creo que vamos sumando buena y nueva información.
El proyecto requiere la complementariedad de quienes siendo profesionales aportan un alto grado de voluntariedad y quienes viniendo del voluntariado queremos aportar algo de profesionalidad.
Hoy es el primer dia que acompañamos a los que se están preparando para ser los guías turísticos de la zona. Seguramente a tu mente habrá venido unos muchachos fornidos, rubios y morenos por el sol de hacer surf o esquiar, licenciados en IVEF y que triunfan entre las niñas monas en cada temporada. Bueno, con todo el respeto debido a todas las personas no se trata de ese perfil. Son chavales entre 20 y 25 años. No ha sido fácil encontrar 12 chicos que tuvieran acabada la escolarización. Uno de ellos ni siquiera tiene documentación de identidad. Su alternativa laboral es la agricultura y la ganaderia. Pero se preparan para ser guías turísticos en su area natural -Intag- en su propia tierra. En el proceso de formación se incluye todas las modalidades de turismo de aventura que es el que tendrán que guiar mayoritariamente en Intag cuando la empresa esté en marcha. Pero su formación también incluye una panorámica de la historia de Ecuador y algunos otros lugares de interés que tienen que saber explicar.

Para poder encontrarnos con ellos hemos tenido que ir a Quito. Yo creo firmemente en las casualidades. Bueno, más bien en que la vida es un pasillo de puertas que se abren y se cierran, algunas de ellas las abre el aire y tienes que saber entrar rápidamente. Eso son las casualidades.
En el viaje hacia Quito en autobús ponen una película para hacer más ameno el trayecto. Detecto que es de Bollywood y me pregunto por qué en España no puedo ver películas de Bollywood. Se titula Me llamo Khan. Es una pelicula de factura razonable en cuanto a técnica y estética. Para simplificar explicaré que se trata de una especie de Forrest Gump que utiliza la metáfora del chico con dificultad para atravesar algunos hechos históricos que se quieren tratar. Así pues, el hilo conductor es un chico autista que vive una historia de amor con tragedia incluida. Nada nuevo que no haga Hollywood diez veces al año. La diferencia es que la película está tratada desde el otro lado del espejo. El chico es musulman y vive en Estados Unidos en pleno post 11-S. Y construye la visión musulmana de toda esa caza de brujas tan típicamente americana propia de un país neurótico y armado. Me ofrece una visión diferente, tierna y dura al mismo tiempo de los musulmanes que jamás hubiera imaginado. Y entonces entiendo por qué en mis apuntes de la universidad se habla de Al Jazzira como  una aportación imprescindible e histórica a la pluralidad informativa. Nos construyen un discurso narrado desde el ombligo de los Estados Unidos y nosotros lo compramos a trozos de diez euros (ahora que ha subido el IVA). La película es realmente recomendable de ver aún siendo muy lacrimogena.

De Ecuador y de mi primera impresión de los chavales -tengo el doble de años que la mayoría- me llama la atención la tecnología en capas. Es como si en España convivieran diferentes épocas. He visto unos recreativos como los de mi preadolescencia con sus maquinitas y sin embargo también veo Blackberries y Iphone.
Los museos que hemos visitado junto con ellos son diferentes a los europeos. En Europa y especialmente en  España los museos viven obsesionados por la transmisión de información y la verdad. En Ecuador -lo que yo he visto- viven más cerca del aprendizaje y la imaginación. Me explico. Los museos de Ecuador construyen recreaciones de realidades históricas virtualizando el museo. No se trata de realidad virtual sino de recreaciones de aquellas épocas que no son verdaderas mediante muñecos, cabañas, ropajes.... Sin embargo, gracias a las recreaciones viajas en el tiempo. Algo que jamás me ha pasado en un museo en España. El chico que hizo la visita al Museo de Historia de la Ciudad de Quito construyó una conversación permamente con el visitante. Mientras tanto, en Escocia e Italia te dan una audioguia incluso en lugares donde no hay masificación.
Los museos que hemos visitado ponen en valor los próceres de la patria que sorprendentemente suelen ser hombres de ciencia o de letras. No he visto revolucionarios, ni guerreros todavía en la puesta en valor histórica. Y preguntando tiene lógica porque los habitantes de este continente no tuvieron nunca una visión violenta de la vida ni de la historia.
Pero es especialmente llamativo ver por primera vez un museo donde los españoles son los malos, donde se habla de la independencia de España con naturalidad y orgullo sin que Intereconomia haya tomado cartas en el asunto.
Mientras tanto, en el silencio del museo suena un móvil. Sin duda en el futuro la sintonia de Nokia será el próximo himno internacional del planeta.

Intag

Llegué a Ecuador el lunes. He venido junto a un compañero a hacer una colaboración con la Fundación Prodeci y Ayuda en Acción a través del programa de voluntariado corporativo de La Caixa.
Intag está al norte de Quito. A poco más de cien kilómetros. Intag es una especie de comarca andina formada por siete parroquías. En 2005 se comenzó a impulsar un proyecto de promoción económica de la zona basada en el ecoturismo, naturaleza, relax y deportes de aventura. Intag estuvo bajo la amenaza de la explotación minera del cobre lo que hubiera generado un desastre ambiental y social obligando al traslado de muchas familias fuera de su entorno. Además los índices de abandono escolar eran y son muy altos.
Prodeci puso en marcha el proyecto y ahora trata de impulsar una empresa operadora de turismo que sea capaz de captar más clientes para esta opción de turismo alternativo. Nosotros estamos aquí para colaborar en la concreción y desarrollo de esas estrategias de marqueting.
Los estereotipos de las culturas son tabiques infranqueables hasta que simplemente abres la puerta y ves que al otro lado hay lo mismo que a este. Y yo lo he hecho con la misma naturalidad con la que construí los tabiques mentales.
Me llamó la atención poderosamente como ha llegado una especie de mensaje informativo lacrímogeno español sobre "la crisis". España y crisis acaban yendo siempre en la misma frase. Ya me pasó en Cuba. Y es muy curioso porque nuestras "crisis" comparadas con su "día a día" todavía guardan una enorme distancia. Desde aquí me parece más escandoloso que se reduzcan los prespuestos de cooperación. Recuerdo el día que asistí a un debate preelectoral en el que el actual alcalde de Sagunto predicaba el mensaje de "los de mi pueblo primero" porque no hay para todos. Estando aquí uno tiene la sensación de que con tan poca inversión se puede conseguir tanto. Y eso que no me han mandado a un lugar donde se construyan pozos de agua o colegios infantiles para evitar el trabajo de los niños.
Creo que no tenemos derecho a recortar los presupuestos de cooperación pero lo que resulta indecente es que alguien juegue o piratee esos fondos como se ha hecho desde Conselleria. Eso me parece infame y vergonzoso
Lo que me recuerda que la obsesión germana por el deficit público anual2 es tan absurda como lo fue en su momento la de la inflación que nunca tuvo en cuenta las subidas de la vivienda y sí las del pollo. Construimos fórmulas que nos cuentan mentiras que nos gustan. Y así vamos sobreviviendo. Y mientras tanto las verdades siguen su camino.

Las crónicas de Intag. Dia 4

Vamos pasando de lo abstracto a lo concreto y hoy ya hemos hecho una primera jornada de formación en herramientas informáticas de diseño, video, audio y redes sociales. Muchas veces he pensado para qué me servía la cantidad de tiempo que he dedicado a pelearme con el ordenador para hacer cosas que al común de los mortales le importan tres pepinos. Supongo que todo tiempo invertido tiene sentido en algún momento. Me resulta tremendamente curioso que cuando empecé a estudiar Comunicación Audiovisual fuera con la idea de hacer comunicación cívica -comunicación al servicio de organizaciones ideológicas- y la cooperación sea precisamente sobre este tema. Parece cómo si un puzzle fuera cobrando sentido.
La mayor parte de las herramientas que he ido acumulando son de software libre, básicamente porque creo que el acceso a la informática debe ser tan democrático y universal como sea posible. Los que hoy no disponen de dinero para pagar tanta investigación y marca, sino que simplemente desean las funcionalidades básicas deben poder acceder a esas herramientas.
El trabajo hoy ha acabado algo más pronto con lo que hemos subido a un mirador desde el que se contempla toda la ciudad de Ibarra. No tengo un gran criterio sobre ciudades de latinoamérica pero la dispersión geográfica parece ser una nota común, lo que genera problemas de movilidad. El gasoleo está a 0,25 centimos el litro por lo que casi todo el transporte se realiza por carretera. Pero el petroleo se acabará pronto en este planeta y ya veremos como lo arreglan. El transporte público es aceptable. Los vehículos son más que dignos. Los horarios no he conseguido encontrarlos pero también es cierto que no hemos tardado ni cinco minutos en encontrar los dos autobuses que hemos cogido.
Mi percepción sobre lo colectivo es diferente a la Cuba de junio. En Ecuador sí que se respira una cultura de "lo público". Los jardines están cuidados, las calles limpias, las autovías asfaltadas, iluminadas y protegidas. Eso sí, son de peaje.
Como hoy es el cumpleaños de mi madre casi mejor hago una descripción de lo cotidiano de regalo para ella. He de confesar que en España tenemos demasiadas ideas de corto recorrido sobre Ecuador. A los europeos nos asusta casi cualquier cosa. Ibarra es una ciudad de 200.000 habitantes. No he visto ni un cine ni un teatro. Nos alojamos en un hotel -lo que en España seria un hostal- con carpinteria y ropa antiguas pero dignas. Por supuesto que hay agua caliente y wi fi. Hoy hemos ido a la Fundación Prodeci a trabajar pero en los próximos días haremos varios desplazamientos para hacer un trabajo de observación. Como expliqué se trata de poner en marcha  una empresa operadora de turismo así que hemos de anticipar cuáles son las necesidades y atractivos que surgen en la experiencia del viajero a una zona poco conocida como Intag.
Respecto a la seguridad -mamá no te preocupes- no hay ninguna sensación de inseguridad. No hay méndigos, ni vagabundos.. uno se siente tranquilo paseando por la ciudad. Después habrá como en todas partes pero no se respira inseguridad. Eso sí, como a las ocho no somos nadie de cansancio por el cambio de horario todavía, pues ya estamos en la habitación.
Ibarra no es una ciudad que exprima al turista sino que más bien acoge al visitante. Se nota mucho que no han desarrollado las picardías de la universidad de la supervivencia o la extorsión de la experiencia. El termómetro de los taxistas siempre es claro. Nos informamos antes del precio de los trayectos y siempre coinciden con los que nos cobran. Lo que quiere decir que aunque nos ven extranjeros no intentan timarnos.
Por hoy, poca cosa más... bueno... ahora estoy viendo la tele y me resulta extraño. No hablan de economía. Quizá la crisis de España sea un estado psicológico. Nos han dicho tantas veces que estamos en crisis que hemos entrado en crisis.

Los raros

Desde pequeño he tenido un trastorno alimentario que me ha hecho comer pocas cosas y ha limitado mucho mis atrevimientos. Así que desde pequeño me han llamado raro. Por tanto, no tengo nigún recuerdo de si alguna vez no fui raro. Siempre he sido raro.
Ser raro ha sido algo maravilloso para mi. Como me empezaron a meter en el rol de raro tan pronto me pude dar permiso para ser raro en general. Así que he sido un raro consciente. Al ser raro tienes una mayor predisposición a la tolerancia respecto a la diferencia ya que la sufres en tus carnes. Ser raro me ha permitido acudir permanentemente a la gestión del minoritarismo lo que me ha proporcionado una enorme felicidad a lo largo del tiempo.
Fui raro cuando escogí ser del Valencia en segunda división. Fui raro cuando escogí estudiar en valenciano en la universidad. Fui raro cuando escogí ser objetor de conciencia. Fui raro cuando me afilié al Bloc. Fui raro cuando me saqué el título de entrenador de fútbol. Y entonces me empezaron a gustar las lecturas raras, el cine raro y ahora últimamente la música rara. Sigo siendo raro porque estoy soltero, raro porque puedo escribir artículos sobre política y al día siguiente cantar en un concierto. Soy raro porque visto raro, porque a veces hablo poco y a veces hablo demasiado. Raro porque me gustan los viajes raros y la gente rara.
Los normales nos llaman raros porque creen tener una vida normal, un trabajo normal, una casa normal y una pareja normal. También tendrán una lápida normal.
Si crees que eres raro, si te llaman raro, recuerda la frase de Mi vida sin mi (Isabel Coixet). Nadie es normal. No existe la gente normal, mamá.
Y luego sustituye en mi texto la palabra raro por la palabra especial. Y sigue con tu vida.
Desde pequeño siempre he sido especial. Ser especial ha sido algo maravilloso para mi....

Las crónicas de Intag. Dia 3

Me despierto temprano, moribundo. Perezoso resucito, bienvenido al mundo. Con noticias asesinas me tomo el desayuno.
Por suerte aquí el PP solamente es un diario que hace sorteos de dinero. Aquí andan preocupados por la seguridad vial y por los incendios. No sé de qué me sonará eso. Si te pasas de la velocidad te meten tres días en la cárcel.
En la presentación del tema de la cooperación para quiénes aspirábamos a participar noté una cierta jerga específica. Todos los colectivos la tienen para señalarse como aquellos que dominan las reglas del juego frente a los que no las dominan. Hablaban constantemente de "bajar a terreno". Hoy he entendido exactamente a qué se referían.
Es el primer día en que nos levantamos por la mañana y debemos fijar nuestros objetivos preliminares que seguramente deberemos corregir cada semana si no cada día. Es el día de las expectativas. Las nuestras que se han creado sobre nuestras capacidades y las cosas que pensamos que podemos aportar. Las de las personas que nos reciben que trabajan todo el año y tienen unas necesidades que cubrir. Y también es el día de la cantidad de cosas que pueden resultar inesperadas.
Una de las primeras cosas que me gustaría hacer es restarle épica a esta colaboración. No soy un héroe ni pretendo serlo. Ni la cooperación es una heroicidad siempre aunque a veces tenga sus tintes. No me debería extrañar siendo como soy estudiante atento de Comunicación pero los medios asocian sistemáticamente la cooperación con situaciones de conflicto o de escasez extrema. Entonces la cooperación es noticia. Mi intuición me decía que la cooperación no podía ser solamente eso. Y además era mi deseo porque en conductas exclusivamente asistencialistas tengo poco que aportar. Por suerte este proyecto tiene poco de épico y mucho de pragmático.
Hemos aterrizado en Ibarra. Una ciudad de suficientes habitantes como para llamarse ciudad. De una pequeña ojeada estadística se puede deducir que hemos venido a un lugar donde la cooperación tiene más que ver con una inversión con retorno indirecto que con una conducta caritativa o meramente asistencialista.
Nuestra presencia aquí ha sido planificada y preparada. Saben exactamente qué quieren de nosotros. Otra cosa es que existan márgenes de desplanificación. Se trata de un proyecto que da la impresión de estar maduro. Hace años que Ayuda en Acción aterrizó en esta zona. La amenaza de una mina de cobre que destrozaría el entorno natural y social movilizó toda la zona que goza un tejido social envidiable para cualquier español que conozca como esta el nuestro. La mejor manera de proporcionar una alternativa viable a esta zona era la promoción de un modelo de turismo sostenible y sostenido.
Todavía no he ido a Intag pero he visto alguna foto y algún vídeo y me ha gustado. Creo que vamos la semana que viene.
Colaboramos con la Fundación Prodeci  que es la organización que gestiona directamente la iniciativa como contraparte de Ayuda en Acción. Su funcionamiento es bastante sólido. Digamos que no hemos venido aquí a enderezar ningún árbol sino a cuidar de las hojas (ni siquiera de las ramas). Perfilamos un cuadro que está casi pintado. En concreto, la actuación se va a centrar en cuestiones de marqueting para posicionar el arranque de Intagtours. Intagtours es una empresa recién creada para ofrecer servicios turísticos de operadora en la zona. Se ofertaran packs turísticos de deportes de aventura y relax en un entorno natural. Y dado que los recursos son escasos habrá que maximizar las oportunidades que ofrecen Internet y las redes sociales. Obvia decir que son temas que me apasionan así que así ando... apasionado. De momento, nos vamos a centrar en la formación en herramientas ofimáticas y virtuales que permitan una cierta autonomía a la hora de diseñar y socializar las estrategias de marqueting. Dicho de otro modo, no hay dinero así que debe haber imaginación.

Y por cierto, paso bastante vergüenza interior con la cantidad de estereotipos que hemos creado en España respecto a Ecuador fruto de esa visión sobre la inmigración del etnocentrismo occidental. Pongo solamente un ejemplo, en el hotel había un equipo de futbol juvenil que jugaba un campeonato. Me fijé en sus zapatillas porque yo jugaba en un equipo así cuando era más joven y sé que son un indicador de prestigio social y de solidez de una clase media asentada. Umbro, Reebook, Nike, Adidas... Así que.. no volveré a comentar en este blog cuestiones sobre la calidad de vida de aquí para no caer en trampolines occidentales que me llevan directamente a piscinas vacías de las que luego no sé salir nadando.
Es tarde. No es fácil encontrar un restaurante en el que no pongan solamente pollo. Hoy lo hemos conseguido. Quizá mañana también.
No deja de ser curioso que dos ex empleados de una Caja de Ahorros vayan a colaborar a un lugar donde acaban de constituir una Caja de Ahorros. El mundo es un tómbola. Sin luz y sin color.


Las crónicas de Intag: Dia 2

El metro de Madrid está lleno de hombres grises. Nos roban el tiempo para dárselo a los ricos cada vez a cambio de menos dinero. Los que más me interesan son los jóvenes. Quizá porque yo un día también me metí en un traje y una corbata y pensé que podría llegar a ser un hombre gris. Tuve suerte. Pudo haber ocurrido. Desde entonces me pongo pocas veces el traje y la corbata completos. Creo que como a Superman el hábito acaba por hacerte monje.
Llevan un traje impecable, una corbata bien anudada y una camisa sólida. Lástima que no sepan escoger los zapatos y el cinturón. La mitad del estilo de un hombre son sus zapatos. Ahí se nota que algunos de ellos son pijos sobrevenidos a imitación china de los auténticos. Los que crecieron siendo pijos. Ellos saben que unos buenos zapatos son la marca de distinción de sus imitadores.
A nadie engaño ya diciendo que otra de mis pasiones es mirar y admirar mujeres bellas. Los aeropuertos están plagados de ellas. De entre todos los personajes femeninos de los aeropuertos los que más me llaman la atención son las viejas glorias de la belleza. Esas mujeres que tuvieron una insultante belleza juvenil y tratan de sobrevivir al naufragio físico cabalgando sobre unos tacones, con la mirada cansada y un portafolios lleno de desengaños. Siempre me he preguntado porque las hijas de los ricos son tan guapas. Supongo que es una cuestión genética, sus madres fueron guapas porque el dinero atrae a la belleza y la belleza atrae al dinero. El resto es una cuestión de herencias genéticas y un gasto innecesario en accesorios diversos de marcas que asaltan la dignidad de cualquier cuenta corriente.
El metro de Madrid está lleno de gente que llega tarde a ninguna parte y te adelanta y avasalla aunque tu maleta se acabe de caer al suelo. Convirtiéndote en un Mr Bean metido en el Show de Truman.
Pago un suplemento en el aeropuerto antes de entrar,  una especie de impuesto revolucionario, de cepillo católico de caridad con los malgastadores.
Me gusta ser despistado. Y más desde que he leído que el cantante de Mishima también lo es porque es una gran fuente de inspiración. No hay sitio para el descanso en un aeropuerto lleno de náufragos de cada época que han montado un negocio de explicaciones en su propia isla desierta.
Veo leer a mucha gente. Yo escribo. A la gente le gusta que los demás lean pero no le gusta que escriban. Siempre creen que anotas alguna cosa sobre ellos.
Facturando te asalta la duda de siempre. Encontrar alguien con quien vaciar de principios el principio. Te quedas en pie mientras ves a los de Business que pueden embarcar en cualquier momento. En un avión a Ecuador la clase Business se vuelve más obscena. Y su sonrisa de superioridad al embarcar me hace soñar con una lluvia de monedas que lapidara la avaricia.
Joder, hasta los pasillos se mueven bajo tus pies para ir más rápido. Es la sociedad de la velocidad. El pez grande ya no se come al chico. El pez veloz se come la comida antes y el pez lento no come.
Tengo once horas por delante. Otra vez el periódico. Esta vez La Vanguardia que Catalunya siempre aporta otro punto de vista. Barcelona World. Pronto seremos un país de putas, juego, sol y diversión. De hecho ya solamente nos faltaba el juego. Vuelve el pirata Bañuelos. Solamente un pueblo de supervivientes como el mío podría crear un elemento como ese. Un país donde los futbolistas están tristes no es un pais normal. Aunque en Francia el hombre más rico ahora quiere ser belga. Tengo claro que nunca querrá ser español aunque ganemos la Eurocopa. Los ricos pueden elegir donde viven porque no viven en ninguna parte.
Obama vuelve a estar recuperado en las encuestas. Me gustan las elecciones americanas. Su mayor dificultad es hacer un discurso de doble canal. Un canal para tontos -la mayoría de los nortemericanos- y otro canal para muy listos -la minoría de los norteamericanos-. No es fácil hacer ese discurso de manera paralela. Obama lo consiguió. Clinton también. Bush simplemente no tuvo a alguien enfrente que lo supiera hacer.
Catalunya se prepara para ser independiente. Mi hermana ha tirado una pared de su casa y ahora es más feliz. Si España tirara una pared de su casa seguramente también lo seria. Catalunya quiere ser independiente pero pone apellidos en inglés a su proyecto estrella. Barcelona tiene marca. Valencia tiene deudas.
Cesar Molina pide un sistema mayoritario electoral. Me gusta su radiografía de casta política parasitaria y endogámica pero creo que equivoca la receta. En todo caso, toca abrir un proceso consituyente.
Mi mente es así de caótica. Incapaz de relajarse en momentos de relajación y despistadamente relajada en momentos de mucha tensión.
Ponen una película de vampiros que sucede en octubre de 1972. Salen brujas y princesas, algún hada. Puertas que se abren y que se cierran. Señales en el cielo. Vas a Ecuador en el ecuador de tu vida.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com