Resucita para ir a trabajar tras un examen más exhaustivo de la mútua



Iba al trabajo en su coche cuando tuvo un accidente de tráfico. Fue trasladado urgente al hospital donde fue declarado muerto, sin embargo, un examen posterior más exhaustivo de la mutua le dio el alta para volver a trabajar con lo que el empleado se vio obligado a resucitar y acudir a su puesto de trabajo.
Es la atípica historia de un empleado de una empresa de la comarca cuyo nombre no nos está permitido revelar y uno de los primeros casos de resurreción laboral que demuestran que el sistema de control de las mútuas funciona mejor que el de la Seguridad Social donde el empleado había sido dado por muerto sin más.
La empresa no ha sancionado al trabajador por llegar tarde pero tendrá que recuperar las horas perdida por la muerte transitoria.

El Ayuntamiento de Sagunto repartirà dividendos con el superávit obtenido

La presentación de la cuenta de resultados del Ayuntamiento de Sagunto por parte de su Director General Sergio Muniesa vino acompañada de una noticia inesperada. El Ayuntamiento repartirá dividendos gracias a la excelente gestión de la Junta de Gobierno. Los vecinos podrán domiciliar los pagos en la cuenta donde se cobre el IBI o bien pasar a recoger un cheque nominativo por las oficinas PROP del municipio. Cada accionista vecino tiene derecho a 1,2 € en función del número de acciones que tenga sobre el municipio. Los segregacionistas han elevado inmediatamente la voz de alarma al considerar que salen perjudicados al considerarse accionistas solamente de una parte del municipio.
Finalmente el Consejo de Administración de Sagunto Sociedad Anónima y Limitada presentó su estrategia para los próximos años basada en la contención de gastos y el aumento de los ingresos para ofrecer certezas a los accionistas. 

Un policia sancionado con estudiarse los "pronoms febles" por no atender en valenciano

Policia tras cinco horas intentando entender los "pronoms febles"
El policía quería sancionar a una vecina de nuestra localidad por haber estacionado en lugar indebido. Y la vecina deseaba ser atendida en valenciano. Todo derivó en un rifirafe dialéctico en media calle al estilo Esperanza Aguirre que acabó con la vecina denunciada por el doble de la cuantía y el policía expedientado por no ser sensible a la realidad lingüística. Sin embargo, la sopresa ha venido con la sanción al policía que no ha sido económica sino lingüística. El policia tendrá que estudiarse "els pronoms febles" una de las pesadillas de cualquier estudiante de valenciano y aprobar un examen sobre ellos. El policia ha declarado que "hubiese preferido pagar una multa y ya está. No me parece justo tener que volver a mirarme "els pronoms febles". Está claro que se han cebado conmigo. Pido disculpas y no volverá a ocurrir". 

Un plato de macarrones boloñesa gana el I Certamen de Fotografía Gastronómica Ciutat de Sagunt


El Departamento de Turismo del Ayuntamiento de Sagunto se ha subido a las nuevas tecnologías para darle un nuevo aire a nuestra ciudad. Esta misma semana se ha librado el resultado del I Certamen de Fotografía Gastronómica Ciutat de Sagunt. Las bases eran sencillas, publicar en Instagram la foto de un plato de comida con la etiqueta #mecomoSagunt. Tras un mes de experiencias y subidas de fotografías aprovechando que la mayor parte de las fotos que se suben a la red son de comida esta semana se han hecho públicos los premiados. 
Para el coordinador del proyecto "lo que pensamos fue aprovechar que todo el mundo le hace fotos a lo que come y pensamos en unir eso con el concepto de turismo gastronómico en la ciudad siguiendo con el concurso de fotografías de pies en la playa del año pasado". 
Finalmente y de manera sorprendente la ganadora ha sido una fotografía de un plato de macarrones boloñesa que aparentaba una gran simplicidad pero escondía un uso magistral del filtro cinemascope y un degradado que invitaba a la reflexión sobre el retorno a los hidratos de carbonos en la crisis. El segundo puesto ha sido para un tiramisú de chocolate por su enorme manejo de la luz que trascendía incluso un cierto sabor a chocolate. El tercer premio ha recaido finalmente en el favorito para todos, una paella valenciana que incluía chorizo y patatas lo que suponía una auténtica transgresión iconográfica. 
Las fotografías podrán verse en la sala de exposiciones del Centro Cívico durante las próximas tres semanas. 

Rental Days de Apartamento Mercado de Valencia estafa a sus clientes

Reservé por Internet un apartamento turístico en Valencia para finales de marzo. Cuando faltaba  un día para entrar me llamaron para decirme que no podía ir porque había problemas con el suministro eléctrico. Me habían cobrado 70 euros de la reserva. A día de hoy todavía no me los han devuelto. Me dan largas y me parece que su situación económica es muy precaria con lo que no os aconsejo que lo reservéis. Está en Booking.

Escuela de raros

Lo que ocurre a nuestro alrededor siempre es el ritmo de los tiempos. Ahora todos tenemos alguien conocido trabajando lejos de España por ejemplo. Pues últimamente he hablado con varias personas que andan preocupadas por sus hijos y sus comportamientos. No quiero en ningún caso faltar al respeto a ningún profesional y a ninguna patología pero sí que me gustaría relativizar algunas cosas y especialmente hacer apología de la diversidad y de la diferencia.

Cada vez conozco más madres y padres preocupados porque sus hijos no atienden, se distraen en el colegio, están desmotivados en general, se rebelan o hacen mil cosas que hoy no se consideran adecuadas para la infancia. Cada vez nos preocupan más los niños raros así que he decidido salir del armario de mi infancia.

Yo fui un niño raro y soy un adulto raro. Raro es el adjetivo que más me han dicho. Carlos es raro, Carles es raro. Fui raro porque no cómo las mismas cosas que se comen aquí en esta parte del Mediterraneo. Años después he ido a otras partes del mundo donde soy un chico perfectamente normal.

Me aburría en clase. Siempre me he aburrido en clase. El aburrimiento o mejor la huida del aburrimiento es una constante en mi vida. Pero lo que explicaban era fácil. Suena arrogante pero puestos a salir del armario hay que explicarlo todo. Ir al colegio era aburrido pero fácil. Solamente un profesor de literatura me motivó a la lectura y a la escritura tras catorce años de estudios. El resto intentaron hacerme leer cosas extrañas como La Regenta con dieciséis años. Creo que nadie está preparado para leer un libro así con 16 años. Con nueve años leía más que nadie. Leía unos comics que se llamaban Famosas Novelas. Leía a todas horas las mejores novelas ilustradas del siglo XIX y el XX. Leía mucho hasta que me intentaron enseñar a leer.

Tu hijo puede que no sea raro. Puede que no atienda porque no le interesa algo. A mi no me interesaba ni la Física ni la Química. Nunca me interesó ni me interesará. No me interesaba dibujar ni pintar. Esto seguramente porque era muy torpe y me costaba mucho.

Cualquier disidencia preocupa. Tu hijo igual no es raro. Es diferente. Singular. Excéntrico. Especial. Genial. Extraordinario. O igual tu hijo es raro. Sí, igual es raro. Si tuviera dinero montaría una Escuela de Raros donde nos juntáramos todos los raros que lo fuimos de pequeños y los que ahora lo son. Un lugar en el que hablar de cosas raras y hacer cosas raras que no son normales.

En Veronika decide morir, un libro de Coelho hay un grupo de personas que se han internado voluntariamente en el psiquiátrico porque creen que los de fuera están todos locos. En Mi vida sin mi de Isabel Coixet una madre le pregunta a su hija cuando va a empezar a comportarse como una chica normal. Ella le contesta: Mamá, la gente normal no existe. No existe gente normal.

Porque es verdad. Desde pequeño me habéis parecido todos raros. Coméis cosas que no son buenas para la salud y lo hacéis porque os gusta el sabor. Después pagáis a alguien para que os obligue a hacer ejercicio pudiendo hacerlo solos. Casi nunca escribís nada. Leéis poco. Habláis un montón. Todo el tiempo. Necesitáis gente a vuestro alrededor. Otros niños con los que jugar porque no sabéis jugar solos. Os gusta pasar horas al sol sin hacer nada. No sé.. desde pequeño me habéis parecido todos muy raros.

Y sabeís que os digo... Ser normal es muy aburrido. De los normales nunca ha salido ningún Mortadelo que se disfraza de lo que quiere. De los normales nunca ha salido ningún Einstein. De los normales nunca ha salido un alguien que pinte toros en una cueva cuando los normales cazaban. Robin Hood era un tío raro. Gandhi y Mandela hicieron cosas rarísimas para su época. De los normales siempre salen cosas normales. De los raros salen cosas nuevas, especiales, singulares, extraordinarias. Por eso, apúntate a mi Escuela de Raros. 

Trencatimons: ¿La nueva falla es una falla?


La aparición de la Falla Trencatimons en el Port de Sagunt ha levantado las faldas del resto de fallas. Ya hay gente que se pregunta si alterando todas las normas que rigen hoy en día una falla se puede formar una falla. Lo que más preocupa, por tanto, de la nueva falla es que deje al aire las contradicciones en las que incurre una fiesta cada vez más social pero menos popular. Pero Trencatimons empieza un camino que todavía está por construir. 

¿Qué es una falla? Una falla conceptualmente es la reunión de los vecinos alrededor de una hoguera. Para hacer la hoguera se usaban sobrantes de madera de las casas y se incluían comentarios satíricos para ser purificados por el fuego y que las cosas malas quedaran reducidas a cenizas. Es una ceremonia de purificación del fuego típica de la primavera donde todo se renueva. Eso y no otra cosa es una falla en su más pura esencia. Todo lo demás es una convención social,

La Falla Trencatimons disfruta del derecho de autoproclamarse falla. La ofrenda a una virgen católica es una convención social, el diseño del llibret, la competición entre fallas, la articulación bajo la tutela de una Junta Local o incluso la existencia de una fallera mayor son convenciones sociales que se han ido añadiendo posteriormente y que pueden ser alteradas sin destrozar la esencia de la fiesta.

Eso sí, la Falla Trencatimons no lo tiene fácil. Practicar la esencia de la fiesta y hacerlo en combinación con sus propios postulados de falla de izquierdas, popular, comabativa, asamblearia y de base no es tarea sencilla. Ya hubo otros intentos de cariz completamente diferente como fallas salidas de movimientos cristianos de base. Tampoco es nueva la existencia de "fallas rojas" en un pueblo donde Paquito El Chocolatero fue acompañado durante toda la transición del grito de "sense blau". Las calles se llenaban de senyeras cuatribarradas que ahora han prácticamente desaparecido ante la presencia prágmatica del emblema de la propia falla, de la asumida senyera coronada o de la omnipresente enseña española.

La Falla Trencatimons se declara igualitaria lo que hará bajar del trono a la institución de la Fallera Mayor. Unos de los ejes de la fiesta josefina siempre ha sido el culto a la belleza femenina que sin embargo aparece permanentemente denigrada en casi todos los monumentos. Indudablemente habrá falleras y falleros como hecho biológico pero los roles asignados los tendrán que repensar. En la indumentaria es donde todavía está por manifestarse. Las fallas han ido creciendo en voluptuosidad de vestimenta hasta el punto de aparecer los "falleros mayores". Falleros tan absorbidos por la moda fallera que alcanzan nuevos niveles de preocupación por la apariencia fallera.

Trencatimons se explica en un valenciano pulcro alejado de la dejadez -cuando no perversión- de la ortografía de las fallas convencionales de la ciudad. Se organiza en grupos de trabajo. En eso ninguna novedad. Cualquier colectivo humano se organiza en grupos de trabajo. Pero se declara asamblearia, una declaración quizá redundante para cualquier falla cuyo trabajo suele repartirse así.

La nueva falla debe consolidarse y tomar decisiones. Incurrirá en incoherencias que seguramente serán subrayadas por el resto de fallas que verán con enorme claridad la paja en el ojo ajeno. Trencatimons tendrá que plantar algún tipo de monumento que refleje su manera de enfocar la fiesta. Tendrá que hacer algún tipo de actividad que involucre a sus falleros y al barrio. También deberá afrontar su relación con el entorno ambiental un espacio que la mayoría de las fallas ha olvidado quemando materiales contaminantes y usando otros no reciclables para decoración de calle por ejemplo.

Nace Trencatimons como una falla de izquierdas y combativa lo que ya es una enorme indirecta para el resto del mundo fallero donde los esfuerzos localizados e individuales por hacer progresar la fiesta se quedan diluidos en un magno enjambre de abejas con miel de lentejuelas. En un mundo interactivo nada se está quieto. Falta saber cómo evoluciona el resto de fallas ante la aparición de algo que renueva completamente el horizonte fallero. A algunas se les verá mucho más las caspa y otras girarán hacia una fiesta más popular y de barrio.

Nace Trencatimons para decirle al mundo que otra falla es posible. 

Libertad provisional


Nadie advirtió de la heroína. Nadie dijo lo que era. Nadie dijo para qué servía. Nadie dijo que te podía arruinar la vida. Incluso la suya. La del hijo pequeño atormentado por el éxito de todo el mundo. Los ochenta fueron una época demasiado rápida. Todo pasaba a demasiada velocidad. Todo era demasiado nuevo para ser asumido. La heroína también. Pero era la droga de la tranquilidad. La droga de la calma. Y conseguir algo de calma a buen precio era demasiado fácil.

Cuando la heroína tomó el control de su vida su vida andaba ya muy descontrolada. Necesitaba más y más y fue metiéndose en más líos. Robar en los coches. Empezó a robar en las casas. En una de esas casas pensó que no había nadie. Pero había alguien. Y en la lucha. Se lo cargó. Lo mató. Sin saber bien quien había hecho eso. Como si la vida fuera una película que miras desde una butaca. Como si lo hubiera hecho otro. Se lo cargó.

Detenido y condenado a veinte años. Desde los veinticinco hasta los cuarenta y cinco. Veinte años dentro de una cárcel. Haciendo bis a bis con prostitutas como única forma de tener sexo. Acabó los estudios que había dejado. Filosofia. Una carrera inútil para una vida inútil. Sin más contacto con el exterior que una tele donde iba viendo como evolucionaba el mundo mientras él se quedaba rezagado. El mundo había ido tan rápido que tuvo que drogarse para soportarlo. Y esa droga hizo que se parara el tiempo.

Tardó un año en deshacerse del caballo pero ya no era yonki. Ya no se metía nada. Nada salvo libros a todas horas. La única manera de vivir otros mundos cuando sigues atrapado. Cautivo.

Sus padres habían muerto. Los dos. Él era el pequeño. Sus hermanos administraban su herencia. Se habían hecho con el resto del patrimonio pero le dejaron una casa cerca del mar. En un lugar donde el tiempo parecía haberse detenido. El único mar sin urbanizar que quedaba.

En las pocas horas que disponía de Internet había ido planeando todo. Ya había contactado con un arquitecto para el proyecto. Tenía un presupuesto. Había hablado con su hermano y el dinero estaba disponible para cuando saliera.

El primer día que salió por la puerta todavía llevaba unos vaqueros acampanados. Vino su hermano mayor a recogerlo. Le dejó en la casa de la playa. Dijo que quería estar un tiempo solo para reflexionar sobre lo que iba a hacer con su vida. O bueno, la parte de vida que no había malgastado.

Tocan a la puerta. Es el arquitecto. Trae los planos. Donde está el comedor ha proyectado la celda. Debe tener una decoración austera. Sin grandes alardes. El color de base será el blanco. La valla metálica de fuera habría que sustituirla por un muro de cuatro metros con alambradas arriba. Las puertas solamente se podrán abrir por fuera. Imprescindible algún tipo de montacargas para hacer llegar la comida.

Suena el timbre de nuevo. Es la empresa de seguridad. En el contrato específica claramente que solamente podrá salir una hora al día a estirar las piernas por el patio. Ninguna otra cláusula. El empleado impedirá cualquier tipo de huida. Solamente permitirá una vista a la semana en una sala habilitada. El arquitecto ha previsto esa sala donde estaba la habitación.

La correspondencia debe ser revisada de manera manual. Lo pone claramente en el apartado tres del contrato. Pero últimamente solamente llegan libros.

El arquitecto ha previsto una ventana que da al mar. 

República


Se conocieron hace tanto tiempo que no recuerdan si hubo un tiempo en que no se conocían. Él tuvo que aprender a lidiar con su mal genio y su ímpetu. Fue maestra de escuela en la dictadura. Consiguió enmascararse para poder hacer lo que más le gustaba. Enseñar a leer y escribir. No era gran cosa pero era lo que una mujer moderna podía ser en una época tan antigua. 

Él se acostumbró a que la fuerza la tenía ella. Ella vivía una época que no era la suya. Nació demasiado pronto. Él la admiraba cuando hablaba pero especialmente la admiraba cuando se dormía y se quedaba en silencio. Porque era demasiado guapa para perdérsela. Tuvieron dos hijas. Ahora vienen cada día a ver cómo están. También tienen tres nietos y dos nietas pero vienen menos a verles. Especialmente desde que ella empezó a enfermar. 

El final de la dictadura les pilló luchando ya más por los demás que por sí mismos. A él le preocupaba mucho la militancia comunista de ella. Él compartía sus ideas pero se limitaba a pensarlas. Ella era cabezota como ella sola. Libertaria. Necesitaba actuar además de pensar. Y él acababa yendo a todas partes para cuidarla. Era demasiado imprudente para la edad que ya iba teniendo. Cogía la palabra en todas las reuniones y era la primera en repartir propaganda prohibida. La detuvieron varias veces y cada vez él sufría esperando en la calle a que la soltaran. Siempre salía insultando y estirada para aparentar una dignidad de hormigón. 

Llevan toda la vida juntos. Cuando llegó la democracia ella dejó la escuela para montar una librería y escribir libros. Su gran pasión. Con eso se ha ganado la vida más o menos.

Él había sido montador en la tele pública. Cuando los montajes venían en cinta de cine y de vídeo y había que cortar y pegar de verdad. Era su oficio. Montaba de manera artesanal imágenes para cobraran una vida nueva. Trabajó durante diez años en el montaje de Informe Semanal. Y los dos lo veían cada sábado sentados frente a la tele. Ella le criticaba algunas decisiones cuando el reportaje daba demasiada cancha al poder y él le daba un beso porque le parecía muy sexy cuando se enfadaba. 

Al jubilarse siguió haciendo montajes pequeños con todos los rollos que había acumulado de sus hijas, de sus nietos. Incluso llegó a aprender montaje digital para seguir al día de su oficio: poner imágenes una detrás de otra hasta que contaran la verdad. 

Después intentaron disfrutar de esa libertad media de la clase media haciendo turismo medio. Salieron de España por primera vez a conocer Europa. El espejo en el que se habían mirado tanto tiempo. Y vieron que no era para tanto. De vez en cuando todavía montaba algún discurso en la mesa con los demás pensionistas. Maldecía y odiaba con tanta intensidad como quería y amaba. 

El diagnóstico de Alzheimer no fue una sorpresa para él. Ya había notado que no se orientaba bien. Se había perdido un par de veces. Y olvidaba pequeñas cosas sin importancia. Apagar el fuego, las llaves, algunos nombres.Desde entonces la acompañaba a todas partes. 

Hace poco se rompió la cadera. Está sentada en un sillón. Mirando la tele. Él está todo el día en casa cuidándola. De vez en cuando vienen sus hijas y él sale a comprar algo o dar un paseo. Pero vuelve enseguida. Antes de que se acabe algún corte. 

Hace un mes conectó la tele a su ordenador de la otra habitación. El médico le ha dicho que ella es capaz de captar emociones e incluso de transmitirlas. Desde entonces monta una programación completa cada día con programas que a su mujer le gustaba ver. 

Hoy es 14 de abril. En la tele echan un Informe Semanal especial. Salen imágenes de un entierro de estado en el que acuden Zapatero y Aznar. Pero son imágenes del entierro de Suarez. También salen imágenes del monarca hospitalizado montadas con imágenes de marchas de la dignidad con banderas de la república ondeando al cielo. Después hay imágenes de gente rodeando el Congreso de los Diputados. La polícía carga contra los manifestantes pero los manifestantes se defienden. Salen imágenes de medios internacionales subtituladas. Como entonces hay que acudir a los medios de fuera. Hay conexiones especiales en directo en todas las ciudades española aunque son imágenes de la victoria en el mundial de Sudáfrica. 

Y aparece el primer rótulo: España ha declarado la III República. 

Ella mira sorprendida y emocionada la tele. Luego le mira a él. Y él le da un beso en la mejilla. 

Tantas cosas


Hace solamente un rato que te miro y ya te admiro. Hace media hora que me gustaría verme reflejado en tus ojos. Ahora mismo mi felicidad está atada a tu sonrisa. Llevo todo este tiempo columpiándome en tus pestañas mientras una brisa de aire fresco me da en la cara. Llevo un siglo intentando construir un crucigrama de cuatro letras que empiece con hola. Una poesía que no te asuste. Una adivinanza que no te haga pensar. Un cuento sin princesas. Tengo un atasco de besos en la garganta a la espera de un semáforo en verde. He ido y he vuelto mil veces hasta donde estás. He trazado un plan meticuloso para improvisar, un mapa sin ruta definida, un itinerario sin indicaciones.

Todo este tiempo que llevo mirándote estaba buscando una excusa para alejarme. Una razón para perderte. Una coartada para engañarme. La sangre me golpea en el corazón. Es vértigo. Miedo a quedarme pegado al suelo. Miedo a no ser capaz de saltar. A estrellarme. A ser invisible. A no existir. A volar solamente a ras de suelo. A quedarme en blanco. A perder la noción del tiempo. A que me des la espalda. A romper una primera impresión.

Ya me he aprendido de memoria tus gestos. He dibujado con un compás la geometría de tu cuerpo. He trazado un ángulo recto con tu hombro. Esta noche me quedaría a dormir en tu ombligo. Me quedaría a vivir en tu mente. Te enviaría postales del extranjero, te invitaría a desayunar diamantes, a luchar por Kamtchatka, a cantar desde un rincón exquisito, a sentarnos donde solíamos gritar.

Sigues ahí. Dame una pista. Un hilo del que estirar. Dime que vaya sin decirme nada. Tira de mi. Tengo miedo de tener miedo. No te vayas todavía. No te vayas. Necesito impulso para poder saltar. Me compraré un trampolín. Me compraré un trapecio para seducirte. Me haré funambulista. Pero déjame un hueco en tu almohada. Déjame soñar a tu lado aunque no duerma contigo. Déjame estar cerca. Oler tu perfume. Rozar tu cintura para darte dos besos. Dime tu nombre aunque yo te haya puesto ya cientos de ellos. No digas nada pero déjame escucharte.

¿Ya te vas? Lástima, tenía tantas cosas que contarte. 

Guardiola vs Martino: La magía (im)previsible


Los estilos se alimentan. Se engordan. Se nutren. Se construyen con un alud de polvo de estrellas, de pequeños gestos imperceptibles, de células vivas pero invisibles. Los estilos son un virus que ataca todas las células del equipo. Los estilos se hacen de manera inconsciente, pensando que lo que haces es lo normal, que no existe una forma mejor de hacerlo. Los estilos nacen sin darte cuenta. De pronto, descubres que tienes un estilo de hacer las cosas y que ese estilo es diferente al de los demás.

Guardiola creó un estilo en el Barça. Una manera de jugar al fútbol nueva o mejor una manera nueva de entender el fútbol. Las lineas que delimitaban el campo no eran límites para esa nueva esencia, dentro y fuera del campo el Barça jugaba a algo nuevo, el perfume de un juego, filosofía ateniense al servicio del aficionado.

El periodismo deportivo se empeña en buscar un cambio de ciclo cuando debería buscar un cambio de estilo. Un club de fútbol es una casa sin ventanas, cada vez que se abre la puerta entra aire y sale aire. Guardiola se fue cinco minutos antes de que la puerta se abriera.

Desde entonces el Barça da vueltas sin cesar a la búsqueda de un delicado equilibrio. Cuando la magía era imprevisible, cuando el silencio era síntoma de control, cuando la elegancia viajaba en autobús. Se dice de Guardiola que es terriblemente obsesivo y perfeccionista en el análisis y la racionalidad. Sin embargo, lo que más otorga valor a Guardiola es un aura, una actitud. La sensación de ser invisible pero estar en todas partes. Conseguir meterse en la mente de los jugadores hasta conseguir que interioricen un mundo nuevo, una nueva mirada, un nuevo juego, una nueva melodía que no te puedes quitar de la cabeza.

Para Martino hacerse cargo de una plantilla con la mente todavía en Guardiola era dificil. De hecho es imposible. Es un grupo humano que sabe jugar a lo que jugaba. Y los contagios del "entorno" no ayudan a mejorar la situación.

Guardiola y Martino. La cara y la cruz de diferentes monedas.

Guardiola construía un armazón estable y constante. Martino resquebraja el equipo y lo convierte en inestable. Va y viene. Guardiola era como una ola del mar que va a la playa. Constante. Implacable. Obligatorio.
Con Guardiola el balón acariciaba el cesped. Con Martino el balón silba en el aire.
Con Guardiola casi nadie podía dar más de dos toques. Con Martino nadie parece querer dar menos de dos toques. El balón se pega a las botas en lugar de circular. Las arterias se embozan cuando el balón se hace farragoso.
Guardiola abría el campo en banda para construir un imprevisible juego interior. Martino abre el campo para construir un previsible juego exterior.
Con Guardiola la presión defensiva era ofensiva, los jugadores corrían como locos para recuperar el balón. Con Martino la presión defensiva es defensiva y los jugadores corren como locos detrás del balón.
El Barça de Guardiola tenía el abrelatas de cualquier defensa de futbolin. El Barça de Martino voltea el futbolin de la desesperación.
El equipo de Guardiola diseñaba el juego como materia troncal. Para el Barça de Martino el diseño es una optativa.
Con Guardiola cualquier jugador sabía lo que hacer con el balón. Con Martino nadie sabe qué hacer con el balón.
En el Barça de Guardiola corría el balón. En el Barça de Martino corre todo el mundo.
Con Guardiola Messi sonreía. Con Martino Messi se aburre.
En el Barça de Guardiola nadie podía derribar a Messi. En el Barça de Martino es Neymar el que decide andar siempre por el suelo.
El Barça de Guardiola tenía siempre un as en la manga. El Barça de Martino tiene siempre dos ases visibles. Los individuos definían al equipo ahora los individuos deciden el equipo.

Con Guardiola el fútbol se alegraba y con Martino el futbol se entristece.

En el fútbol hay solamente un secreto para la magia. Que nadie te pille el truco. Si la magia deja de ser imprevisible deja de ser magia y pasa a ser lo de siempre. Y jugar a lo de siempre es competir con los de siempre. Jugar a lo que nadie juega es no tener competencia.


Test para saber si el banco en el que trabajas va bien o mal


Si algo hemos aprendido en la crisis bancaria actual es que las cosas van bien hasta que van muy mal o directamente no van. Los principales bancos-cajas intervenidos tenían un rating AAA un año antes, el Banco de España no había sancionado a nadie ni había advertido de casi nada, todos los periódicos daban por buena la situación y todo era bonito, el sol salía cada día radiante en las montañas de Heidi. Sin embargo cuando un banco cae en picado los que se van a la calle son los currantes y no los directivos. Esos son inmortales. Caen siempre por el lado de la mantequilla y así ya van amortiguando.

Por lo tanto, parece importante establecer algún método para detectar desviaciones significativas de un buen funcionamiento empresarial para saber establecer un itinerario profesional o directamente saltar del barco. En este post indico algunos procesos sencillos e intuitivos para saber si el banco en el que trabajas está virando, navegando o haciendo aguas. Claro que piensa que siempre puede haber un rescate. La cuestión es saber cuánta gente se habrá ahogado cuando llegue el rescate.
Los números no nos sirven porque se pueden cocinar. La contabilidad de todos los bancos fue buena hasta el día antes de la intervención. Lo que no se puede cocinar son las sensaciones, las actitudes, el aire. La intuición tiene elementos racionales en todas sus incursiones. Así que.. si trabajas en un banco fíjate y observa:


  • ¿De qué hablan tus compañeros con sus amigos y famliares?  ¿De lo bien que están? ¿Cómo hablan de su propia empresa? ¿La admiran? ¿Están comprometidos con su futuro? ¿Están seguros de lo que sucede? ¿Antes era la empresa más deseada para trabajar y ahora ya no? El primer termómetro es la plantilla. Una plantilla que no habla bien de su empresa es el primer síntoma de que algo no va bien. 
  • ¿Tus compañeros se medican para poder trabajar? ¿Lloran en la oficina? ¿Pierden peso? ¿Ganan peso? ¿Empiezan a fumar después de años sin fumar? ¿Se separan de sus parejas todos los de una oficina? La ansiedad es una enfermedad contagiosa de difícil retroceso. Una plantilla alterada se ha contagiado de algo que se respira en la empresa. Hay miedo o algo pasa. Alguien ha diseñado esa ansiedad para subirse encima. 
  • ¿Los jefes están tranquilos?¿Los coordinadores transmiten serenidad? ¿El jefe supremo está desaparecido? ¿Alguien lleva los planos y sabe donde va? ¿No los lleva nadie? Cuando el barco empieza a no ir bien los primeros que lo saben son los jefes. El capitán se lo suele comunicar a ellos primero. Si notas que están demasiado nerviosos es mal asunto. 
  • ¿Las órdenes son claras o van dando bandazos de un lado a otro? ¿Cambian de criterio cada dos por tres de manera tajante? ¿Hay gente que inventa la misma semana la rueda y el fuego? ¿Reinventan cosas inventadas?  La hiperactividad y el cambio de opinión constante respecto a aspectos importantes del negocio son un mal indicador. Diversos departamentos suelen hiperactivar a los demás para demostrar lo importantes que son. La hiperactividad deriva en agotamiento por burocracia. 
  • ¿Donde están los buenos?¿Personas que consideras válidas profesionalmente están siendo desplazadas de los núcleos de decisión? ¿Qué hacen con el talento? ¿Cambian a la gente constatemente de sitio? ¿Cambian los perfiles, los lugares, los equipos con demasiada rotación? ¿Qué perfil buscan para los puestos de responsabilidad? ¿Qué edad tienen los que llevan el peso de la empresa? A cada edad se corresponden características dominantes. ¿Buscan perfiles agresivos? Mal termómetro porque requieren urgencia en el achique de agua. La agresividad es una característica transversal. El agresivo comercial es agresivo también otras facetas. La agresividad en naturaleza es propia de los animales cazadores de urgencias. La rotación excesiva es síntoma de nerviosismo y ansiedad empresarial. No saben lo que hacen. Cuando no se tiene clara la alineación puedes acabar jugando en cualquier parte. 
  • Fijate en el organigrama. ¿Hay más controladores que controlados? El control es un síntoma de desconfianza y la desconfianza un síntoma de escasez. ¿Por qué controlar tanto si todo va bien? Fíjate también en los nudos. ¿Cuántos escalones tiene una decisión? ¿Cuántos peldaños tiene una venta? Cuanto más trabajo se produce alrededor del trabajo más tiempo se pierde y menos eficacia se produce. 
  • ¿La cadena empresarial funciona? ¿Las ausencias se cubren rápido? ¿Los cargos están vacios demasiado tiempo? ¿La publicidad llega a tiempo? ¿Te enteras antes de las cosas por la televisión que por tu cadena comunicativa?
  • Observa las inversiones. ¿La tecnología se está quedando obsoleta? ¿Tu silla está rota y no hay manera de conseguir una nueva? ¿Las máquinas fallan constantemente? Los primeros recortes vienen de ahí. No renovar aparatos, oficinas, mobiliario... ¿Y la formación? ¿Se hace para formar en temas importantes o se coge cualquier tema para conseguir la subvención? ¿Se quiere formar o decir que se está formando? 
  • Mira fijamente la innovación. ¿Los productos que te dicen que vendas son de vanguardia? ¿Son innovadores? ¿Te resulta fácil venderlos? ¿Presentan algún valor añadido que puedas explicar y sentir orgulloso? Si vendes lo mismo que los demás el mercado igualará porciones. Ninguna red comercial puede sostener una cesta de productos idénticos a los de la competencia. Cuando las cosas van mal la gente tiene tendencia a hacer un efecto rebaño, a hacer lo de siempre porque nos da seguridad. La profundización es modelos del pasado es imposible que funcione en el futuro. Conducir mirando el retrovisor aumenta el riesgo de accidente. 
  • ¿Argumentan a contrapelo? ¿Quieren ser líderes de un mercado decreciente? ¿Quieren aumentar cuota en un mercado a la baja? Se han obsesionado. Podrían darse cabezazos contra la misma pared cientos de veces. 
  • ¿Cada vez hay más rumores y menos información directa? Cuando las cosas van mal los jefes prefieren gestionar el silencio y no la palabra. En ámbitos de supervivencia la oscuridad es un mecanismo de defensa. Cuidado si tu entidad se maneja más por rumores que por información veraz y directa. Si se callan es que algo esconden. A la comunicación externa le pasa igual. ¿Tu banco no explica sus decisiones? ¿No contesta las críticas? Mal asunto. El que calla otorga. 
  • ¿Hay demasiado látigo? ¿Las decisiones se dejan de motivar y se dice que esto es así porque sí? Mal asunto. Hay urgencia, ansiedad, miedo, prisa. 
  • ¿La empresa recuerda para qué fue creada? ¿Hay cambios de forma jurídica? ¿La misión empresarial está clara? Las épocas de duda son épocas donde los halcones se comen a las palomas y el habitat se descompensa. No saber a que se dedica la empresa y buscar achicar agua con los remos es un síntoma de desesperación. Toda cultura empresarial asentada tiene unos valores sólidos enraizados. Cuando esos valores se arrancan de raíz es que algo no va bien. 
  • ¿Cómo va el trapicheo? Todos sabemos que en las empresas hay tráfico de favores. ¿Hay más? ¿Los ves a cada momento? ¿Pasan cosas que no habían pasado nunca? ¿Entra un directivo nuevo que es conocido por sus fracasos anteriores? ¿Te ponen un jefe para sustituir a uno que admiraba todo el mundo? Algo va mal, la supervivencia aumenta la empresa sumergida. Si los espabilaos empiezan a situarse en los camarotes de arriba es porque hay agua abajo. 

Pero sobre todo recuerda, cuando algo va contra lógica, la sensatez y el sentido común no puede funcionar. Y eso es así siempre.
Las hormigas de los bancos poco podemos hacer pero es bueno saber cuándo y cómo están pasando las cosas... por si hay que buscar un plan B.


Burbujas de ángel


Desde niño fabrico burbujas de ángel. Son pequeñas burbujas con un ángel dentro. Pálidas. De labios rosa. Flotan constantemente. Se las lleva el aire. Languidecen y rebrotan. Brillan. Soplas y viajan.

Cada ángel tiene su burbuja y sus pequeñas alas blancas imperceptibles. Pero yo las veo. Tienen una sonrisa a medias. Son un deseo que vuela fruto de la mezcla de un soplido y un jabón mágico que las hace volar. Aparecen de pronto. A veces una sola. Grande y desafiante que cae lentamente. A veces son varias a la vez que se mueven y forman un pequeño arco iris. Cuando el aire las transporta me gusta perseguirlas. Salgo corriendo detrás de una de ellas para intentar besarla. Al intentarlo a veces soplo un poco antes del beso y se van más lejos. Y la vuelvo a perseguir corriendo. Otras veces consigo besarla y explota. Y descubro que dentro no había ningún ángel. Que solamente había el reflejo de mi mirada. Que allí dentro había lo que yo deseaba y no lo que existía. Que la burbuja solamente era de agua y aire. Que en realidad nunca hubo fuego. Que todo parece estar bajo tierra.

Aún así, de vez en cuando sin querer abro la boca y juego a hacer una burbuja de ángel. Y la persigo hasta besarla para confirmar que está vacía. Pero yo sigo haciendolas por si algún día puedo besar a un ángel sin romper su burbuja.

Candidatos made in TV

Fuente: El Mundo
Cuando en el Reino Unido empezaron a retransmitirse las reuniones del Parlamento por la radio uno de sus integrantes se soliviantó por los efectos que eso tenía en algunos de sus compañeros que empezaban a exagerar la queja, a dominar la expresión, a construir un guión teatralizado para el nuevo público que no estaba allí pero escuchaba a través de las ondas. Le pareció que aquello ya no era política, que había algo de actor en todo ello. Muchos años después Ronald Reagan era presidente de los Estados Unidos y Arnold Schwarzenager de California.

España tiene un problema de liderazgos en todos los ámbitos. Las personas que hemos colocado en los ámbitos estratégicos de una sociedad son incapaces de conducir una situación que les supera. La generación de la transición está atrincherada y no hay quien la saque del poder en todas partes. No hablo solo de política. Hablo de cualquier parte. Siguen ahí. De tapón. No se van. No relevan.

En esa situación de desierto ideológico cualquier oasis puede acabar en espejismo. Tres de los candidatos a las elecciones europeas han nacido en una tertulia de televisión. Son el candidato de Podemos, el de Vox y el de Ciudadanos. Precisamente en las dos cadenas espejo (asimétrico pero espejo). La tertuliocracia está tocando cielo. Primero consiguieron alterar las agendas temáticas de los candidatos llevando la política real a la política mediática. Les pongo un ejemplo, el INE ha publicado una reducción de población en  España por retorno al país. El saldo neto de inmigración es negativo en mucho. Sin embargo, seguimos hablando de Melilla como eje mediático y la gente sigue creyendo que la inmigración es un problema (miren las encuestas del CIS). Así nos llevan los medios.
La política real lleva unos ritmos y la política mediática lleva unos diferentes. La política mediática se ajusta a los canones narrativos de un centro de entretenimiento como es la televisión. Esas pautas son a mitad de camino entre la retransmisión deportiva de boxeo o fútbol donde el líder de Podemos ha demostrado amplias habilidades de guionista y la gestión de las audiencias como seria el caso de Vox o Ciudadanos diciendo lo que un nicho de mercado (lean sobre "la señora de Cuenca") aplaudirá a rabiar.

Construir los liderazgos políticos sobre programas de televisión es darle a los directivos de televisión el arma definitiva. Nos tienen donde querían.

Pressing Catch polític PP vs PSOE


La campanya de les europees serà el primer esglaó per a la gran decepció de les estatals. Per això, l'esquerra hauria de concentrar-se molt més en les autonòmiques. Per molt mal que li vaja al PP i al PSOE el sistema electoral esbiaxat farà que continuen sent l'eix vertebrador del sistema polític.

Per això fan Pressing Catch polític. És una praxi habitual del bipartidisme de rotació. En la televisió sembla que es barallen però tot està arreglat. Si Rubalcaba li pega una patada voladora a Rajoy està tan arreglat com si Cospedal té contra les cordes a Valenciano. Sembla que es peguen però mai no es fan mal. De vegades, fins i tot sembla aparatós però és un teatre. Els dos partits participen d'un mateix model econòmic. Canten la mateixa cançó tot i que fan versions diferentes. Però la lletra és la mateixa. Això no significa que ja no hi ha diferència entre l'esquerra i la dreta. Significa que no hi ha diferències sensibles i estimables entre el PP i el PSOE en matèria de sistema econòmic. Els dos són partits liberals. A Europa passa dalt o baix el mateix Manuel Valls i Renzi són demostració de que la socialdemocràcia es simple socioliberalisme. I això és possible perquè els votants ho fan seguint criteris postmaterialistes (identitat, gènere, llengua, cultura, drets civils) i sacrifiquen els seus propis interessos de classe. Per posar un exemple ser religiós o espanyolista però pobre i votar a la dreta.

El PP i el PSOE fan cada dia Pressing Catch. I els convide a pensar sobre qui és qui anuncia les baralles i qui les arbitra. I especialment qui s'endu els diners de les entrades.

El laicismo tradicionalista religioso

Ya nadie se cree que España sea un país aconfesional. Los laicos somos consentidos con más o menos intensidad. Se nos permite una cierta libertad de expresión pero pare usted de contar. Con la Iglesia topamos cada dos por tres.

Estas últimas vacaciones las procesiones católicas han vuelto a inundar las calles de imágenes de dolor y sacrificio con una escenografía tenebrosa que siempre busca el miedo como base doctrinal. Pero sus imágenes más reverenciales se instalan en nuestras almas por cualquier vía e inundan nuestro pensamiento.

Tanto es así que sorprende ver a personas representativas del ámbito de la izquierda actúan como verdaderas devotas de esta fiebre procesional amparándose en el carácter tradicional y asomándose a la nostalgia infantil como coartada.

Soy fan de la gente que parece normal hasta que llega Semana Santa. Fan de la gente que no es creyente pero participa con gran devoción de la Semana Santa. Es un fenómeno para mi inexplicable y contradictorio. Pero nada que objetar al comportamiento individual. Esas creencias son libres aunque a mi me parezcan incoherentes. Lo que sí que me parece peligroso es que se produzca una proyección pública a la espera de algún caladero de votos. Ese caladero -el de la fe- la izquierda lo reclama para la intimidad y no para la publicidad. Sin embargo, hay una parte de la izquierda que cuando llega Semana Santa se transforman y se pone una peineta invisible y realmente piensa que es compatible y favorable enviar ese mensaje a toda la sociedad.
Esa proyección orgullosa y ostentosa del laicismo tradicionalista religioso -el laicisimo que abandera la tradición religiosa- es una muestra más de que en realidad aquí mandan los de siempre. Y se meten donde menos te lo esperas. Como decía la película: están entre nosotros.

Ya lo decía el cura que me dio la comunión. Dios está en todas partes. Y te vigila.

Crónica de un despistado en el #sansanfestival24h


Un país que se ha alfabetizado en cuarenta años parece intentar acelerar la alfabetización musical. Proliferan los festivales por todas partes pero el Sansan era una apuesta arriesgada. Competir con procesiones y ganar con algún que otro vía crucis es demostrar que el urbanismo español fue una burbuja pero el urbanitismo parece que ha venido para quedarse.

La lástima es que acudir a un festival de música supone más una apuesta por la música como fenómeno social que como fenómeno armónico. La música no llega a ser una excusa pero se queda en coartada de una diversión que sigue basada en botellas y botellas que amenazaban desde fuera como las trompetas de Jericó.

El riesgo y la mala suerte no suelen ser buenos amigos para este tipo de eventos musicales más cercanos al menú degustación que a la exquisitez gourmet. El Sansan hacia una apuesta fuerte por unas fechas que son variables y pueden ir desde finales de Marzo hasta finales de Abril lo que no siempre será favorable.

También apostaba por un enclave Gandía y por un recinto Wonderwall. La ausencia de parking instantáneo tenía un efecto disuasorio para los apóstoles del automóvil lo que hacía que la movilidad hacia el festival adquiriera tintes de procesión del ruido por un camino rural habilitado como acceso. Pero convertía el fenómeno en algo peatonal y callejero. Algo chulo. Casi humano y metafórico de la Valencia rural reconvertida a medias. El recinto cuidaba el descanso -lo que se agradece a una cierta edad- y admitía cenar sentado sin mayores problemas. Se despreocupaba de la sombra que todavía no es una necesidad imperante. Sin embargo, descuidaba la información. No había un punto de información central y eso constituyó un problema cuando surgieron todos los demás problemas. Twitter no es suficiente para miles de personas con facultades de percepción alteradas.

Wonderwall asumía el papel de zona resort de la comodidad del Sansan que tenía Zona Vip y -atención- Supervip precisando con detalle que sigue habiendo clases y edades también en esto de la música Indie.

El escenario permitía buena visibilidad, las barras daban salida a cualquier demanda a tiempo pero a unos precios que se alejaban del riesgo de deflación que nos auguran. Los lavabos todavía no olían a ciénaga, la entrada seguía incólume a pesar de que tras el primer día no parecía necesaria tanta infraestructura. Y comida caliente cerraba el círculo de la planificación prevista y que la Ley de Murphy no se encargó de aguar.

Pero Murphy había previsto más cosas. Una tormenta de primavera obligó a cambiar parte del equipo de sonido lo que constituyó la flagelación y martirización de los tres días de conciertos. El Sansan comenzaba su semana de pasión cometiendo uno de los pecados capitales de un festival: el lío de horarios. Cada grupo que subía cumplía con la liturgia de pedir disculpas, algunos de ellos enfadados. Ivan Ferreriro tuvo que parar porque el público le decía que no se oía. Y el equipo de sonido petardeaba tanto que acabó constituyendo la última mascletá fallera de Gandia.
Uno echaba a faltar alguna pantalla que hubiera servido de referencia más allá de Twitter y además hubiera adornado los conciertos pero dar los primeros paso siempre implica alguna buena ostia. Hay que dar margen para controlar los know-how. Y la inversión del primer año tiene siempre miedo al retorno.

El resto de riesgos eran musicales. Apostar por la música indie hecha desde España podía tener sus riesgos en un mundo voluble y soluble como el de las modas musicales. Vista la ausencia de discurso ideológico en todo el festival podíamos decir que lo indie es más un canal que una actitud. Tan solo La Habitación Roja hizo algún amago de causa cortoplacista y Love of Lesbian sacó a pasear su tibieza lingüística. Para un grupo catalán tocar en territorio valenciano sigue siendo tocar en tierra de nadie. Saben que el catalán es lengua predominante pero es lengua dominada con lo que el cantante acabó por expresarse en tres lenguas para no meterse en jardines mientras el público ni silbaba ni rompía en aplausos. Apatía: genero neutro, número plural.

El casting era indiscutible. No estaban todos los que son pero eran todos los que estaban. Second, Love of Lesbian, Miss Cafeina, Izal, Ivan Ferreiro. Lory Meyers.. .Todos cumplían con su minirepertorio de temazos y algún himno en miniatura. Pero el tamaño del nombre subía a Amaral un peldaño. Amaral subía al escenario tras su vídeo viral que se quedó en eso una gripe ideológica porque no subrayaron nada especial pero cumplieron con la parte artística. El panorama musical español es un espejo de sus votantes, hace tiempo que nadie dice nada por miedo a equivocarse y que la mitad fanática opuesta (RussianredGate) se le tire encima.



El Sansan Festival dejaba música acelerada de repertorios comprimidos y sin discursos de pegamento humano pero al final las ganas de diversión de una generación evasiva pudieron más que cualquier cosa.
El Comunitiy Manager del festival subía a las olas de Sansanito la máscota del festival. Una mascota es lo mejor que le puede pasar a la marea de estupidez selfiatica que recorre la mirada fotográfica de este país. Mientras tanto derrapaba ante las críticas y la falta de información que en ningún momento recurría a la tradicional megafonía o los simples folletos para informar de alguna suspensión y bastantes cambios.

El Sansan se está quitando los pañales así que todavía hace alguna que otra cagada pero la intención es buena y la ambición es máxima. Reunir lo mejor de la música indie española en una fecha llena de españoladas y peinetas es el símbolo de que todavía se puede convertir la música en una religión laica. Competir con crucifixiones y devociones con la mitomanía de proximidad puede estar de moda. Todo lo planificado salió bien salvo lo que falló. Y estamos en España donde se perdona al que malgasta el dinero público así que con mayor razón perdonemos a nuestros deudores musicales y librémonos del mal.
Amen.

Elogio de la indecisión


Si decidir es tomar decisiones, indecidir debe ser tomar indecisiones.
Las margaritas tienen sentido cuando tienen todas sus hojas. 
Un cruce de caminos es un camino indeciso que no sabe donde ir.  
Las preguntas a veces nacen sin respuesta. 

Indecidir te permite tener cualquier edad salvo la tuya. Indecidir te deja ser cualquier cosa que no serás nunca. Indecidir es seguir un rumbo indefinido. Indecidir es comprar todo y no vender nada. Indecidir es no renunciar a nada que es renunciar a casi todo. Indecidir es convivir con la duda, sentarte en la piedra antes de tropezar otra vez con ella.

La indecisión es un beso a medias, un amor incompleto, una huida eterna, un análisis interminable. 

No me libero de mi incapacidad para decidir. Me aferro a todo lo que todavía es posible. Me aferro a un antiguo mapa que tracé con tinta invisible. Desde entonces intento decidir siempre lo mismo y me convertí en indeciso. Aunque no pensar no signifique pensar en nada.

La indecisión es una panorámica eterna. Un jeroglífico sin mensaje. Una ilusión óptica. Las decisiones te atropellan y te deciden. Te someten mientras tu sigues pensando que el mundo gira en tus manos. La indecisión es una bomba del futuro que te explota en el presente. Una bola de cristal en la que todo es posible salvo exactamente lo que sucederá. 

Afronto mi indecisión como una cadena perpetua a soñar con algo perfecto. Personificar un mito. No decidir me permite pensar que aún estoy a tiempo de encontrar la gran belleza y de dar el gran salto.

Cualquier indecisión tiene un precio. El precio de tener ante ti todo lo que no dejas atrás. Decidir te obliga a asumir el peso de tus decisiones. Indecidir te obliga a asumir el de tus indecisiones. Y el peso de lo segundo es infinitamente superior al del primero.

El sindicalismo de los cojones

Podría haber escrito las ventas de los cojones, la falla de los cojones o especialmente el fútbol de los cojones. Los dos últimos años que jugué al fútbol combiné practicarlo con estudiarlo para sacarme el título de entrenador de fútbol base. Tenía varias asignaturas: táctica y estrategia, preparación física, reglamento, historia del fútbol, psicología deportiva. Yo jugaba en una categoría regional así que era frecuente que en el descanso alguien dijera la famosa frase: hay que echarle más cojones. Yo en aquella época ya tenía mi criterio de cómo debe llevarse un equipo de fútbol y desde luego no se relacionaba con los cojones.
La teoría de los "cojones" viene a decir que si echas empeño, tesón, sacrificio, esfuerzo o simplemente pasión todo saldrá bien. Es falsa. Es mentira. Eso no es así. Para que un grupo de personas (una organización) triunfe deben establecer un montón de detalles que se acaben por automatizar y funcionen. Hay que trabajar la cohesión, la participación, la implicación, el compromiso. Hay que diseñar claramente la misión, fijar medios disponibles, formar a la gente, asignar el talento y los liderazgos, hay que comunicar bien externamente, hay que comunicar bien internamente, hay que fortalecer la marca, manejar las incoherencias, observar a los rivales, determinar un estilo, asignar unos valores preponderantes, encontrar a las mejores personas, remunerar emocionalmente a todo el grupo, señalar los vectores de relación, potenciar los canales formales de relación, cuidar las discrepancias, planificar a largo plazo, improvisar a corto plazo... y un largo etcétera.

Pensar que se puede tener éxito con los cojones es una fórmula muy masculina y muy anticuada. 

Primàries sense majúscules

Les primàries són un sistema d'elecció de candidats novedós. És interessant per tant analitzar-lo i comprovar-ne l'evolució en el temps i en l'arc ideològic.
Fins ara ja tenim dos experiments de primàries al País Valencià. El primer experiment el va fer el PSPV i poc després Compromís va fer un altre experiment. Les primàries haurien de servir per diverses coses. La més important hauria de ser involucrar a sectors no afectes, il·lusionar un conjunt de la població amb un projecte ideológic. Això no sembla haver passat en cap dels dos casos. En el cas del PSPV sí que es va produir una "entrada" de persones però sembla més producte de dos factors. El primer seria que la major part d'eixa nova gent vindria de la mà del canvi proposat per Toni Gaspar. Persones atretes per la possibilitat d'un canvi en el PSOE valencià podrien haver mostrat interés per aquestes primàries. Sembla clar que Gaspar tenia més simpaties fora que dins del partit després de testar la ciutadania a través del contacte personal i les enquestes virtuals i comparant això amb el resultat final. Eixes persones lògicament hauran tornat a les seues cases i amb una certa decepció. Per tant, ahí no tenim l'efecte desitjat. L'altre conjunt de persones són precisament la reacció de l'antagonista lògica per guanyar una votació: portar gent a votar. Per tant, en este cas tampoc sembla que hi haja un efecte mobilitzador. Això es pot comprovar amb la sensació de seguir com sempre que mediàticament es respira al PSOE.

En el cas de Compromís que ja partia de xifres humils d'afiliació tampoc ha sigut un gran revulsiu. Bé és cert que eren els candidats de les europees on ningú coneix ningú i bé és cert que Compromís té massa tendència a la complexitat i el·labora mecanismes que freguen el misticisme per a posar ordre en els seus equilibris. Però la participació s'ha quedat en un 65% i això és molt poc per dir-li revulsiu.

Els dos experiments tenen en comú que ha gunyat el candidat que comptava amb el suport de l'aparell cosa que posa ja un primer però a la democràcia radical del sistema de primàries que es troba esbiaxiat per un primer parèntesi de notorietat. Els perdedors tenien un handicap evident de coneixement de marca. Ningú no vota a un desconegut.

He fet servir la paraula experiments perquè els mecanismes encara están verds i sense consolidar. Anirem mirant i analitzant els procesos. De moment el més important seran les primàries de Compromís per a la Generalitat.



La otra RSC: la Responsabilidad Sindical Corporativa

La Responsabilidad Social Corporativa ocupa según las épocas ya un espacio propio dentro de las empresas. Desde muchas esferas incluidas las sindicales se ha usado este método de persuasión para que las coporaciones abandonen ciertas tendencias egoístas y construyan un aura de nexo con su entorno local, humano y global. Cada empresa lo ha tomado de una manera. Algunas como un eje de su funcionamiento otras como un simple instrumento de propaganda.

Desde el punto de vista sindical la Responsabildad Social Corporativa es un buen instrumento de conciencianción en el primer mundo. En el caso que nos ocupa es un vector de relación que va desde el sindicato hacia la empresa para exigir un comportamiento responsable.
Pero existe el vector contrario, el nexo que une la empresa con el sindicato en dirección a la responsabilidad corporativa del sindicato. Evitando viejos y manidos estereotipos respecto al sindicalismo y su actitud ante la empresa en realidad ambas partes se necesitan. La empresa debe entender que funciona mejor con sindicatos que sin sindicatos (hay mucha bibliografia al respecto) y el sindicato debe entender que no existe sin la empresa. Por lo tanto se establece entre ambas partes una relación de colaboración confrontativa. Hacen de la contraposición de intereses una dialéctica superior que hace crecer al conjunto. Una sinergia evidente.

En este sentido hay que unir un factor nuevo. Si el sindicalismo no puede existir sin las empresas ¿hasta que punto es responsable de la marcha de la empresa? Y surgen multitud de preguntas en esa nueva ecología de la empresa ¿Qué nivel de participación se ofrece a los trabajadores en las cuestiones organizativas o comerciales? ¿Qué responsabilidad asumen los sindicatos al no denunciar desviaciones significativas de la actividad empresarial?¿Existe la culpa in vigilando de los sindicalistas? En definitiva estamos hablando del gran reto sindical del siglo XXI: el asalto a la capacidad organizativa de la empresa.

El paradigma dominante de rol sindical es el de vigilante de los derechos grupales de la plantilla asalariada. En la sociedad actual ese paradigma ha sido sobrepasado. Otros sectores requieren la atención del sindicalismo como los autónomos y también las nuevas fórmulas de contratación no laboral especialmente vinculados con las nuevas tecnologías. Y de otro lado también dentro de la empresa la teoría parece sobrepasada. El sindicalismo responsable y riguroso de hoy en día debe vigilar la empresa por cuestiones de índole ideológica y social. La reducción de normativa y órganos de vigilancia públicos es cada vez más importante y además como expliqué en Del Sí bwana al presidente desnudo dentro de la empresa la dialéctica crítica es casi imposible. Ese espacio debe ser asumido por el sindicalismo porque se está quedando vacío y es imprescindible.

Hace falta que el sindicalismo vigile y haga aportaciones al funcionamiento global de la empresa y no solamente a las cuestiones exclusivamente laborales. A eso llamo yo Responsabilidad Sindical  Corporativa. Las empresas de inicio se negarán aunque lo harán de forma poco inteligente ya que incluir con mecanismos de participación a los representantes de los trabajadores en espacios de decisión dentro de la empresa mejora las decisiones e involucra a los sindicatos en la marcha de la empresa. Después podemos debatir si esa elección debe ser directa (elección nominal y libre entre la plantilla o indirecta por designación sindical) pero esa participación puede ser muy positiva para las empresas, los trabajadores y su entorno. Sí, estoy hablando de una especie de "jefes" democráticamente elegidos dentro de la empresa.

Esta cuestión -por arrimar el ascua a mi sardina- es y ha sido crucial en banca. Los bancos quebrados en realidad eran cajas de ahorro donde existía participación de los trabajadores en los consejos de administración. Quebrar solamente ha quebrado un banco: el Banco de Valencia y es una experiencia que conozco de primera mano. Esas experiencias demuestran que el sindicalismo debe dar el primer paso y establecer mecanismos internos de vigilancia y andamiaje alternativo, es decir, opiniones alternativas sobre todas las cuestiones que atañen a la empresa. Esto es imprescindible en las cuestiones centrales de la actividad como decidir qué tipo de actividad se realiza y con que perímetro. En banca se ha demostrado que alguien debe auditar de manera permanente a la empresa. Y no me refiero a las cuentas, me refiero a los procesos. Cuando en una empresa bancaria se acumulan errores al final pagamos entre todos y eso es imperdonable.

Un deber sindical empieza a ser la Responsabilidad Sindical Corporativa. Comprobar como funcionan las decisiones estratégicas, la estructura de negocio, la estrategia comercial y de marqueting, la gestión del talento, la formación, la tecnología, el organigrama, los procesos de selección, los embudos organizativos, la dedicación horaria, el compromiso de la plantilla, la fijación de la misión empresarial, la generación de marca, la comunicación externa, la comunicación interna, el cultivo de la cultura empresarial porque cuando esto no se hace la empresa corre el riesgo de caer en una grave depresión que puede acabar en suicidio. Y eso en determinados sectores donde hay plantillas formadas y estructuradas es una verdadera lástima. 

Habrá debate televisado entre los candidatos a la Junta Local Fallera

Finalmente los asesores de cada candidato se han puesto de acuerdo lo que permitirá la celebración de un debate televisado entre los candidatos a la Junta Local Fallera. Desde los diferentes perfiles de Twitter, Facebook, Google +Instagram, blogger, pinterest y diversos canales de Youtube de cada uno de ellos se hace un llamamiento a todos sus seguidores para permanecer atentos a la pantalla. El pacto entre sus asesores de imagen incluye también un mismo hashtag que será #presidentoftheJLFelections para que pueda ser utilizado en todo el mundo.
Mientras llega el gran debate los diferentes candidatos siguen recogiendo avales e intentando ganarse los sectores más decisivos. Se dice que quien gana las elecciones en la Falla VoraMar es quien gana finalmente las elecciones ya que eso ha ocurrido en seis de las últimas siete elecciones.
Cada candidato intenta disputar el voto. Los expertos aseguran que el secreto puede estar en encontrar un buen equilibrio entre las fallas del Puerto y de Sagunto. La propuesta de Morte de plantar una falla del Ayuntamiento justo en la rotonda de Carrefour podría ir en ese sentido.

El algoritmo de las primarias de Compromís al descubierto

Morvedrelly Mirror es una página de humor gamberro
Empezó como un ejercicio de clase cualquiera y ha acabado como un gran descubrimiento con el que han ganado las Olimpiadas de Matemáticas de Insttitutos de Bachillerato. Los alumnos del Instituto Jorge Juan han encontrado el algoritmo que facilita la lista de Compromís tras las elecciones primarias abiertas y libres. El profesor que capitaneó al equipo de alumnos ha manifestado que "no fue fácil al tener que tener en cuenta más de cinco variables. Una media ponderada asignada como valor inicial a cada fuerza política interna dentro de Compromís que se tiene que poner en relación con una asignación porcentual de los votos emtidos unido a una ecuación de segundo grado para incluir la cuestión de género que se ve sometida a una suma trigonométrica de valores absolutos que condicionan todo el algoritmo".
Los alumnos han trabajado muy duro y piensan ahora en afrontar otro gran reto: el algoritmo de las primarias de Podemos. 

¿Cómo son realmente las reuniones de "lobos" en banca?


La primera reunión comercial a la que asistí me marcó profundamente. Yo venía de asistir a reuniones de muchos tipos, desde jugar en un equipo de fútbol pasando por ir a clase hasta pertenecer a una red de asociaciones. Las reuniones de empresa me sorprendieron porque eran muy básicas y simples. Las argumentaciones eran poco sólidas y acríticas, no se controlaban los tiempos de atención, el tono era permanentemente anodino y no existía ninguna participación ascendente.

Al ver el cortometraje de Lobos me he dado cuenta de que lo que ocurre en esas reuniones condiciona extraordinariamente nuestras vidas. Se trata de una liturgia semejante a la de ir a misa. Construye, reafirma y mantiene creencias limitadoras. Recuerda los pecados laborales y alimenta la culpabilidad de quienes no evocan los diez mandamientos laborales. Se construye una religión nueva: la de la empresa.

El cortometraje no refleja bien esas reuniones porque los métodos de diseño del pensamiento son mucho menos teatralizados y más subterráneos, menos obvios y más sutiles. Manejan resortes psicosociales propios de la mayor parte de los grupos. Simplemente el tema puede acabar en patología en función de la intensidad y la frecuencia. Para comprobar cómo un grupo entra en patología sugiero el visionado de la película La Ola que explica bien como un grupo adquiere vida propia y supera lo inesperado.

Casi todas las reuniones de grupos de persuasión (ideológicos o comerciales) son parecidas y mueven resortes emocionales sencillos y básicos como los siguientes:

  • Todo lo hacemos bien. La siguiente anécdota es cierta. Al ser el que más dominaba el tema tecnológico de maquetación me encargaron diseñar la presentación de un Plan Estratégico. El Plan incluía un análisis DAFO. Diseñé las páginas para cada apartado. Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. Mi Jefe de Area me hizo quitar la D y la A. Efectivamente, en nuestra empresa todo lo hacemos bien. No hay ni debilidades ni amenazas. Toma ya. Nuestros productos son mejores que los de la competencia, nuestras oficinas más acogedoras, nuestra tecnología la última esperada, nuestros planes son los más innovadores. Todo lo hacemos bien. Publicitamos lo bien que lo hacemos, fotografiamos a quienes mejor hacen lo que todos hacemos bien. Porque somos los mejores y eso es indiscutible. Es el paradigma dominante. Todo lo hacemos bien. Somos grandes. 
  • Los demás son el enemigo. Es la teoría de Canción Triste de Hill Street (Escucha la sintonia vengaaaaa...) . Tengan cuidado ahí afuera. Es la concepción de lo externo como conspiración. No estreches lazos con los clientes, son un caladero de peces. La competencia es peor que nosotros. Disponen de peores productos. Es incomprensible que no seamos los mejores. Se usa la fuerza de lo externo para crear un estado interno. En El jefe de todo Esto Lars Von Trier explica bien el proceso. Externalizar la responsabilidad de manera que la creación de un laberinto permita un cúmulo de irresponsabildades. Se ofrece una versión sesgada del mercado o de la realidad diseñada en favor de los intereses del conductor. Así se oyen frases como "el mercado lo demanda" o "el futuro va por ahí". Dos frases históricas y dignas de un análisis más profundo. La cuestión es que hay un ente externo - un Dios por decirlo de alguna manera- que señala el camino hacia la tierra prometida aunque claramente veamos que estamos en el desierto. Todo lleno de arena alrededor. Fuera no tenemos ayuda. Todo el mundo está en nuestra contra. 
  • Tu vida soy yo. Funciona como un amor enfermizo y celoso. Tu empresa debe ser tu prioridad absoluta. No hay nada más prioritario que lo actual, lo vigente. Para ello destruyen tu agenda constantemente con reuniones poco pertinentes. Surge el control pero especialmente el chantaje emocional. Si yo te hago regalos por qué no me haces tú. Si yo me quedo hasta las nueve porque tu compromiso es menor. Te anulan los lazos sociales (deja de ir al gimnasio.. esto es urgente, ya veremos a que hora nos vamos a casa hoy, que te cuide los hijos una chica... yo tengo el teléfono de una agencia, el domingo estoy cansado.. mejor nos quedamos en casa). Para ello invaden también tu vida con tecnología. En cualquier momento, en cualquier lugar acabarás pensando en el trabajo porque tu vida soy yo, la empresa. 
  • Las cosas son así. Existe una sola versión inquebrantable. Si entiendes eso crecerás en la organización. Si no lo entiendes sufrirás. Hay una versión oficial, recién pintada. Todo va bien (hasta el día que va tan mal que no se puede arreglar). En las cajas de ahorro con ERE saben bien de estas cosas. Todas las cajas intervenidas tenían balances saneados hasta un año antes de ser intervenidas. Todas las cajas quebradas tenían directivos brillantes que presentaban ideas geniales ejecutadas por subalternos acríticos. Hay una versión única de la verdad y es indiscutible. Cualquier salida crítica es considerada alta traición porque o bien estás jugando con la cohesión del grupo (imprescindible) o bien juegas con la imagen del colectivo. Bruto, tu también hijo mío? 
  • Fatiga. La inconsistencia de algunos argumentos (sí.. porque sí) se compensa con la reiteración. Ello conduce a una fatiga mental que impide cualquier mecanismo de participación y cualquier aportación de talento. Simplemente estás deseando que acabe la reunión. Se vencen los ritmos de concentración y atención hasta que tu cerebro simplemente se rinda. La escena de la rehabilitación de Alex en la Naranja Mecánica es una exageración narrativizada del proceso pero básicamente consiste en automatizar un resorte de docilidad y obediencia. Subrayo que los ejemplos son narrativos y a modo de ilustración caricaturizada. 
  • Todos estamos igual. El control individualizado responde a un intento de control de cohesión. Miran tus cifras. Comprueban los rezagados y los exitosos. Surgen los rankings. No puede haber rebeldes porque pueden marcar caminos alternativos. Todos estamos igual luego esto debe ser la normalidad. La estrategia de la rana hirviendo implica que todas las ranas deben hervir a la misma temperatura. Si una rana hierve antes los demás las verán morir y pueden saltar. El reparto de la presión, la fatiga y el miedo debe ser equilibrado. 
  • Todo es prioritario. Esto es una novedad reciente. La aparición del ejército de lo prioritario. Todos los departamentos exigen prioridad en el paso lo que construye un enorme atasco de prioridades. Cuando todo es prioritario en realidad nada es prioritario. 
  • El futuro puede ser peor. Cuando la motivación es extrínseca, es decir, uno hace las cosas porque le obligan al no acertar a entender ni la finalidad ni los medios, el miedo al futuro es un agente básico. Hay dos tipos de miedo al futuro. El miedo a que vaya peor y el miedo a que no vaya mejor. El segundo consiste en un tráfico de expectativas. Se trafica con el miedo a un estancamiento laboral. Para ello se promocionan y se premian actitudes correctas. Así se marca el camino. Si cumples las normas de la reunión (todo lo hacemos bien + tu vida soy yo + no te fatigues + todo es prioritario) crecerás. Si no las cumples quedarás marginado con lo que eso significa en cualquier grupo. El otro miedo sale a pasear de manera más sutil. El miedo básico a que vaya peor es la perdida del puesto de trabajo. Esto se hace con reflexiones del tipo: "todos tenemos gente cerca que lo está pasando muy mal", "el futuro de la empresa está en juego", "en esta campaña nos jugamos el pan de nuestros hijos". El miedo es un gran impulsor de actuaciones inconscientes y poco meditadas. Así ha acabado pasando lo que ha pasado. 

A mi me llamaron la atención todas estas. Habrá más porque una empresa mueve todos los resortes para que tu rendimiento se optimiza mientras tus costes se minimizan. Una empresa nace para sobrevivir y crecer indefinidamente, sin límite, y eso es un dinosaurio que necesita mucha comida. Así que hará que todas sus células entiendan el concepto supervivencia y muevan los impulsos eléctricos para que el cuerpo siga creciendo. No nos equivoquemos, esta sintomatologia se da en otros grupos, podría poner ejemplos desde fallas hasta una simple cena de ex alumnos de un colegio. La patología surge siempre de la frecuencia y la intensidad. Todos los grupos necesitan unas normas de cohesión pero hay grupos que se vuelven locos porque la frecuencia y la intensidad se disparan. 

Cojan la temperatura de las reuniones comerciales de banca porque tienen mala pinta. Se construye una imagen de una autopista preciosa y recién asfaltada que te ha de conducir al éxito. El problema es que acaba en el infierno. La temperatura comercial ya quema. 

Cortometraje: TqH (Tenemos que Hablar)

Quemad el Infojobs

Recientemente un ministro del gobierno actual recordó a los jóvenes que a la hora de decidir los estudios universitarios lo hicieran con un ojo en el Infojobs. Que mal ministro, que mal consejero, que mal ejemplo.

Queridos jóvenes y jovenas. En seis años todos muertos que dijo Keynes. Si tomáis las decisiones con el Infojobs abierto puede que vuestros estudios estén muertos dentro de seis años cuando tengáis que encontrar vuestro lugar en el mundo. Imaginaos que todo el mundo hace lo mismo y todo el mundo escoge la carrera en función de su utilidad hoy -ni ayer ni mañana- de su utilidad de hoy. Acudiréis a un mercado laboral masificado y clonado.

Quemad el Infojobs. Ni lo miréis. No perdáis ni un segundo. Cerrad los ojos e intentad veros haciendo algo. Haciendo algo divertido. Leed un libro de alguien que haga cosas que os gustaría hacer. Id al cine soñando con sentir la décima parte de lo que siente el protagonista profesional de la película.

Yo no sé si me equivoqué. Yo no tenía Infojobs pero la presión social por las carreras con salida era la misma. No hay decisiones erróneas. Solamente hay decisiones. La vocación no es solamente algo que tienes claro desde que eras un niño. La vocación no es una certeza, es una duda. Si dudas si puedes ser médico seguramente quieres ser médico. Nunca estarás seguro de lo que vas a poder hacer hasta que lo hagas.

Pedidles a vuestros padres un penúltimo favor. La generación de vuestros padres decidió que quería que tuvierais muchas cosas bonitas. Tener no es retener. Se olvidaron de luchar por vuestros derechos mientras intentaban salvar su culo. Quisieron dejaros una bonita herencia pero quemaron el testamento. Os vais a enfrentar al mercado laboral de mayor estrés, mayor dedicación y menor remuneración por hora de los últimos treinta años. Así que mejor será que trabajéis en algo que os guste, algo que os apasione. El tiempo es diferente cuando haces algo que te gusta.

Y después vendrá la decepción. El mundo real, el mundo profesional es muy cutre. Ya os lo advierto. Cutre cutre. Las empresas grandes desde fuera parecen grandes arquitecturas de talento y no son más que fallas de cartón pintadas con colores bonitos. Trabajaréis de lo que podáis. Así que estudiad lo que queráis.

Vuestra vida dará cien vueltas en estos cinco o seis años que os quedan de seguir soñando hasta empezar con las pesadillas laborales. Hace seis años Facebook era un reducto de frikies. Hace seis años no había whatsapp. Hace seis años Selfie era el nombre de un perro. Que nadie os diga lo que tenéis que ser dentro de seis años. Quemad el Infojobs. 

The Banking Dead. Los futuros zombies bancarios.


Aumentos de peso porque el cuerpo busca azúcares. Mayor tendencia a la obesidad con todos los problemas que acarrea. Menores defensas y más enfermedades por tanto. Más facilidad para contraer cáncer. Mayor riesgo cardíaco, hipertensión, arritimias. Trastornos digestivos, colón irritable. Trastornos respiratorios como el asma. Envejecimiento prematuro de la piel. Mayor riesgo de depresión y de baja autoestima. Falta de atención. Separaciones, divorcios, hijos desatendidos con adolescencias problemáticas, embarazos problemáticos.

Todos esos son los efectos a largo plazo del estrés crónico. Son síntomatología exclusivamente médica. No he incluido los mecanismos psicosociales como el básico: yo estoy estresado ¿tú por qué no? que está generando una grave epidemia en banca.

Últimamente escucho todos los días en las oficinas la frase "todos estamos igual así que... " Con esa sensación las empresas enfermas saltan una primera barrera, consiguen que la enfermedad se vea como la normalidad. Suben unos grados a la rana sin que la rana se entere.

El estrés en banca se consuma con estrategias convergentes. Algunas son parte del target de trabajadores. Soy consciente de que somos un colectivo que no ha acabado en banca por casualidad y que le gusta un cierto "prestigio" de persona importante. El estrés es la enfermedad de los "guays". Estoy estresado luego soy importante. Con la perspectiva de los años uno sabe que esa ecuación es falsa pero para entonces ya es tarde. Ya estás trabajando en un banco.

Saliendo de nuestro background de segmento social la enfermedad se gesta con dos vectores estirando uno de cada brazo. Por un lado la cantidad de trabajo a asumir y el tiempo disponible. Es imposible acabar todas las tareas asignadas de ocho a tres. Esto genera prolongación de jornada. La prolongación de jornada en banca tiene subidas y bajadas en función de la organización del trabajo y el tipo de negocio. Hubo épocas en las que uno podía cerrar un negocio de un millón de euros en una comida y echarse a dormir tres meses. Eso ha pasado a la historia. En el artículo ¿Por qué los bancos ahogan su red de oficinas? intenté explicar que eso ya no es posible. En las oficinas solamente queda la piedra dura. Y los objetivos comerciales de captación se han convertido en quimeras comerciales, puros deseos ficticios que las plantillas remedian con trucos y alguna mentira. Mentiras que los altos directivos leen con autocomplacencia. Pero te machacan mentalmente.

Por otro lado, esa diferencia entre carga de trabajo y tiempo disponible ha pasado de ser coyuntural a estructural. En el pasado había una acumulación coyuntural que se resolvía con una actuación coyuntural. Se acumulaba suciedad bajo la alfombra que un día decidías levantar y tirar. Eso te permitía un respiro de unos días quizá semanas. Te ibas a casa satisfecho y con la sensación de nitidez mental. Esto ha desaparecido. Todos los días se genera mierda bajo la alfombra. El trabajo es inasumible. No hay descanso. Todos los días te quedas sin recreo. No te da tiempo a hablar con nadie. Ni con los clientes ni con los compañeros. Las plantillas están calculadas para exprimir al máximo a los empleados. El estrés es una especie de partida contable de amortización de los activos humanos.

Alguien podría decir que un horario de ocho a ocho es un horario frecuente en temas comerciales. Es cierto. Es verdad. Lo que no es frecuente es la densidad de ese tiempo. El trabajo de banca no es un trabajo exclusivamente comercial de captación social y conversacional. Subsisten un montón de trabajos administrativos cuyo cálculo temporal la empresa obvia. Y no sólo eso, existen un montón de intangibles que la empresa no valora. ¿Cuánto vale que alguien te escuche cuando tienes un problema financiero? ¿O que te sonría cuando algo que para ti es un mundo se resuelve enseguida? Un empleado o empleada estresado no podrá ni atenderte, ni entenderte ni sonreírte.  La densidad de las tareas es constante y además salpicada de interrupciones constantes por la atención al público. No hay programación de trabajo que soporte una puerta abierta siete horas al día con trasiego de gente. Las empresas de banca quieren todo. Soplar y sorber. Atención al público permanente, horario de caja abierto todo el día y además una agenda comercial programada, y un trabajo administrativo invisible y no valorado.

Por tanto, extensión de tiempo, densidad de tiempo y organización del trabajo. La combinación de los tres virus tiene carácter de pandemia. El coste burocrático de venta se ha duplicado. Antes hacías una venta, esa venta computaba en tu oficina y dentro de un tiempo se comprobaba si las cosas iban bien. Eso ha pasado a ser diario. Cada día se transmiten las ventas. Ahora no hay que vender solamente. Ahora se programa una venta, se hace la venta y se comunica la venta. Son tres trabajos para la misma venta.

Alguien también puede decir que tenemos buenos sueldos. Pero llega un momento en que estás cambiando salud por dinero. Vendes vida a cambio de dinero. Estás acortando tu vida o saltándotela por unos miles de euros.

La pirámide generacional todavía permite ritmos altos y tráfico de expectativas (de mayor serás...) . En los 90 la expansión bancaria hizo que entraran varias generaciones completas que todavía están por debajo de los 40. Su plenitud profesional. Sin embargo, este ritmo sostenido va a generar un problema muy serio en el futuro. Si no removemos las causas tendremos que hacer frente a las consecuencias. Un ejército de Banking Deads en las oficinas. Gente que estará allí sentada, mirando hacia ninguna parte, acechándote para venderte una tablet, una tarjeta, un seguro o quizá...  unas preferentes.



Nuevos folletos turísticos en Sagunto

El nuevo modelo turístico impulsado por el concejal del area Ximo Catalán incluye un Pack de Bienvenida y Comprensión donde se incluyen diversas explicaciones para entender nuestra ciudad. Catalán quiere impulsar un plan que involucre a diversos sectores económicos para entender mejor a los turistas y que se sientan más acogidos. Para ello también se elaborará información para que los turistas entiendan mejor el lugar que visitan. El propio concejal presentó algunos de ellos bajo los títulos: ¿Por que las ruinas están en ruinas?, también explicó "Sagunto y Puerto, una lucha eterna" o "Paseando por Sagunto, cuidado con las aceras". Destaca también el Plano explicativo: "Sagunto, una ciudad de promesas" donde aparecen una ruta turística promesas incumplidas de los diferentes gobiernos municipales, autonómicos y estatales.

Morvedrelly Mirror es un blog de humor gamberro

El PP dejará el dedazo y pasará a un sistema de concurso oposición para elegir a los candidatos

El PP está harto de que se le critique por elegir sus candidatos a dedo. En nuestra comarca se va a instaurar un nuevo sístema de elección del candidato en pueblos de menos de diez mil habitantes. Se convocará un concurso oposición donde se baremará la trayectoria y experiencia y se deberá superar una prueba teórica. La prueba teórica se divide en cinco módulos en los que el o la aspirante deberá acreditar sus conocimientos en diversas materias. Según explicaba Filiberto Prats quien coordinará este proyecto piloto para ser candidato del PP hay que dominar aspectos de contabilidad como la contabilidad B, el desvío de fondos, el tráfico de influencias, la comunicación clonada y aspectos religiosos como el voto de silencio y el respeto a la jerarquía. Acreditados esos conocimientos los aspirantes serán baremados por un comité comarcal.

Humor gamberro

CC.OO da instrucciones para reclamar en las empresas el suministro puntual de folletos de bricolaje y decoración

"Los conflictos derivados de la falta de folletos de Leroy Merlin, Bricodepot o Práctica son cada vez mayores". La Secretaria Comarcal de CC.OO del Camp de Morvedre ha dado instrucciones a todas sus secciones sindicales de que planteen esta deficiencia en las mesas de negociación.
Los folletos de bricolaje y decoración son muy codiciados en las empresas. Según uno de los delegados de prevención de una importante empresa de la comarca "se están registrando peleas y discusiones especialmente a la hora del almuerzo y del café. Los problemas han surgido tanto en los turnos de acceso a los folletos como en los robos de folletos para llevarselos a casa. Algunas empresas están empezando a registrar a los trabajadores".
La solución pasa por un adecuado suministro por lo que se invita a empezar un proceso de negociación para contactar con empresas de reparto de publicidad y establecer una cantidad y una periodicidad en los envíos.


Morvedrelly Mirror es un blog de humor gamberro

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com